Hagamos la diferencia

Vecino al servicio de la comunidad

Samuel Reyes Gómez samreygo@yahoo.com

Publicado el

“Necesitamos que nazca otro José Reyes en Los Amates”, expresaba el alcalde de El Chol, Baja Verapaz, Enrique Milián, en homenaje póstumo en cuerpo presente, en la aldea donde nació don Chepe como cariñosamente le decíamos. También lo expresaron así varios vecinos de la aldea. Y es que las palabras de este alcalde oriundo de esta aldea tenían mucha razón, don José Reyes hizo mucho por la aldea y también por el municipio de El Chol. En sus años mozos, fue un vecino inquieto por todo tipo de proyectos tanto comunales como personales, que fueron ejemplo para la comunidad. Don Juan y don Gregorio Peláez, vecinos nostálgicos, ante la gravedad de don Chepe, cuando él aún no había muerto, me decían, cada uno por su lado: “Soy testigo de las luchas que él hizo acá. Yo iba a las entusiastas reuniones donde él nos unía para procurar el agua potable. Fuimos la primera aldea de El Chol en tener agua en nuestras casas. Luego, se construyeron las instalaciones de la escuela, y también nos motivó para agarrar piochas, palas y azadones para iniciar la carretera desde el pueblo hasta este lugar. Fuimos los primeros aldeanos en tener carretera en este municipio”. Otro vecino me decía que recuerda cuando en la casa de don José apareció el primer televisor, que se utilizaba con energía de acumuladores. Él iba a ver algunos programas de televisión, que mucha de las veces miraba incompletos, porque la energía de la batería se agotaba. También instaló un molino de nixtamal, y daba el servicio a los vecinos, al poder dejar de usar el tradicional molino de nixtamal de mano que tanto esfuerzo requería. Fue también el primero que tuvo un picop en la aldea, el que además de transportar todo tipo de mercadería, leña, granos, etc., era utilizado para transportar personas. Algo muy útil fue cuando él instaló el primer teléfono particular, que alquilaba a los vecinos cuando querían comunicarse con sus familiares, en especial los que estaban en el extranjero. En esa época fue una verdadera novedad, porque al no existir telefonía celular, era complicada la instalación, debía hacerse por cable. Una empresa ofrecía la posibilidad de trasladar la señal por medio de frecuencias radiales, pero no se comprometió a realizarlo en distancias grandes. Don Chepe hizo los cálculos para llevar la señal desde Guatemala hasta Baja Verapaz. El conocía bien toda el área, y sabía que el pueblo se observaba bien desde ciertos puntos de la ciudad. Se arriesgó en hacer una inversión, en ese tiempo altísima, y procedió a instalar en una casa particular una antena lo suficientemente alta para enviar la señal hasta Los Amates. En ese tiempo fue una verdadera proeza tecnológica, porque la señal debía hacer el recorrido en línea recta.

Fue alcalde municipal de 1972 a 1974, cuando los períodos eran de dos años. Por sus gestiones, el Inde inauguró el 20 de junio de 1973, en la cabecera municipal, el primer servicio de energía eléctrica, con un motor de 30 kilovatios, en horario de 18 a 24 horas. En ese año también se inauguró una venta municipal de medicinas, que sirvió de mucho apoyo a la población. También se inició la construcción del centro de Salud. Se construyeron tres puentes suburbanos sobre la Ruta Nacional 5, que hasta la fecha dan servicio en el municipio. Se desarrolló el proyecto de servicio de agua potable, captando el vital líquido en el río Chiquito. El 27 de enero de 1973 se constituyó la asociación de padres de familia, con el objeto de fundar la cooperativa para la creación del instituto de educación básica de la población, que principió a funcionar en enero de 1974. A los 92 años, entrega su espíritu al Señor, después de haber cumplido su misión en esta tierra. Escribí esta narración para que las nuevas generaciones de la aldea reflexionen y procuren servir, porque aún hay mucho por hacer.