Escenario de vida

Día de la Tierra, moda, arte y más

Vida Amor de Paz vidanicol@gmail.com

En abril, cuando  se celebra el mes de la Tierra, suceden cosas sorprendentes. Coinciden con la fecha, desde originales shows de moda en reservas privadas inspirados en la naturaleza, como exposiciones de arte con grandes artistas de la plástica. El primero se llama Respira Profundo, de Saul E. Méndez, y es un festival donde tanto la moda como el bosque se fusionan en uno solo, para alzar nuestra voz para realinear nuestros intereses a los del planeta.

Este festival es un regalo de la naturaleza para ser saboreado, palpado, observado y querido entre el glamur de la moda de Saúl. Desde 1995, Saúl ha creado grandes producciones y esta es una de ellas.

“¿Por qué querrá Saúl dedicar el tema del medioambiente al evento de moda que produce?” Primero porque está en el mes de la Tierra y siente que hay que hacer un alto al manejo irracional de nuestros recursos naturales. Segundo, porque hay que tender puentes en vez de abismos entre sectores, líderes y regiones. Tercero, porque ya es hora de unirnos para desechar la polarización.

Tal y como lo dice la invitación: “Esto te va a doler. El río Motagua, el río más largo de Guatemala, ahora es el desagüe más grande de Centroamérica”.

Días después, en Antigua Guatemala estará de gala, al abrir la exposición de arte Penso —Creo, en italiano—, de Mendel Samayoa, quien además de artista de la plástica es director de cine y productor, fotógrafo, escenógrafo y escultor. Quizá por mi sensibilidad de ambientalista veo en sus pinturas siluetas vestidas de naturaleza. Las veo como que saliesen fuera del marco y cobraran vida. También reconozco en ellas elementos de agua, viento, fuego, tierra, lluvia. Todas aparecen de forma surrealista y mágica. Penso es la tercera de las exposiciones de Mendel este año en Antigua.

Abrió en Quetzaltenango con Relatos Asimétricos 4, en la Casa de la Cultura.

Su primera exposición la hizo muy joven, siendo aún estudiante de arquitectura de la Usac. Luego residió en Santiago de Chile durante 10 años y se inició en el expresionismo. Allá trazó su principal estilo, con sus primeras incursiones en óleo.

A su regreso, Mendel residió en Antigua Guatemala donde impartió cursos de expresión y arte en la famosa galería El Sitio. No me extraña que en el 2004 haya fundado, junto a tres colegas arquitectos/pintores, un colectivo artístico basado en una técnica poco ortodoxa y totalmente innovadora de pintar en vivo, en la calle, hasta completar una sola obra de arte final. Finalmente fundó una galería taller con el nombre de Caos, que aún existe y donde han expuesto grandes de la plástica nacional.

Su trayectoria siguió avanzando hasta llegar a galerías de París, Francia, y expuso en The Other Art Fair, de Londres, junto a unos 150 artistas de nivel mundial, siendo el artista mas vendido de la colectiva nacional.

En esta nueva exposición, Mendel nos lleva por senderos sorprendentes hacia otra dimensión. ¿Será por su reveladora gestualidad humana? ¿Por su expresionismo figurativo? ¡O quizás por su surrealismo antropomórfico! Sus historias las arroja en lienzos con lo que se le conoce como siluetas lavadas y con ello logra plasmar la emoción al exterior. Mendel ha capturado mi atención con sus lienzos hechos poemas, de imágenes imprevistas y de sorpresas insurrectas.

¡Qué bonita forma de pensar en que todos somos uno en este planeta! Son personas reales que nos unen con su arte, y nos llevan volando a otras dimensiones sabiendo que hay un amor profundo a lo que hacen para transmitirlo a los demás.

vidanicol@gmail.com