Economía para todos

Empresa familiar de Juan de Barreneche

José Molina Calderón josemolina@live.com

Juan de Barreneche y Aguirre, que fue el hombre más rico de Guatemala a principios del siglo XVIII, tuvo una hermana que murió en su villa natal mientras su hermano Juan vivía en Guatemala, y un hermano, Francisco, que emigró a Lima, Perú, donde murió.

Fundó una empresa y aun cuando no la heredó a sus parientes, constituye un caso de estudio para empresa familiar (EF) en lo que se refiere al área empresarial. Al igual que Juan Fermín de Aycinena, el hombre más rico a finales del siglo XVIII provenía de Navarra. El historiador Horacio Cabezas me proporcionó un resumen de su vida. Dice seguidamente.

Barreneche y Aguirre, Juan de (1675-1752). Comerciante de añil y grana, Alcalde Mayor de Escuintla (1606-1614), Alcalde Mayor de Sololá (1718), Alcalde Ordinario (1722 y 1728) y Hermano Seglar de la Tercera Orden Franciscana (11/7/1737). Nació en Lesaca (Navarra, España), el 8 de octubre de 1675. Hijo de Francisco de Barreneche y María Francisca de Aguirre, dueños de la casa Falquesenea. No se casó, ni tuvo hijos.

Por haber comprado el cargo de Alcalde Mayor de Escuintla, pasó a América en 1706, acompañado de sus criados Pedro de Dolarea y Martín de Arguinarena. Sus principales operaciones comerciales eran con Perú, Nueva Granada, Oaxaca, Veracruz y España. Su casa señorial estuvo entre la Catedral y el Convento de San Francisco. Fue propietario de tierras en Chimic, Chiché, Cabracán y Chuacorral, en Sololá; así como de un ingenio de hierro en Los Esclavos.

En 1709 ofreció a la Corona 3,000 pesos por el cargo de Visitador de Obrajes añileros, ingenios de azúcar, trapiches, molinos de trigo y haciendas de ganado, pero no se le aceptó, pues la Corona consideró que afectaría económicamente a los indígenas… En 1730 era uno de los principales exportadores de añil hacia Cádiz.
El 11 de octubre de 1732 fundó una capellanía en la iglesia de San Martín de Lesaca… En 1734 donó más de 3,000 pesos al Convento de Santa Catalina de Guatemala. El 22 de mayo de 1748 pidió cobrar a Juan de Abaurrea el valor de 60 zurrones de cacao.

Testó el 12 de agosto de 1748, ante el Escribano Antonio González. Su albacea y heredero principal fue Joseph de Michelena. El valor de sus bienes ascendió a 358,956 pesos de a ocho reales, de ellos 35,016 en España; 71,400 en Perú; 146,440 en Nueva España y 106,100 en su poder. Destinó cerca del 80% de sus bienes a legados y limosnas para diversas instituciones eclesiásticas y fundaciones conventuales; y 100,000 pesos de a ocho reales de plata para personas e instituciones de Lesaca.

Parte de ese dinero fue utilizado para la confección del Retablo Mayor y las extraordinarias tallas de la Inmaculada Concepción y de San Martín de Tours, realizadas en Madrid hacia 1752-1754 por el escultor Luis Salvador Carmona. Dejó 8,000 pesos al Convento de San Francisco; 13,500 pesos para la fundación de una obra pía en favor de los enfermos pobres del Hospital San Juan de Dios, siendo su patrono el Rector de la Compañía de Jesús. Falleció el 16 de febrero de 1752, en Santiago de Guatemala. Pidió ser sepultado en la Iglesia del Colegio de Cristo Crucificado de Misioneros Apostólicos de Propaganda Fide. Sus albaceas fueron su sobrino José de Michelena y sus paisanos y familiares Francisco de Iturregui y Juan Bautista de Iturralde, así como Juan de Pezonaga. Según Javier Abad Viela, fue el hombre más rico de la Guatemala del siglo XVIII.