Economía para todos

Empresas familiares centenarias

Al acercarse el bicentenario de la Independencia de Guatemala el 15 de septiembre 2021 se analizarán las principales empresas familiares de Guatemala (EF) de las que hay información pública disponible.
Un caso que se analizará es al principio de la época colonial y se refiere al contrato para la expedición a Perú que firmó Pedro de Alvarado, en donde hay buenas prácticas para las EF.

En el período colonial antes de la independencia surgieron empresas que han llegado hasta el siglo XXI. Las más conocidas son la empresa familiar Arrivillaga, del siglo XVII, y la empresa familiar de Aycinena, del siglo XVIII.
En la época de la Independencia existían varias EF, algunas de las cuales tuvieron corta vida. George Alexander Thompson fue comisionado en 1825, para informar al gobierno británico sobre el estado de la República Federal de Centroamérica, que era una república recién fundada. Él hizo una lista de las principales familias de la Ciudad de Guatemala, con el valor estimado de sus caudales, propiedades y empleos. La de mayor tamaño patrimonial era los Pavones, refiriéndose a la familia Pavón. Este autor escribió los nombres en clave y trataré de descifrarlos para el análisis de las EF.

Empresas siempre se han formado. Durante el período conservador que continuó la legislación colonial se podía hacer solo lo que la legislación permitía. A partir de 1871, después de la Revolución Liberal, se plantearon mercados libres en los que cada quien podía hacer lo que le pareciera. De esta época surgen muchas empresas familiares que se dedican al cultivo del café.

Durante la época del presidente Lisandro Barillas (1885-1892) se hizo un tratado comercial con Alemania, del cual se dieron muchas facilidades para que jardineros alemanes, como se les llamaba a quienes fueran a dedicarse a la agricultura, tuvieran oportunidad de cultivar café. Esto lo hicieron con mucho éxito y de ahí surgieron un gran número de EF de origen alemán.
El siguiente grupo de EF se formó durante el período del presidente José María Reyna Barrios (1892-1898), con ocasión de los trabajos para el embellecimiento de la capital de Guatemala, ya que el mandatario quería convertirla en otra París. Llegaron muchas personas de distintas profesiones y arte, que establecieron EF.

Otro gran impulso que se dio a la creación de EF fue a raíz de la Revolución de Octubre de 1944, y en el gobierno de Juan José Arévalo (1945-1951), cuando se emitieron leyes de fomento industrial y se promovió el cultivo del algodón.

De nuevo, a raíz de la creación del Mercado Común Centroamericano, en 1959 surgieron EF que han llegado hasta nuestra época.
Y a mediados de la década de 1980, cuando se empezaron a reducir los altos impuestos arancelarios que se habían establecido para el Mercado Común Centroamericano, la economía empezó a liberalizarse. Simultáneamente se abrieron mercados nuevos de exportación, denominados productos no tradicionales, que a su vez dieron lugar al nacimiento de nuevas EF agrícolas y textileras.
EF también existen en las provincias. Se cuenta con alguna información de EF de Quetzaltenango. De otras provincias habrá que localizar la información.

A lo largo de estos siglos de EF se observa que las que han logrado sobrevivir han tenido buenas prácticas en la organización de la sucesión y administración de las empresas, lo cual conviene analizar.
Se cuenta también con EF organizadas por personas de varias naciones: España, Francia, Bélgica, Italia, Reino Unido, Estados Unidos de América, Alemania, China, México y países centroamericanos.