Urbanismo y sociedad

La migración a EE. UU. es un fenómeno antiguo

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Desde finales del siglo XIX hasta nuestros días se pueden identificar cuatro momentos significativos del fenómeno migratorio. La OIM afirma que la migración se origina en la pobreza, por la falta de empleo y oportunidades en una sociedad con profundas desigualdades. La OIM lleva publicando este tipo de informes desde el año 2000, con el objetivo de fomentar una mayor comprensión de la migración en todo el mundo. La OIM indica que el 97.1% de las personas que envían remesas a Guatemala viven en Estados Unidos, seguido por Canadá (0.8%) y México (0.7%). La encuesta se realizó entre más de tres mil familias, en 170 municipios guatemaltecos.

Las migraciones hondureñas arrancan en las primeras décadas del siglo XX, cuando Estados Unidos y Honduras estrechan lazos de amistad y cordialidad diplomática. Honduras se convirtió en la “república bananera” por excelencia. Algo que se volvió particular a los países de Centroamérica, una etiqueta aún persigue a estos países. En Honduras las personas huyen de la pobreza y la violencia. Con una tasa de homicidios de 43 por cada 100.000 habitantes, Honduras es considerado como uno de los países más violentos del mundo, principalmente por la operación de las pandillas y la incursión del narcotráfico, el 68% de los nueve millones de habitantes en Honduras vive en condiciones de pobreza. La mayoría culpa al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, de no terminar con los problemas sociales, según reportó AFP. Junto a Jimmy Morales critican a la caravana migrante que intenta entrar en USA, cuando ambos están metidos en problemas legales. El hermano del presidente de Honduras está acusado de narcotraficante y metido con las mafias de Estados Unidos. Y Jimmy Morales admitió que la situación por la que pasa su familia es difícil, tras la detención de su hijo y hermano, acusados de corrupción.

La estructura política corrupta actual de Guatemala arranca en 1901, cuando el dictador Manuel Estrada Cabrera, aprovechando el poderío financiero de la «frutera», una filial de la UFCO, contrató la construcción de un ferrocarril entre la Ciudad de Guatemala y Puerto Barrios, la primera gran red ferroviaria de Guatemala. Por 99 años, la IRCA pasó a ser la única concesionaria de los ferrocarriles del país, con lo que adquirió el monopolio del transporte del café y del banano desde la Costa Sur para llegar a Puerto Barrios. También obtuvo permiso de compra de los terrenos en Puerto Barrios y la exclusividad en el derecho a transportar correo entre Guatemala y EE. UU. En el siglo XX, esta se convirtió en una fuerza política y económica determinante, influyendo sobre gobiernos y partidos políticos para mantener sus operaciones con el mayor margen posible de ganancias, al extremo de auspiciar golpes de Estado y sobornar a políticos, que dejaron escuela en Guatemala, que aún persiste.

Ahora Trump intenta corregir esta política corrupta y ordena la elaboración de una lista de funcionarios y particulares corruptos de Guatemala, Honduras y El Salvador, informó la congresista de origen guatemalteco, Norma Torres, quien hizo esta propuesta y se reunió con Iván Velásquez, y dijo: “Está haciendo un excelente trabajo y ha sido socio importante de la lucha contra la corrupción”; y contra gobiernos como el de Jimmy Morales, que dice que no renovará el mandato de la Cicig y echó al comisionado Velásquez, a pesar de que la Corte de Constitucionalidad confirma que no tiene impedimento para entrar al país. Es evidente el intento de protegerse a sí mismo y a sus compinches de cualquier investigación.

alfonsoyurritacuesta@gmail.com