Urbanismo y sociedad

Lo que Natura no da, Salamanca no lo presta

Alfonso Yurrita Cuesta alfonsoyurritacuesta@gmail.com

Archivado en:

alfonso yurrita cuesta

La carencia de estudios superiores y la ausencia de un fuerte recorrido por la nación de las autoridades están provocando errores al momento de la aprobación de iniciativas y leyes para el Estado, generando “sorpresas” que producen un desgaste a los organismos estatales. El Estado de Guatemala se ha convertido en un revoltijo político y administrativo sin rumbo claro, ni ideológico, que nos está llevando a un mundo donde se realizan acciones irracionales; en este mundo binario que supone un cambio radical en el tratamiento de la información y dependiendo económicamente de las remesas que han aumentando, pero también los expulsados. (PL)

Existe una falta de planificación regional, que es aquella actividad orientada a proyectar un futuro deseado de manera efectiva, que contempla varias etapas, las cuales son la planeación, negociación, ejecución, control y evaluación de planes digitales. Esta puede ser centralizada o descentralizada; participativa, imperativa o indicativa; estratégica, integral o sectorial; municipal, regional o nacional, prospectiva o coyuntural, en un contexto de equilibrio contingente, es aquélla que no es por sí, sino por otro sí (desórdenes), la que determina el tipo de planeación que puede realizarse y el conjunto de actividades orientadas a realizar. Con ello se establecen planes sectoriales concretos y detallados de los aspectos físicos, económicos y sociales de una región determinada, entendidos como un proceso continuo en función de la interacción sectorial de dichos aspectos. Es un proceso integral de proyección de actividades de una región o regiones determinada(s). Esta considera las etapas de planeación, negociación, ejecución, control y evaluación de los planes.

La planificación regional consta de planes sectoriales, los cuales requieren ser concretos y detallados en los aspectos físicos, sociales y económicos, que son las herramientas más importantes que tiene el país para su desarrollo y bienestar y forman parte de un proceso continuo de intersección con el sistema. El EDOM, por ejemplo, establecía que “una planificación regional debe de contar con un diagnóstico institucional que incluya los recursos naturales, población y estructura social, uso del suelo, zonificación de las propiedades, control urbano, transporte y comunicaciones, servicios públicos, equipamientos y economía. Todo esto debe de ir acompañado de una estructura administrativa institucional que permita llevar a cabo todos estos planes y programas”.

Pero, según analistas, la carencia de estudios superiores, desde la Presidencia a los diputados, está provocando errores de iniciativas de algunas leyes, como es el caso actual de la ausencia de un nuevo presupuesto para el Estado, que va a causar problemas, en especial a las estructuras sociales dependientes del Estado. Aunque hayan estudiado en la universidad, tienen muy poco conocimiento de la realidad nacional. Son los que generaron el llamado “pacto de corruptos”. Son diputados que se aprovechan para colar decretos como “legalizar la corrupción en el país”, como dice la Fiscal General, ya que ninguna ley en el país exige que un diputado o funcionario público deba haber pasado por las aulas, por lo que los actuales políticos con sus decisiones y su incapacidad están afectando a todo el país. Uno de cada tres diputados carece de algún título universitario. “Según los registros del Congreso, 103 diputados han egresado de alguna universidad, mientras que 55 no cuentan con estudios superiores”. (A E. Miguel) y no digamos el presidente, con un triste currículo.

alfonsoyurritacuesta@gmail.com