TIEMPO Y DESTINO

“Los cubanos lo lograron solos”

Luis Morales Chúa

La visita del presidente de los Estados Unidos a Cuba debe ser apreciada no solo por terminar con el último rescoldo de la Guerra Fría en América, sino porque permitió conocer algunas excelentes realidades de la vida de los cubanos.

La propaganda negra según la cual los cubanos se mueren de hambre, no disfrutan de ningún derecho humano, las cárceles están llenas de presos políticos y, en términos generales, Cuba es un infierno, queda coja como consecuencia de las palabras del presidente Obama y del reconocimiento de instituciones internacionales de crédito que hasta hace poco tiempo se habían esforzado en desesperar a la población para que derrocara al Gobierno cubano. Lo cual no consiguieron ni siquiera con una invasión armada en abril de 1961, de la cual formó parte el Gobierno de Guatemala, presidido por el general Miguel Idígoras Fuentes.

Según un despacho reciente de la agencia noticiosa Reuters, Cuba es líder entre muchos países en el bienestar de la población. Esta agencia noticiosa inglesa tiene corresponsales en más de 200 ciudades, de 94 países, incluido Guatemala. Su especialidad es “distribuir informaciones sobre los mercados financieros, valores de los tipos de interés y precios de acciones, hacer investigaciones, análisis y productos de mercadeo que permitan a los agentes la compraventa de divisas y acciones por ordenador en lugar de hacerlo por teléfono”, según datos informativos que pueden ser consultados en internet. El despacho, dice lo siguiente:

“WASHINGTON (Reuters) – El Banco Mundial reconoció el lunes que Cuba, que está excluida de los préstamos a los que acceden otros países en desarrollo, tiene mejores indicadores sociales que muchos de ellos. Las estadísticas del informe Indicadores del Banco Mundial, difundido durante las reuniones de primavera del organismo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), muestran que los cubanos viven más tiempo que otros latinoamericanos, incluyendo a los puertorriqueños, cuyo país es un Estado libre asociado de los Estados Unidos. Los niveles de alfabetismo de la isla gobernada por el comunismo sólo son igualados por los de Argentina y Uruguay, países de ingresos medios. “Cuba ha hecho un gran trabajo en educación y salud, y si uno juzga al país por la educación y la salud, han hecho un trabajo excelente”, dijo el presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn. “Por lo tanto, no tengo dudas en reconocer que ellos han hecho un buen trabajo, y no me molesta hacerlo”, expresó. “No fue con nuestro consejo. No tenemos nada que ver con ellos. Deberían ser felicitados por lo que hicieron”, añadió.

Los datos del Banco muestran que la expectativa de vida en Cuba es de 76 años, la segunda más alta después de Costa Rica (77 años), en el mismo nivel que Chile, considerado un ejemplo de economía de mercado, y superior a la de Argentina, Uruguay y México (72 años en los tres casos), mientras que en Brasil es de 67 años.

La mortalidad infantil en Cuba es siete muertes por cada mil nacimientos con vida, mucho menor que en el resto de América Latina, incluyendo a Puerto Rico (10 por mil).

Sólo tres por ciento de los hombres cubanos por encima de los 15 años no saben leer, una tasa de alfabetismo que es cinco veces mayor que la de Brasil, y 16 veces mayor que la de Haití. Cuba se retiró del Banco Mundial y el FMI el 14 de noviembre de 1959, a menos de un año de la revolución liderada por Fidel Castro y el país permanece fuera de las instituciones originadas en Bretton Woods, junto con Corea del Norte, Libia y Myanmar”. (Fin de la cita)

Y eso, agrego yo, que durante 49 años Cuba ha tenido que hacer frente a un embargo comercial por parte de los Estados Unidos que, imagino, habría sofocado a países capitalistas en desarrollo, como Guatemala que son amparados por las instituciones internacionales de crédito y no pueden apuntalar sus economías sin préstamos a largo plazo y en condiciones muy favorables, establecidas para países pobres a fin de ayudarlos en su desarrollo.