Imagen es percepción

Magnífica iniciativa en Antigua

Brenda Sanchinelli imagen_es_percepcion@yahoo.com

Publicado el

Ahora que el Inguat se ha dado a la tarea de promover el turismo en nuestro país, es muy importante enfocarnos en Antigua Guatemala, ciudad designada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por su valor histórico excepcional y la belleza de su arquitectura colonial.

Ubicada en el corazón de Antigua se encuentra la Catedral de San José, un monumento arquitectónico de gran interés histórico, por haber sido el edificio sede de la Iglesia Católica en la Época Hispánica, testigo del desarrollo religioso, político, social y cultural de la Nación.

Tristemente, y como muchos otros monumentos antigüeños que se han ido deteriorando a lo largo del tiempo, sin que nadie les ponga la debida atención, por muchos años se había encontrado esta Catedral totalmente abandonada, su estructura seriamente deteriorada y sin mantenimiento.

Este modelo de edificación forma parte de un grupo de construcciones que irradian el patrimonio intangible, que simboliza la identidad del pueblo guatemalteco, representado en costumbres y tradiciones. Esta imponente edificación está relacionada con las magníficas obras de arte de los siglos XVI, XVII y XVIII, así como con documentos y otros bienes que reflejan la alta calidad artística e histórica de Guatemala.

La buena noticia es que, por iniciativa de la Iglesia Católica y el arzobispo metropolitano, monseñor Óscar Julio Vian, se formó el Patronato pro Conservación, Restauración y Rehabilitación del Conjunto Monumental de San José, Catedral de La Antigua Guatemala. Una organización sin fines de lucro, integrada por antigüeños y amigos de la ciudad colonial, que preocupados por preservar este patrimonio cultural se han dado a la tarea de lograr un cambio.

Esta iniciativa principió en el 2014, con este grupo que trabaja ad-honorem, con el único fin de recuperar esta joya arquitectónica, de gran importancia, por la configuración urbanística de esa ciudad colonial, que delimitó la plaza de la primera ciudad planificada de América, —es decir, integrando el sentido político, religioso, social y comercial—.

En los trabajos se han seguido las más estrictas y actualizadas normas de conservación y restauración para ese gran monumento, de la mano de una adecuada gestión y uso sostenible que asegure la preservación de sus valores y su incorporación plena a la comunidad antigüeña. El objetivo es dar al monumento un uso digno y congruente, en el que converjan espiritualidad y cultura en eventos pastorales y culturales.

Los espacios rehabilitados del inmueble constituirán un lugar para la convivencia pacífica de nacionales y extranjeros.

La fascinante historia de este complejo se remonta al 29 de octubre de 1669, cuando inicia la monumental construcción de la “Tercera Catedral”, obra a cargo del maestro Joseph de Porres.

La Catedral de San José registra la calidad del trabajo intelectual de los arquitectos y constructores de esa época. En este edificio se puede leer la historia del país, pasando por las diferentes etapas y usos hasta la actualidad.

Hoy, a 347 años de su construcción y gracias a la colaboración de personas individuales y de empresas como Cervecería Centro Americana y Banco G&T Continental, ya se han concluido las tres primeras fases del proyecto, a cargo de los brillantes arquitectos Osmín de la Maza, Mario Ceballos y Alberto Garín.

Es el momento oportuno para invitar a quienes deseen unirse a esta aventura y así entregar a futuras generaciones este sitio, como elemento de identidad y orgullo de pertenecer a esta gran nación.

Es importante mencionar que este modelo ha sido detonador para otras iniciativas del mismo tipo y el patronato pronto iniciará las obras urgentes en el Museo de Arte Colonial en Antigua Guatemala.