Hagamos la diferencia

Nuevo ataque a la Enca

Samuel Reyes Gómez samreygo@yahoo.com

Publicado el

La Escuela Nacional Central de Agricultura (Enca), conocida como Escuela Bárcena, está de nuevo bajo ataque. Lo escrito por mí en el artículo del 30 de julio del 2016 titulado: Representatividad en la Enca, cual viejo fantasma asusta de nuevo, con total vigencia, después de poco más de dos años. “El diputado Fidel Reyes Lee sorprendió a sus colegas de la Comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca del Congreso de la República para que presentarán la iniciativa de ley 5110, que pretende tergiversar el artículo 6 del decreto 51-86, que da vida al Consejo Directivo de la Escuela Nacional Central de Agricultura. En forma muy suspicaz busca modificar los numerales 1, 2 y 3 de este artículo para que sean reconocidas las instituciones que tenían su personería jurídica antes del 15 de mayo de 1996. Con esta argucia la representación de la Asociación de Peritos Agrónomos y Forestales pasa bajo su control, pues dicho funcionario ha mantenido organizada una pseudo asociación que carece de toda representatividad del gremio, en la que, en la práctica, él es el dueño”. El diputado Lee logra colocar de nuevo en agenda del Congreso dicha iniciativa, aun y cuando la Corte de Constitucional dictaminó que sea la Asociación de Peritos Agrónomos y Forestales la que forme parte de la Junta Directiva de la Enca, pues dicha asociación es la que representa a los egresados de la escuela, al hacer convocatorias abiertas a todos los egresados para las asambleas que realiza.

La oposición de la comunidad de la Enca fue inmediata: el Consejo Directivo, la Asociación de Peritos Agrónomos y Forestales, la Asociación de Estudiantes, la Dirección del establecimiento, egresados: algunos en forma activa y otros en forma pasiva, se manifestaron en medios sociales y en comunicados públicos y privados en contra de esta iniciativa, por contravenir el espíritu de la ley, oponerse al dictamen de la Corte Constitucional y por atentar en contra de la autonomía que por mandato constitucional se le otorgó. Aparentemente la iniciativa ha sido detenida, por evidentes intereses particulares y no generales. Pero lo más seguro es que el diputado Lee continuará buscando la coyuntura para ponerla de nuevo en agenda, por lo que debemos estar atentos, como lo hemos estado siempre.

Como escribió el doctor Julio Hernández, egresado de esta escuela: “Han pasado 34 años desde que Fidel Reyes Lee intentó apropiarse de la Escuela Nacional Central de Agricultura, Enca, para fundar la Universidad Rural. En ese tiempo transcurrido, todos sus intentos han sido fallidos. La oposición de egresados, estudiantes, personal docente y administrativo, padres de familia, etc.; ha sido contundente. Ahora, como diputado, utilizando el método de siempre, compra favores, intenta desde el Congreso de la República obtener los votos para la aprobación de la iniciativa 5110, que pretende cambiar la Ley Orgánica para insertar a sus incondicionales dentro del Consejo Directivo, como primer paso, para llevar la Universidad Rural a la soñada sede. ¿Cómo es posible mantener tantos años esa obsesión? Dinero tiene, es millonario. La Universidad Rural ha crecido, al menos en el número de estudiantes y sedes. ¿Qué le falta? El prestigio de la Enca, que no puede obtener, tomando por asalto la institución, con votos comprados de otros diputados corruptos como él. Los egresados y las fuerzas vivas de la Enca lucharemos por evitar tan descabellada, maléfica, amoral y caduca intención”.

La Enca contundentemente se ha manifestado en contra de esta iniciativa. Señores diputados: escuchen esas posiciones, el diputado Lee llegó al Congreso con el único propósito de aprovechar su posición para beneficios personales, a costa de cualquier precio. Por sus acciones, en la Enca ya fue públicamente declarado no grato, qué más quiere recibir de su alma mater.

samreygo@yahoo.com