Pluma invitada

Demasiado grandes para ignorarlas

Publicado el

Así fue como un reciente informe publicado por Bank of America llamado “Manual de Activos Digitales: sólo la primera etapa” calificó a los Activos Digitales haciendo alusión a la industria de los criptoactivos, que representa hoy un mercado de más de $2,0 billones de dólares, con más de 200 millones de usuarios en el mundo, provenientes de más de 150 países y con un crecimiento de 887% respecto al año 2020 según el “Índice de Adopción Global de Criptomonedas”, mi opinión: ciertamente están en lo correcto.

“Los activos digitales están transformando el funcionamiento de los mercados, las empresas y los bancos centrales” señala este informe, y es que incluso las grandes instituciones financieras ya lo están viendo, tal es el caso que 55 de los 100 principales bancos por activos bajo administración (AUM) tienen alguna exposición a esta nueva tecnología según un estudio de Blockdata.

Hoy sabemos que grandes bancos e instituciones financieras como Bank of America, Morgan Stanley, JP Morgan, Goldman Sachs, Fidelity, BBVA, Santander, entre muchos otros ya ofrecen servicios relacionados a criptoactivos a sus clientes; esto es un giro radical en relación a lo que se vivía en el 2017, cuando estos mismos bancos se manifestaban en contra de las criptomonedas con frases emitidas como “Bitcoin es un fraude que eventualmente explotará” por parte de Jamie Dimon el CEO de JPMorgan.

Entonces, ¿Qué ha pasado en 5 años para que estas instituciones financieras cambien radicalmente su percepción sobre los criptoactivos? 3 razones fundamentales: clientes retail, institucionales y regulación, en ese mismo orden.

El gran crecimiento vivido con los precios de los criptoactivos en 2017 estuvo ligado principalmente a los clientes retail y en parte a institucionales que vieron en la aprobación de los futuros de Bitcoin por parte de la CFTC en diciembre de dicho año, un espaldarazo a la principal criptomoneda del ecosistema.

Hoy, el nuevo boom que estamos viviendo en este mercado viene más ligado a los institucionales, que con el anuncio hecho en agosto de 2020 por MicroStrategy, una compañía listada públicamente en Estados Unidos, impulsó su adopción. De esta manera, gigantes como Square, Tesla, Coinbase, BlackRock, MercadoLibre, Globant, George Soros, Ray Dalio, y hasta incluso un país, El Salvador, se han sumado a MicroStrategy incluyendo esta nueva clase de activos a sus tesorería y/o portafolios.

Esto ha dado pie para que hoy, los reguladores estén tomando cartas en el asunto, proveyendo de un marco de trabajo que permita a todo tipo de clientes acceder a esta nueva clase de activos, ya sea por grandes instituciones financieras, así como también Fintechs que están entrando en esta industria.

Finalmente, los nuevos servicios financieros como las finanzas descentralizadas se irán integrando poco a poco al sistema tradicional, y veremos cómo este sistema tradicional también se irá integrando poco a poco a los criptoactivos o activos digitales.

Comparto estas frases finales del informe de Bank of America que dicen “estamos solo al principio del mayor cambio en las aplicaciones de la mayoría de las industrias que se producirá en los próximos 30 años” y que “las aplicaciones creadas en esta nueva arquitectura del software estarían creciendo más rápidamente que tecnologías anteriores” a la cual cambiaría el estarían por están, ya que hoy la industria de criptoactivos es demasiado grande para ignorarla.

Como dato final, según una encuesta de Cornerstone, 38% de consumidores provenientes de la generación Z y 45% de consumidores provenientes de la generación Millennials poseen o tienen interés de invertir en criptoactivos. Estos son los clientes de los próximos 30 años.

Red Forbes