Adquisiciones públicas

La pérdida de credibilidad del sector público, como gestor del bienestar ciudadano, aumenta la percepción de corrupción.

¿Por qué respetar las normas constitucionales?

Ya se expresan criterios contra el sentido literal de las normas constitucionales, que naturalmente están devaluadas. Ese es precisamente el efecto del irrespeto a la norma constitucional.