Pluma invitada

ITEC: Desarrollando capacidades alrededor del mundo

En la medida que los países de Centroamérica celebran 200 años de independencia, India también celebra 75 años de emancipación. Desde la independencia, la política exterior de la India se ha guiado por la solidaridad con otras naciones colonizadas y en desarrollo, basada no solo en ideologías compartidas, sino también en sólidos cimientos económicos. Es una coincidencia que el 15 de septiembre de 1964 la India dio inicio a uno de sus programas insignia de cooperación para el desarrollo, conocido popularmente como ITEC (Programa de Cooperación Técnica y Económica de la India). Este se fundamenta en el principio de que es necesario establecer relaciones de interés mutuo e interdependencia basadas en ideales y aspiraciones comunes, así como en sólidos fundamentos económicos. La cooperación técnica y económica es una de las funciones esenciales de una política exterior integrada e imaginativa. ITEC, financiado íntegramente por el gobierno de la India, es parte íntegra de la política exterior del país y representa un importante brazo de la diplomacia de poder blando del país, frase que entró en el vocabulario diplomático internacional años más tarde hacia 1980.

A nivel regional, ITEC está impulsado por la demanda y se basa en la cooperación tecnológica innovadora para satisfacer las necesidades de los países en desarrollo. Desde su inicio, se han gastado más de USD2 millardos en el programa, que ha beneficiado a miles de estudiantes y profesionales de unos 160 países.

Módulos de entrenamiento: La capacitación en tecnologías digitales es una característica especial que ofrece la India para el desarrollo de capacidades. Se ofrecen cursos de capacitación en diferentes sectores profesionales impartidos en centros de excelencia. Anualmente se ofrecen más de 12 mil becas con cursos de corta y larga duración en instituciones de renombre en la India. Estos programas han incrementado la buena fe y cooperación sustantiva entre los países en desarrollo.

Líneas de crédito: Una dimensión importante de ITEC son las líneas de crédito, extendidas en condiciones favorables a los países socios para importaciones esenciales de bienes y servicios, bienestar social y proyectos de infraestructura.

ITEC en Centroamérica: el Programa es esencialmente bilateral, y en Guatemala, El Salvador y Honduras ha desempeñado un rol preponderante, uniendo a sus pueblos. Guatemala es país socio de ITEC desde 1997. Hasta ahora hemos enviado 612 profesionales del Triángulo Norte, de los cuales 227 son guatemaltecos. Una de las principales bondades de las becas ITEC es la oportunidad que hemos brindado a mujeres indígenas de Guatemala para capacitarse en el Barefoot College, India. Hemos enviado a 20 guatemaltecas, 4 salvadoreñas y 8 hondureñas para convertirse en “mamás solares”.

Cuando estas regresan a sus comunidades llevan energía solar a sus casas con apoyo de organismos internacionales. En diciembre de 2020 visité la aldea Tucurú, Alta Verapaz, donde la mamá solar Marta Benavente ha llevado energía solar a más de cien hogares. Mientras otras becas de ITEC contribuyen esencialmente al desarrollo de capacidades individuales, la capacitación brindada a mujeres analfabetas en el Barefoot College tiene un impacto directo en las comunidades. Debido a las limitantes de movilidad por la pandemia, ITEC ha desarrollado la plataforma en línea e-ITEC, que se enfoca en el desarrollo de capacidades para profesionales de salud, en especial, médicos, enfermeras y otros de la rama. Muchos profesionales de salud del Triángulo Norte han participado en estos cursos.

ITEC y las líneas de crédito se han convertido en un pilar crucial de la diplomacia y la divulgación del desarrollo de la India bajo el principio “Vasudhaiva Kutumbakam: el mundo es mi familia”.