Desarrollo de país

Reglas claras

José Santiago Molina josesmolinam@gmail.com

Para desarrollar el país y para tener crecimiento económico sostenido de entre 5% y 6% cada año solo se puede con una receta: Reglas claras.

Hace unos días vi una entrevista al presidente de Chile en el marco del G20, en Buenos Aires, Argentina. Con mucha claridad indica que la razón por lo que su país ha crecido lo que ha crecido y por qué es hoy día la economía de América Latina con mayor ingreso per cápita es porque tiene instituciones sólidas con reglas de juego muy claras. Ellos vieron en qué tenían ventaja competitiva en la producción y buscaron los medios para poder exportar al mundo y se dieron cuenta que no tenían esas ventajas y buscaron la forma de importar esos productos y servicios. Pero también lo han logrado con reglas claras en lo político, en lo jurídico y en la seguridad ciudadana. Dijo que desde 1990 cuando asumió Patricio Aylwin la Presidencia hasta ahora, en mandatos de cuatro años, la democracia ha prevalecido, el estado de Derecho ha sido la base jurídica y el fortalecimiento constante de ejército y policía —carabineros— ha dado la tranquilidad de la ciudadanía. Han sido abiertos a la inversión extranjera porque saben que siendo un país pequeño —18 millones de habitantes— necesitan de esas inversiones.

Unos días después vi un video del periodista cubano radicado en Miami, Carlos Alberto Montaner, donde indica —según la publicación Latinvex— que los tres países con mayor ingreso per cápita en América Latina son Chile, Panamá y Uruguay. Panamá es un país con cuatro millones de habitantes que tiene estabilidad política desde 1989 cuando el sistema democrático recuperó vigencia —eligen cada cinco años— y que ha sido abierto al mundo, principalmente en inversiones desde el establecimiento de la banca internacional, y ejemplar manejo de zona libre de comercio, aeropuerto de conexiones para América y el mundo, y claro, el flujo que les da el Canal de Panamá.

Uruguay es un país con 3.4 millones de habitantes con sistema republicano y elecciones cada cuatro años con buen nivel de educación y con instituciones sólidas. Los tres países funcionan bien: sistemas políticos democráticos, con elecciones libres, instituciones sólidas, con reglas claras para la inversión y para el comercio. Resultado a resaltar: nivel de ingreso per cápita en países donde hay libertad.

Por el contrario le ha ido a países como Venezuela con todo y el petróleo. Sencillamente asustan a la inversión. Ya vimos cómo fue tildado de dictador Nicolás Maduro en el Congreso de México, durante el acto de inauguración del gobierno de Lopez Obrador. No hay reglas claras en Venezuela.

Guatemala tiene la oportunidad de mejorar en lo político, en lo jurídico, en lo económico y en lo social. Va en ese orden como todo se logra y sale mejor. En lo político he destacado a través de las semanas en esta columna de opinión que Guatemala tiene una constitución política con reglas claras para que funcione apropiadamente el régimen republicano con elecciones libres cada cuatro años. Tiene los pesos y contrapesos necesarios para ser exitosos. La gran mayoría, los decentes, debemos participar en la vida política y jurídica para que esas reglas claras sean de primer nivel. En lo económico nos falta, pero hemos avanzado. Debemos avanzar mucho más. Del tema económico escribiré algunas columnas de opinión en lo que he tratado de elaborar como hilo conductor de Desarrollo de país.

En lo social, mi sentido común me dice que con ley y orden, programas bien establecidos y bien controlados, no clientelares, y con presupuesto de Estado bien estructurado podemos ayudar a los más necesitados. La mejor solución social es la generación de riqueza que solo viene cuando hay estabilidad política y social con clima de inversión apropiado. Veamos a Chile, a Panamá y a Uruguay.

josesmolinam@gmail.com