Ahorros, depósitos monetarios o plazo fijo: qué conviene más en momentos de inflación

En el transcurso de este año ha disminuido el ritmo de los depósitos bancarios, debido en parte a que los intereses continúan reducidos y otros factores.

Publicado el
Guardar Compartir
Los depósitos bancarios están reportando comportamientos variables en la actualidad. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los depósitos bancarios están reportando comportamientos variables en la actualidad. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Las captaciones en depósitos de ahorro, monetarios y a plazo fijo han tenido un ritmo menor de crecimiento, en términos interanuales, a junio del 2022, excepto los depósitos a plazo en moneda extranjera, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Bancos (SIB).

Durante el 2020, empresas y hogares difirieron sus proyectos de inversión o redujeron sus gastos y consumos, a raíz de las medidas para mitigar los efectos de la pandemia. Debido a ello, se observó un aumento no habitual en los depósitos, tanto en moneda nacional como extranjera, alcanzando incrementos interanuales que superaron el 15%.

Sin embargo, en 2021 y 2022, se han observado crecimientos en los niveles de depósito, solo similares a los observados en los años previos a la pandemia, según la entidad.

Tendencia variable

A junio del 2022 las captaciones en depósitos de ahorro en moneda nacional llegaron a Q77 mil 982.5 millones, un 18.5% más que al mismo mes del 2021, cuando habían crecido 19.4%, aunque el comportamiento fue mejor que el observado en diciembre, que fue de 14.5% interanual.

El ahorro en moneda extranjera ha tenido variaciones más drásticas: también desaceleró su ritmo de crecimiento al cierre del primer semestre del 2022, llegando a Q14 mil 087 millones con 14.6%, mientras que a junio y a diciembre del 2021 había crecido 17.7% y 31.7% respectivamente.

En los depósitos monetarios en moneda nacional, las captaciones crecieron en forma interanual 7.70% a junio del 2022, llegando a Q98 mil 495 millones. En junio del 2021 había registrado crecimiento del 15.1% y en diciembre, 9.30%.

Mientras que en moneda extranjera, tuvo una leve baja de -0.5% al ubicarse en Q28 mil 242.6 millones. En junio del 2021 había crecido 15.6% y en diciembre 6.6%, en forma interanual.

Ricardo Rodríguez, analista de Central American Business Intelligence (Ca-Bi) indicó que en las captaciones hay una tendencia a la desaceleración respecto al crecimiento atípico del 2020 y 2021 derivado de la pandemia y las restricciones de movilidad. Y el aumento del 2022, a un ritmo menor,  se puede ver como una normalización derivada de la recuperación.

En las cuentas de ahorro, cuyo crecimiento de alrededor del 20% del 2020 y 2021, bajó a un 9% en el 2022, muestra la desaceleración más alta desde el 2017. En este caso, no influyó la pandemia porque se está abajo que en años anteriores, por lo que al parecer, el tema inflacionario ya afecta y la gente comienza a utilizar sus ahorros.

Plazo fijo y las off shore

En cuanto a los depósitos a plazo fijo, los expresados en moneda nacional reportan captaciones de Q110 mil 469.8 millones y han tenido un comportamiento similar al resto de clasificaciones, con crecimiento, pero a menor ritmo, con 6.2% interanual. En junio del 2021 el incremento fue de 6.5% y en diciembre de ese año, 7.4%.

 

Sin embargo, los de moneda extranjera, tuvieron un comportamiento diferente en esa ocasión, ya que en junio del 2021 crecieron 11.6%, en diciembre 22.2%, y a junio 2022 llegó a Q22 mil 431.4 millones, para un aumento interanual de 30.7%, el más alto de los últimos años.

En el caso del incremento de los depósitos en moneda extranjera en el sistema bancario (como se muestra en los de depósito a plazo fijo) según la SIB, en alguna medida responde al traslado de operaciones que han efectuado las entidades fuera de plaza (off shore), hacia el banco del grupo financiero, del cual forman parte.

Las entidades fuera de plaza reportaron una disminución interanual de 7 mil 133 cuentas de depósito, para una reducción de -68.3% de sus saldos. A la fecha, solo tres de las cuatro entidades autorizadas, reportan operaciones de depósito, se agregó.

En este tipo de cuentas, se pueden observar diferentes comportamientos según el rango del monto de captación, expone Rodríguez: las captaciones menores a Q20 mil tienen una caída de casi 10%, lo que podría reflejar que por la pandemia, las personas decidieron ahorrar pero posteriormente y de forma rápida, necesitaron hacer uso de su dinero.  Mientras que los de alto monto, desde Q3 millones hasta Q50 millones, están creciendo a doble dígito.

Las tasas

Datos brindados por la SIB refieren que las tasas de interés para los depósitos han venido bajando de forma paulatina los últimos años: mientras en junio del 2019 la de ahorros estaba en 2.09%, luego bajó a 1.93 y volvió a 2.03 en junio del 2022.

De igual forma, la de plazo fijo estuvo en 6.6%; hace un año estaba en 5.52 y en junio 2022 se situó en 5.19. Y el mismo comportamiento tienen las de depósitos monetarios, por las que en algunas entidades, se ofrecen intereses.

La tendencia de las tasas de interés pasivas (por depósitos) venía en un proceso de reducción constante desde hace unos cuatro años, debido al exceso de liquidez porque las captaciones crecían mucho más rápido que la colocación de crédito, explica Edwin Matul, exgerente del Banco de Guatemala (Banguat).

 

Si bien las condiciones de liquidez se han reducido un poco, no han llegado al momento en que los bancos digan que deben subir las tasas para que no se retiren los depósitos. También está el tema de competencia y algunos bancos presionan más las tasas que otros, debido al nicho de clientes que atienden. Por ejemplo, hay entidades bancarias que dependen mucho de los depósitos a plazo y otras, que tienen captación más diversa.

Por el momento, no pareciera que van a subir mucho las tasas de interés pasivas. Lo que podría verse es que se detuvo la caída y que hay una normalización, pero aún no se ha trasladado el efecto de la política monetaria en este tipo de tasas, aunque tal vez en las activas (por préstamos) ya puede haber un pequeño ajuste, explica.

El factor inflación

Considerando lo anterior, los analistas también recomiendan tomar en cuenta las expectativas de inflación, porque si la tasa pasiva está subiendo, pero la inflación también, tampoco es atractivo tener el dinero ahorrado, ya que el nivel general de precios absorbe los intereses ganados.

Por ejemplo, las tasas de interés en depósitos de ahorro están en 2.03% y las de plazo fijo en 5.19% (promedio), según la SIB. En tanto, el Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó niveles de inflación interanual de 5.82%, 7.55% en mayo y junio del 2022 respectivamente.

Pero en julio se ubicó en 8.36% (interanual), por lo que la Junta Monetaria (JM) podría subir de nuevo la tasa líder. Su próxima reunión se llevará a cabo el 31 de agosto.

Precisamente ese tema, el experto financiero Irving de la Cruz, comenta que seguirá subiendo gradualmente, y de aquí a seis meses y en los siguientes uno o dos años, se verán variaciones en las tasas pasivas.

Pero en las de créditos, también es necesario estar pendientes, porque en estos casos, el alza de las tasas puede ser muy drástica, y habrá instituciones que tomarán liderazgo en eso, como ofrecer menores tasas de lo que está en el mercado, con tal de acaparar clientes, pero posteriormente la pueden subir.

Analizar y decidir

Entonces, la pregunta es qué se puede hacer con el dinero, si las tasas siguen a la baja y qué impacto tendrá en estas el aumento de la tasa líder, la que había bajado durante el 2020 y posteriormente, subió.

El usuario debe tomar en cuenta que en las entidades bancarias se manejan tres tipos de depósitos diferentes: monetarios, de ahorro y a plazo fijo.

Los monetarios son para disponibilidad inmediata como capital trabajo o gastos, mientras que el ahorro (el más tradicional) se guarda para imprevistos o alguna compra posterior. Y el de plazo fijo es considerado como ahorro para obtener ganancias. De estos, los de plazo fijo son los que tienen mucho más que ver con los movimientos de las tasas de interés.

Tanto Matul como Rodríguez, coincidieron en que los cambios actuales en las tasas de interés para depósitos aún no son tan determinantes como para cambiar de forma sustancial una decisión del usuario sobre dónde tener su dinero.

Esa decisión en este momento, más que todo se basa en qué tan inmediato desea recuperar su dinero a la hora de necesitarlo.

En el caso de los depósitos monetarios, las empresas y personas no se pueden arriesgar a colocar sus recursos a plazo. Ni siquiera a un año, aunque se ofrezcan buenas tasas, porque es dinero que se requiere de inmediato.

También se debe analizar para qué se quiere ahorrar, ya que una posible decisión de buscar mejores tasas depende mucho de eso. El dinero que se deposite en cuentas de ahorro puede tenerse para imprevistos, y aunque gana tasa de interés, tiene la ventaja de que si se requiere, se puede obtener de forma rápida.

Mientras que a plazo fijo, puede ofrecer mejor tasa de interés, pero solo se puede retirar al final del plazo elegido o tiene que pagarse una penalización.

Respecto a otros instrumentos en el mercado, aparte de los mencionados existe la inversión en  bonos privados y los del Tesoro (gubernamentales).

En el caso de las inversiones en criptomonedas, se debe considerar la volatilidad de su valor, además de que algunos querrán tomar ventaja de usuarios que no son experimentados y se corre el riesgo de perder su dinero.

En criptoactivos, el mercado está avanzando, pero no hay que dejarse sorprender, estar bien informados e investigar antes de tomar una decisión, ya que ahora aparecen en internet muchas personas que captan fondos y de pronto, desaparecen y los fondos ya no se pueden rastrear.

Otras opciones son invertir en algún bien o en un negocio, expandir la planta de producción o área de servicio, o en propiedades, pero eso también va a depender de cuál es la expectativa del negocio y no solo la tasa de interés como tal.

Le puede interesar: La clase media se redujo en Guatemala por la pandemia y cómo se reflejó en los hogares

Un problema en Guatemala es que no hay un desarrollo de mercado de capitales, por lo que no se puede pensar fácilmente en una inversión en acciones u otras herramientas.

Tasas de interés líder y el rezago del impacto en el mercado

Respecto al impacto de la tasa de interés líder en las operaciones activas (créditos) y pasivas (depósitos) en moneda nacional, la SIB explica varios factores. Entre estos, que las previsiones de crecimiento internacional fueron revisadas “fuertemente” hacia la baja por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), debido a riesgos como el aumento generalizado de la inflación (principalmente en alimentos y combustibles), como consecuencia de problemas en las cadenas de suministros, las restricciones por las olas del Covid-19 y los efectos transfronterizos de la guerra entre Rusia y Ucrania.

La Junta Monetaria (JM), luego de evaluar el balance de riesgos de inflación, en sus sesiones de mayo y junio elevó la tasa de interés líder en 25 puntos básicos en dos ocasiones hasta situarla en 2.25%, aunque aún por debajo del nivel previo a la pandemia de la Covid-19 de 2.75%, indicó la SIB al comentar los cambios de tasas.

La entidad añade que, en un régimen de metas explícitas de inflación, la tasa de interés es el instrumento con el que se busca influir en la demanda agregada de un país, para mantener la estabilidad de precios y generar menor incertidumbre para los agentes económicos.

Con ese propósito, uno de los canales de transmisión de la política monetaria es el sistema financiero, por lo que las variaciones en la tasa de interés líder tienden a influir en las de productos activos (préstamos) y pasivos (depósitos), lo que debe observarse en el sistema financiero en el mediano plazo.

En el caso de Guatemala, según estudios realizados, un aumento de 25 puntos básicos en la tasa de interés líder se traslada en un aumento de 7 puntos básicos en la tasa de interés activa, con un rezago de 7 trimestres.

El informe de la evaluación del diseño e implementación de la política monetaria del Banguat del 2021-2022, efectuado por Sebastián Edwards, y el estudio del profesor y exfuncionario del Fondo Monetario Internacional (FMI), Peter Montiel en el 2015, refieren que la tasa de interés activa promedio ponderado del sistema financiero ha mostrado un comportamiento estable en los últimos ocho años, y en los próximos meses no se esperan movimientos bruscos a nivel agregado, toda vez que actualmente las tasas se mantienen a un nivel inferior a los años previos a la pandemia. Sin embargo, algunos deudores pueden ser más sensibles a los cambios en el costo del financiamiento, como en los casos de quienes tienen préstamos contratados para vivienda, vehículo o maquinaria..

En breve: Promedio y estructura de los depósitos

La SIB da a conocer el promedio de dinero y la estructura de los depósitos al 30 de junio de 2022:

  • El 92.2% (12.8 millones de cuentas) delas operaciones de depósito en moneda nacional, mantienen saldos hasta por Q20 mil, locual representa el equivalente al 5.9% del total de los depósitos.
  • En lasoperaciones en moneda extranjera, el 76% (284 mil cuentas) mantienesaldos hasta por el equivalente a Q20 mil y representan el 1% de los saldos dedepósitos.
  • Respecto a la estructura de los depósitos, el 81.6% está constituido en moneda nacionaly el restante 18.4% en moneda extranjera.
  • El 47% corresponde a operacionesdepositarias de las empresas con las instituciones bancarias; y 53% son depósitos de personas.
  • El 43.6% del total es por depósitos monetarios; el 21.8%, depósitos de ahorro; y el 34.6%, depósitos a plazo.

0