¿Comercio navideño estará menos abastecido? Tres factores internacionales afectan mercado nacional

Existe incertidumbre por la falta internacional de chips, materias primas, reducción de envíos de los proveedores y plazos de entregas.

Publicado el
Guardar Compartir

Se acerca la temporada navideña y de fin de año, una de las más altas en comercio; sin embargo, este 2021 los negocios que buscan abastecerse para la época enfrentan condiciones atípicas. Ante esto surge la inquietud si pudiera escasear algún producto o materia prima en el país.

Ejecutivos de varios sectores coincidieron que experimentan al menos tres factores recurrentes que puede repercutir en menor existencia en inventarios y en aumento de precios.

El primero se refiere a la falta de alguna materia prima o productos terminados en el extranjero debido a la demanda mundial, pero también derivado del cierre o disminución de fábricas en el extranjero. En este influyen rebotes de contagios y las nuevas variantes por lo que cierran temporalmente por dos o tres semanas.

Lea además:
¿Qué desafíos puede haber para encontrar empleo a los 45 y más?

 

El segundo son los fletes. Ante el aumento de la demanda, luego de una drástica caída en el 2020, se experimenta escasez de contenedores, lo que conlleva más tiempo de espera para el transporte y afecta la logística.

De lo anterior se derivan alzas en los precios internacionales de materia prima, productos terminados o despachos por parte de proveedores de una cantidad menor a la pedida.

Y el tercero es la escasez de semiconductores que ha provocado problemas para la producción de vehículos, celulares, consolas de videojuegos, computadoras, laptops y todo aparato que use esas piezas.

David Casasola, analista del Cien, dijo que es importante hablar del concepto de cadenas globales de valor, las cuales han sido impactadas por la pandemia como la contracción del consumo, reducción de la producción, participación de agentes de reducción de servicios en los puertos, y una vez que empezaron a levantarse las medidas y recuperar la confianza de la economía, la demanda empezó a retomar su ritmo en ocasiones impulsada por incentivos económicos. En algunos casos la cadena de valor suspendida no ha logrado retomar su operación al 100%.

Productos importados

Expuso que según el comportamiento del mercado puede haber menor oferta, escasez o atrasos en entregas en productos específicos de importación, que en algunos casos no necesariamente van a representar el 100% de una canasta de consumo, ya que hay oferta nacional.

No deje de leer
Alzas en materias primas y distribución, las nuevas amenazas para las empresas

Los que mayor dificultad podrían tener son los de importación y que ya tienen cierta transformación como los productos tecnológicos, vehículos, aparatos médicos, maquinaria, electrónicos, herramientas de mayor precisión como pantallas, laptops, celulares, relojes o juguetes.

Pero la presencia en el mercado también va a depender de la oferta que se produzca localmente, otro factor que influirá es el comportamiento de la demanda; por ejemplo, si esta pudiera verse afectada a la baja por el impacto de la variante delta y sus repercusiones y el poco avance de la vacunación. “Tenemos que observar si la demanda al cierre del año y los precios estarán a nivel de la pandemia o a nivel de la prepandemia”, comentó Casasola.

Según el Banguat, a junio del 2021, las importaciones se situaron en US$12 mil 007.3 millones, con un crecimiento de 38.1% con respecto al primer semestre del 2020. Mientras que el volumen aumentó 10.1%.

Ricardo Rodríguez, analista de Cabi expuso que, si bien se observa un aumento considerado importante en el volumen, se deben tomar en cuenta no solo la demanda actual, sino que se compara con el 2020 que reflejó caídas. También hay un alto incremento tanto en bienes para consumo, de capital,  para la construcción e hidrocarburos, pero que en la  mayoría, excepto los bienes de capital, se ve un incremento en su precio, más marcado en el precio de combustibles y en  algunos productos de consumo.

 Estos son algunos de los sectores que podrían tener contratiempos:

  • Juguetes 

Gabriel Escobar, gerente de la juguetería Madhouse33, considera que habrá inventarios más reducidos de juguetes  importados, no solo por el alza en los costos sino porque los proveedores envían menos volumen.

En el 2020 los precios aumentaron entre 5% a 10% lo cual consideró manejable, este año estarían en entre 35% a 40% más, pero forma variable según el tipo del que se trate, indicó.

  • Vehículos 

El mayor problema del sector es que no siempre se puede hacer una entrega inmediata al cliente porque se alarga el tiempo en que ahora los proveedores están entregando y del flete. Además, despachan menos de las unidades pedidas.

De haber escasez de esos bienes para fin de año estaría más relacionada a los modelos que usen chips, dijo Jean Pierre Devaux, director ejecutivo de la Asociación de Importadores y Distribuidores de Vehículos Automotores.

Lea también:  Ocho tips para aplicar los contratos de trabajo de tiempo parcial

  • Equipos 

Juan Carlos Marquez, de la empresa Megabyte, dijo que para evitar escasez adelantan las órdenes de compra, en este momento están cerrando los pedidos para lograr entregas a los clientes este fin de año.

Los proveedores tardan en entregar equipos o aparatos que llevan chips unos 6 meses, en el 2019 era de 4 o 6 semanas y en el 2020 fue de 10 o 12 semanas.   La empresa se especializa en equipos para empresas.

  • Plástico  

Lo más complicado es por la escasez mundial de resina plástica, dijo Marcos Arimany, presidente del sector de plásticos.

“No prevemos que la industria tenga paros, pero hay riesgos de atraso o que no se cumpla a cabalidad los envíos de materia prima”, y el aumento de precios en materiales, agregó. El sector fabrica empaques, bolsas, contenedores, artículos de uso para el hogar aplicaciones industriales y juguetes.

  • Aparatos  

Se reporta escasez de teléfonos celulares en distribuidoras  de aparatos para el hogar, además de  aparatos de entretenimiento, televisores y tampoco hay muchos  muebles de madera, dijo Roberto Way Zamora, gerente de compras de Agencia Way. La demanda y entrega de  computadoras se estabilizó.

El  sector adelantó a   junio  sus pedidos, pero el  ejecutivo dijo que es incierto cuánto  les  proveerán.

Le puede interesar: Cómo comprender mejor al consumidor post pandémico

  • Vestuario  

La confección de vestuario para el mercado nacional sigue alta y se continúan las importaciones por lo que se prevé que no haya escasez, dijo Alejandro Ceballos, presidente de Vestex.

Para exportación  lo que podría escasear son las prendas de lujo ya que  las fábricas se enfocan en  producir más  playeras y ropa casual o informal ya que las personas están en teletrabajo  y no salen  mucho de su hogar.

  • Pinturas  

Se tienen dificultades para pinturas a base de solventes (industrial y automotriz) por la escasez de resinas,  dijo Manlio Pagurut, presidente gremial. Los pedidos se tienen que hacer  3 o 6 meses antes  y para el fin de año, se  efectuaron en mayo.

En las que son a base de agua se  fortaleció la producción nacional.  En general, la oferta podría bajar un 5% a fin de año, va a depender de cada empresa y del ritmo de la demanda.

  • Comercio  

En la temporada navideña sube la  demanda de electrodomésticos, ropa, juguetes, electrónicos, alimentos, bebidas y los pedidos ya se hicieron, dijo Jorge Briz, presidente de la Cámara de Comercio.

Al haberse adelantado los pedidos espera que no vayan a escasear. Pero las empresas han tenido que buscar como financiarse ya que el tiempo de entrega para luego rotar el inventario es más largo.


0