Cómo afectarán las fuertes lluvias los precios de productos agrícolas (y cuáles salen afectados)

Las tormentas Eta e Iota provocaron aumento de agua en el suelo y el país ha quedado vulnerable, porque hubo poco tiempo en el intervalo entre dichos fenómenos y el invierno de este año para que el terreno se recupere, según el Maga.

Publicado el
Guardar Compartir
Algunas hortalizas han subido de precio en las últimas semanas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Algunas hortalizas han subido de precio en las últimas semanas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Rafael López Centro de Información Estratégica Agropecuaria (Ciea) del Ministerio de Agricultura (Maga), explicó que cuando terminó mayo el país quedó con alta humedad y debido al acumulado de lluvias al 10 de mayo, el 54% del territorio nacional sobrepasó el 100% de las lluvias pronósticos para todo el mes. También hubo lluvia intensa durante junio.

Hortalizas las más vulnerables

Las hortalizas cultivadas en campo abierto son de las plantas más vulnerables ante la humedad por ataques de hongos, fungosas y bacterias, indica Eddy Mendoza, asesor independiente en producción agrícola.

Ese efecto ya empezó a notarse en algunos productos como el tomate cuyo precio la semana pasada estaba en Q70 la caja y esta semana está en alrededor de Q140, refirió.

Los productores tratan de sacar la cosecha antes de que se les afecten los cultivos, por lo que semanas anteriores ha habido más oferta en el mercado y ahora hay una merma considerable, además que se elevan los costos de producción, aspectos que hacen que fluyan menos verduras y hortalizas al mercado y que estas se encarezcan.

Lea además:
Cinco sectores han sostenido la recaudación con buenas perspectivas para el 2021

Similar tendencia se muestra en pepino, chile pimiento y otros, refirió.

Los datos del monitoreo de precios de compra al productor, efectuado por la Federación de Asociaciones Agrícolas de Guatemala (Fasagua) reportaban esos precios, además el precio al 23 de junio se registraba en Q130 y Q120 la caja de tomate y primera y segunda calidad y al 24 de este mismo mes ya había subido Q10 cada una llegando a Q140 y Q130 respectivamente.

((((((( EMBED TABLA DE PRECIOS )))))

El informe semanal de precios al mayorista más reciente del Maga es el actualizado al 16 de junio en el cual reporta que no habían subido precios de la cebolla nacional pero sí de la importada, indicando que el abastecimiento disminuyó por las fuertes lluvias que han dificultado el traslado del producto pasando de Q220 a Q230 el quintal.

Otros productos como tomate de cocina, manzano y zanahoria registraban alzas de alrededor del 3% a esa fecha mientras que otras verduras y hortalizas reflejaban bajas.

“Cuando se tiene una semana de mucha lluvia es lógico que vamos a ver precios más altos, no es inmediato, pero no es porque se haya dañado todo el producto, sino que el agricultor trata de sacar la mayor cantidad de su cosecha antes de que se dañe”, dijo Mendoza.

Otras que son susceptibles a la humedad son las lechugas, acelgas,

Además, al inicio de la semana pasada hubo lluvia y granizo y afectó las hortalizas como lechuga, acelga, espinaca.

Los minivegetales no están tan afectados porque se producen en invernadero, mientras que 99 % del tomate y del chile están en ambiente protegido, pero no con plástico sino con malla, por lo que la humedad si les afecta, agregó.

Entre las áreas más grandes de producción tomate están en Salamá, Cobán y parte alta de Alta Verapaz. Mientras que en el altiplano hay más verduras y hortalizas como Chimaltenango, Quiché, Sololá, Quetzaltenango.

Lea también: Por qué los agricultores de Almolonga están preocupados por el bitcóin en El Salvador

Hay otras áreas productoras en Huehuetenango y Quiché, pero son como corredores secos en los cuales es muy beneficiosa la lluvia.

El café no presenta daños, pero en época húmeda es vulnerable porque es condición propicia para la roya y otros hongos, refirió, sin embargo, considera que en estos cultivos ya se hicieron las aplicaciones en prevención.

Sectores impactados

Consultada al respecto de posibles efectos en cultivos, Carla Caballeros, directora ejecutiva de la Cámara del Agro (Camagro), indicó que la temporada de lluvias en general y en el largo plazo es positiva para la mayoría de los cultivos del sector agro, sin embargo, existen algunas variaciones dependiendo de los productos, el momento de producción en el que se encuentren, si es siembra, fertilización, producción y corte, cosecha o post cosecha.

Caballeros agrega que la temporada de lluvia actual ha tenido impacto en distintos sectores así:

En el caso de hule, en el área de Suchitepéquez ha afectado aproximadamente 3% de la producción a la baja, sin embargo, según la Gremial de Huleros en el mediano plazo estas lluvias benefician la producción y la salud de los bosques de hule.

El sector de banano, a través de Asociación de Productores independientes de Banano (APIB), no reporta daños y considera de beneficio para los cultivos la precipitación actual.

Grepalma, por su lado, confirmó que las lluvias de los dos últimos meses no han afectado operaciones de palma y por el contrario, ayuda al rendimiento por hectárea, sobre todo al estar en temporada alta de producción.

Le puede interesar: Préstamos se han usado solo el 5% y la explicación de tan baja ejecución

Las tormentas Eta e Iota afectaron más que todo el tema de drenajes e infraestructura, que fue lo que afectó la cosecha, pero no directamente el cultivo, agregó esta entidad.

En el caso del café la cosecha inicia entre septiembre y octubre y en azúcar la zafra empieza en octubre y noviembre, por lo que se mantienen monitoreos.

El riesgo que trae la humedad

La humedad es una variable que indica la cantidad de agua por volumen de suelo y el exceso de agua provoca la saturación, cuando todos los espacios porosos del suelo están llenos de agua, comentó López.

Estas condiciones conllevan varios riesgos en los cultivos como problemas de oxígeno y lo que provoca a su vez el cambio de coloración y reducción en su crecimiento. Puede ser que no mate las plantas, pero sí reduce la posibilidad de que crezca igual, y el segundo riesgo es la posibilidad de ocurrencia de movimientos en masa por deslizamientos de tierra, añadió.

  • En la actualidad, según el monitoreo más reciente al 24 de junio del 2021, existe humedad de suelo arriba de 75% en departamentos como en el área de la Franja Transversal del Norte como Quiché, Huehuetenango y Alta Verapaz. También en otras áreas como Petén, y en el Oriente Jalapa, Chiquimula, Zacapa y El Progreso. Además de algunos municipios del departamento de Guatemala.
  • El monitoreo se hace con base al reporte que emite el Insivumeh que incluye mediante imágenes satelitales, las cuales clasifican las áreas según el porcentaje de humedad en el suelo en rangos del 26 al 50%, de 51 a 75% y de 75 a 100%.
  • Cuando está en la última clasificación mencionada, si vuelve a llover provoca saturación de los suelos y se anega y hay zonas en las cuales ya no soportan otra lluvia y se vuelve vulnerabilidad.

Los cultivos en riesgo por la alta humedad son el café, cardamomo, cítricos, el maíz, frijol, hortalizas, y los huertos.

López refiere que el Maga emite alertas y recomendaciones a los agricultores. Hasta la semana pasada (al 24 de junio) no ha recibido reporte de daños por saturación de suelos, pero sí por daños en maíz y otros cultivos por fuerte viento que se ha reportado en áreas del país, el más reciente fue en Santa Lucía Utatlán en Sololá, en donde se están evaluando 109 hectáreas.

El fuerte viento puede doblar las plantas, como las milpas, lo que se denomina acame e incluso las puede quebrar.

Por el momento tampoco se han detectado problemas por humedad como hongos u otras enfermedades, refirió el Maga.

En tanto se espera la canícula en el plazo alrededor del 10 al 20 de julio y se prevé que esta no sea muy prolongada, aunque puede ser interrumpida por algunos eventos aislados de lluvia. Ese tiempo va ayudar a disminuir la humedad del suelo.

Monitoreos

El Maga está monitoreando cultivos que pueden presentar excesos de lluvia (no solo saturación) por alrededor de 18 mil 748 kilómetros cuadrados en el país.

  • Granos básicos (maíz y frijol), 4 mil 237.2 kilómetros cuadrados, cultivos que han sido los más vulnerables hasta el momento, según López.
  • Café, 2 mil 073.8
  • Cardamomo, 1 mil 587
  • Palma africana, 1 mil 340.6
  • Hule, 1 mil 321.1
  • Caña de azúcar, 1 mil 204.9
  • Café y cardamomo, 952.7
  • Huertos, 336.4
  • Otras hortalizas, 258.4
  • Banano-plátano, 155.7
  • Arroz, 58.5
  • Otros cultivos (piña, mango, cítricos, cacao, aguacate y otros), 232.5
  • Pastos, 4 mil 989.2

Monitoreo en áreas del café

La Asociación Nacional del Café (Anacafé), respondió por medio de Camagro que según la perspectiva trimestral del clima, los pronósticos para el trimestre mayo-julio refieren que las precipitaciones más altas se tendrían en la boca costa y sur occidente, así como en la franja transversal del norte, incluyendo una parte de Huehuetenango, Quiché y Alta Verapaz.

  • La entidad refiere que hasta el momento la zona con lluvias intensas ha sido la costa sur, boca costa y sur occidente (regiones I y II) y que las cantidades de lluvia hasta la fecha han sido adecuadas para el crecimiento del grano y para la fertilización, sin embargo, de continuar la lluvia con la misma dinámica del mes de mayo y lo que va de junio, ya se empezarán a presentar problemas de alta humedad, generando posibilidad de hongos fitopatógenos (como roya, ojo de gallo y antracnosis).
  • Para la región central y sur oriental (regiones III y IV) la precipitación ha sido benéfica, hay un buen crecimiento vegetativo de las plantas y condiciones ideales tanto para la fertilización como para el llenado de grano.
  • En la región de occidente (región V) las lluvias han beneficiado al cultivo, sin embargo, en los últimos días la intensidad de estas pudiese generar condiciones para el aparecimiento de hongos.
  • En la región Norte (región VI), hasta el momento la precipitación no ha sido tan alta como se pronosticó, actualmente no se presenta ningún problema relacionado con las lluvias.
  • En la región Oriental (región VII), el inicio de la lluvia en algunas áreas ha sido tardía, con las lluvias de la última semana, ya hay suficiente humedad para la fertilización y de continuar las lluvias estas pueden ser de beneficio.

Agrega que en la primera parte de la época lluviosa no se enfrentarán a problemas significativos, sin embargo, en la segunda época quizás podría haber alta saturación y humedad ambiental, que promoverán enfermedades fungosas.


0