Mejora pronóstico económico para Guatemala en 2021: se podría crecer un 5%

Los integrantes de la Junta Monetaria (JM) revisaron al alza la proyección del crecimiento económico para 2021, y mejoraron las expectativas iniciales dadas a conocer en diciembre último.

Publicado el
Guardar Compartir
La Junta Monetaria revisó al alza la proyección de crecimiento del PIB para 2021 el pasado 21 de abril. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La Junta Monetaria revisó al alza la proyección de crecimiento del PIB para 2021 el pasado 21 de abril. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las nuevas proyecciones indican que la economía nacional estará creciendo en el rango del 3 al 5% con un valor central de 4%, informaron autoridades monetarias durante una citación en el Congreso.

lea además:
Cuál es la ruta del gigantesco barco de contenedores que pasa por Guatemala y llega a Asia

El ajuste significa 0.5% con respecto a las cifras vertidas en diciembre del 2020, cuando la proyección era de 2.5 a 4.5% con un valor núcleo de 3.5%.

El desempeño de los indicadores de corto plazo mostrados en el primer trimestre, más la mejora en la economía de los principales socios comerciales del país, son los pilares que apuntan a una franca recuperación.

Además, la mejora de la previsión oficial surge cuando una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) realiza una evaluación a Guatemala del Capítulo IV, y estaría en sintonía con la previsión que se brindó el pasado 6 de abril y que situará que la economía estaría cerrando en 4.5%.

El escenario conocido por los integrantes de la JM en la sesión del pasado miércoles 21 de abril, mejora sustancialmente con el cierre del 2020 que fue de -1.5%.

Fundamento

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas e integrante de la JM, informó que la nueva revisión se sustenta en el comportamiento de distintas variables que han mostrado una mejora en el primer trimestre.

Destacó que, en la parte de los escenarios macroeconómicos del país, se analizó el comportamiento de las remesas familiares, déficit fiscal, deuda pública y el desempeño de distintos sectores productivos que han mejora con respecto al año pasado.

Mencionó que se viene de -1.5% del 2020, la posición que reflejó el FMI de 4.5% para 2021 a principio de mes, pero que ahora en la revisión se sitúa en 4% como ese escenario base, que estaría generando un mayor crecimiento, que puede trasladarse como mayor recaudación y a la vez en menor déficit fiscal.

Por otro lado, está el desempeño del ingreso de divisas por remesas familiares, que en marzo último alcanzó una cifra histórica, y se espera una proyección de crecimiento del 10% con respecto al cierre del 2020.

Por el lado del Ministerio de Finanzas, está la revisión de la ejecución presupuestaria y los desembolsos para la adquisición de los lotes de vacunas, con ocho millones de dosis y la adquisición de un lote de 326 mil vacunas con el mecanismo COVAX que fue requerido por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

“La vacuna es básica y esperamos que pueda resolverse en los próximos días”, señaló el ministro.

Finalmente, indicó que se estaría buscando apoyo a la Comisión de Economía del Congreso para avanzar en la agenda legislativa económica.

En una entrevista con Prensa Libre, Sergio Recinos, presidente de la JM, había anticipado que existía una tendencia de revisión hacia el alza de la economía para 2021, tanto por efectos locales como externos.

Varios factores

Eduardo Girón, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), afirmó que las variaciones son positivas y realistas sobre este nuevo escenario de crecimiento económico.

Su visión es que los productos de exportación están teniendo mejores precios a nivel internacional impulsados por una mayor demanda. Dijo que, con la apertura sanitaria que se ha tenido, también se han reactivado la mayoría de los sectores económicos, y las remesas familiares están creciendo y dinamizando el mercado.

La movilidad alcanza niveles similares a los previos a la pandemia y todo lo anterior se ve reflejado en el crecimiento de la recaudación de impuestos que en el primer trimestre creció un millardo arriba de la meta.

La vacunación está avanzando en otros países y eso va a dinamizar esas economías, tenemos a los EE. UU., que están superando las metas de vacunación, puntualizó.

“Guatemala puede crecer este año un 5% y para ello es muy importante la vacunación de la población y que los guatemaltecos observemos las medidas de distanciamiento social, lavado de manos y uso de mascarilla, para evitar el contagio y proteger a nuestras familias”, enfatizó Girón.

Tendencia atípica

Paul Boteo, director ejecutivo de la Fundación Liberta y Desarrollo, coincidió con los resultados observados durante el primer trimestre.

Señaló que el Índice Mensual de la Actividad Económica (Imae) en marzo terminará con un crecimiento del 6%, porque hay una cuestión de base frente al mes en que inició la pandemia en el país (marzo de 2020).

Todo este comportamiento apunta a que, en los próximos meses, el crecimiento del PIB termine cercano al 4% y “no creería que se esté pecando de sobreoptimismo”, ya que los números indican que la recuperación va muy bien.

Boteo aseveró que es un fenómeno atípico en Guatemala con respecto a Centroamérica, ya que, en El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, todavía no se registran variaciones positivas en sus índices, y el país está reportando números positivos de corto plazo.

Escenarios de riesgo

El directivo de la Fundación Libertad y Desarrollo también señaló los potenciales riesgos y amenazas para la economía, sobre todo por los atrasos en la vacunación, y alertó de que Guatemala está quedando en “el sótano” con respecto a otros países incluso de la región.

Sobre actividades sectoriales, el directivo aseguró que hay sectores ganadores como la agricultura, industria, energía, y la recuperación del sector construcción, que responde más a la confianza de cómo se desempeña la economía, pero en el sector de restaurantes, turismo y hotelería tendrá un escenario complicado, porque dependen de la vacunación y eso no se resolverá a corto plazo.

Por otro lado, se tendrá un desempeño negativo de la inversión extranjera directa, como ocurrió en 2020.

Perspectivas 2022

Sobre las perspectivas del próximo año, Boteo aseguró que es muy probable que se regrese a los niveles de crecimiento entre 3 a 4% en 2022, que es el potencial de crecimiento que sigue siendo bajo.

Sobre los peligros, para el siguiente ejercicio serían los relacionados con la política monetaria en los países a nivel mundial, cuando se vayan a dar marcha atrás a los estímulos, la subida de las tasas de interés, y el peligro es que se pueda enfrentar una crisis por el retiro de todos los estímulos monetarios y fiscales. Por otro lado, por toda la deuda que se emitió en 2020, algunos países puedan entrar en riesgos por deuda soberana.

 

 


0