Por qué las empresas de hoy invierten en sostenibilidad y la importancia de hacerlo

Las empresas que innovan y se transforman tienen mayores probabilidades de ser más exitosas y competitivas.

Publicado el
Guardar Compartir

Usuarios, colaboradores e incluso estándares internacionales, esperan que los negocios cuenten con políticas de sostenibilidad. ¿Está su empresa preparada para el reto?

En un estudio realizado por E&Y a 500 compañías, el 87% de ellas manifestó que el éxito está en sus consumidores y empleados. Ambos grupos toman sus decisiones de trabajar o adquirir productos en función del impacto que generan las empresas en lo social o ambiental. Esta expectativa de que los productos o servicios sean responsables, no solo se limita al ámbito ecológico, sino que también abarca el social y económico.

Una forma de identificar los aspectos que merecen atención dentro de las empresas es guiarnos en gran medida por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de Naciones Unidas para fijar acciones propias.

LEA TAMBIÉN:
Comercio electrónico: Cómo la mayoría de pymes en Guatemala consigue más de la mitad de sus ventas en canales digitales

Al revisar las características de dichos propósitos, se puede encontrar que la sostenibilidad abarca gran cantidad de temas, que van más allá del cuidado del medio ambiente. De los 17 objetivos, se pueden mencionar: paz, justicia e instituciones sólidas; energía asequible y no contaminante; ciudades y comunidades sostenibles; industria, salud, vida de ecosistemas terrestres; innovación e infraestructura, que son motores fundamentales del crecimiento y el desarrollo económico.

Otro aspecto enriquecedor es observar lo que hacen las demás empresas y en distintos ámbitos. El pasado jueves 23 de septiembre, se llevó a cabo el conversatorio ¿Por qué las empresas de hoy invierten en sostenibilidad? organizado por FECAICA, el que contó con la participación de empresas referentes del tema.

De ahí podemos obtener cuatro puntos claves para comenzar a ver los beneficios de la sostenibilidad, como eje transversal de las empresas actuales:

1. Mantener el balance entre consumo y desarrollo: “La sostenibilidad no es opcional. Las empresas y los líderes somos responsables de construir un futuro sustentable para todos”, indicó Rodrigo Tona, CEO de Ternova Group. Como empresa, afirma que hace 10 años “nos replanteamos hacia dónde va la industria del plástico y nos reinventamos. La sostenibilidad y el negocio no compiten, se complementan, es nuestro eje, con impacto social, ambiental y económico”.

2. Las empresas sostenibles son las mejor preparadas para asumir retos: Susana Vásquez, Directora de Asuntos Externos para Centroamérica de Phillip Morris International, dijo que se debe ver la sostenibilidad como una inversión y no como un gasto, para permanecer en el tiempo.

Y comentó que Philip Morris está en un proceso de transformación total. “Nos estamos transformando en una empresa de tecnología e innovación, que busca un futuro sin cigarrillos, incluso con productos que van más allá de la nicotina, además de nuestros objetivos de alcanzar la carbononeutralidad en nuestras operaciones y cadena de valor”.

3. Incursionar en mercados extranjeros: Luis Ibáñez, CEO de Licores de Guatemala, expresó que “una empresa que no se transforma e incorpora la sostenibilidad, no puede competir en los mercados extranjeros”. En el caso de Licores de Guatemala, afirmó que la integración les ha permitido incluir el eje de la sostenibilidad en toda la cadena de valor.

4. Reputación y rendición de cuentas: Manfred Kopper, Gerente Senior de servicios de Sostenibilidad para CA y RD de Ernst & Young, aseguró que existen datos claros en los que los inversionistas, clientes corporativos, empleados y consumidores se preocupan y valoran el impacto que las empresas están generando en la sociedad.

Este tema es muy amplio y requiere de un análisis específico para cada caso, ya que cada empresa conoce sus prioridades y por dónde puede empezar a implementar las medidas sostenibles.

Lo que nos queda claro es que la sostenibilidad empresarial ha pasado a ser un requisito, así como un incentivo para mejorar la competitividad de cada negocio. Por el contrario, quienes queden excluidos de esta narrativa, verán afectados diversos temas como reputación, competitividad e incluso, su propia continuidad.

***

 Andrea Monzón es directora ejecutiva de FECAICA. direccionejecutiva@fecaica.com


0