Qué es la burbuja de los bonos del Tesoro de EE. UU. y cómo debería entenderse cuando se buscan dólares desde Guatemala

Para contener la inflación, Estados Unidos subió la tasa de referencia o líder, aunque eso conlleva una baja en la cotización de sus Bonos del Tesoro, lo que puede perjudicar a los bonos de Guatemala.

Publicado el
Guardar Compartir
Al regreso del asueto de verano, el rendimiento de los Bonos del Tesoro estadounidense, alcanzaban máximos de tres años.  (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Al regreso del asueto de verano, el rendimiento de los Bonos del Tesoro estadounidense, alcanzaban máximos de tres años. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

¿Reventará la “burbuja” de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos? Esta es una pregunta que se hacen muchos que monitorean el comportamiento de los mercados financieros internacionales cada vez que resulta afectada esta herramienta, que se ha convertido en refugio financiero de quienes buscan asegurar sus capitales. Sobre todo, tomando en cuenta los montos históricos de dólares estadounidenses que circulan en la economía mundial.

La crisis que inició con la pandemia del covid-19 en el 2020, ha generado una emisión monetaria en Estados Unidos en niveles similares a los de la burbuja financiera de 2008 y 2009, aunque en años posteriores, el alza de precios se fue revirtiendo hasta que el balance de la Reserva Federal (Fed, en inglés) logró el reacomodo.

Las acciones tomadas lograron contener el derrumbe del sistema financiero, pero a partir del 2008, el balance de la Fed se fue hacia arriba. En ese año, pasó de mantenerse en US$ 892 mil 713 millones un aumento superior al 150%. Agregado a lo anterior, la deuda de Estados Unidos superó en febrero pasado la cifra histórica de los US$30 mil millones, según el Departamento del Tesoro.

De igual manera, en el tercer mes de 2022, los precios al consumidor en Estados Unidos, subieron a 8.5%, (la más alta en 40 años), marcando el ritmo más rápido de aumentos en cualquier período mensual desde 1981.

Lea además:
Suben las tasas de interés: Los tres escenarios que proyectan economistas sobre el costo del dinero

En consecuencia, el banco central estadounidense aumentó la tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, después de mantenerla casi a cero desde marzo 2020. La política es continuar con los aumentos a lo largo del 2022.

Todos esos factores que se activan a raíz de la incertidumbre que enfrenta la economía mundial desde la pandemia del 2020, inciden en la seguridad financiera de lo que algunos llaman la “burbuja” de los Bonos del Tesoro, que hasta ahora han sido el típico “valor refugio” como se vio al inicio de la pandemia, cuando cayeron los precios de las acciones y de las divisas, tal como sucedió en el 2008.

Implicaciones para Guatemala

Ahora bien, las implicaciones de esta situación en economías mucho más pequeñas y particularmente, en Guatemala también son grandes, pues por ser Estados Unidos el principal socio comercial del país, lo que sucede en ese mercado incide de manera tanto directa como indirecta en la economía local.

En el caso de los inversionistas que colocan capital en el extranjero, tienen que hacerlo bajo condiciones de mercado, así que se tienen que acomodar a la oferta y la demanda en esos momentos en que sale el emisor.

Y específicamente sobre los bonos del Tesoro que Guatemala coloca en el exterior, el gerente general de la Bolsa de Valores Nacional (BVN), Rolando San Román, indica que  “cuando el Estado se financia en los mercados internacionales, no lo puede hacer exactamente en las mismas condiciones que lo hizo hace un año porque, éstas están cambiando”.

Lo mismo sucede en el mercado nacional, pues los inversionistas también van a tener la oportunidad de ver dentro de las opciones de inversión, qué está sucediendo con las tasas y los rendimientos; y dependiendo de eso, así ajustarán sus ofertas.

Le puede interesar: Debido al repunte inflacionario en Guatemala, será conveniente aumentar la tasa líder, afirma el presidente de la ABG

“En cualquier economía, sí los medios de pago, la masa monetaria, la cantidad de dólares en existencia se incrementan significativamente, tiene un efecto sobre los niveles de precios. Eso es lo que está pasando en Estados Unidos y el mundo. Pero es algo que viene de años. En el histórico del balance de la Fed se puede observar la cantidad de dinero que ha emitido en los últimos 20 años”, apunta el gerente de la BVN.

De acuerdo con Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa), con relación al riesgo país, comparativamente los bonos en Guatemala se colocan a muy buenos niveles.

“Es importante reconocer que hay un esfuerzo del Ministerio de Finanzas Públicas para sustituir algunos bonos con préstamos que tienen un mejor rendimiento financiero. Lo que hemos visto en las últimas semanas por parte de Finanzas es que, hay algunos préstamos que quieren sustituir por bonos que están colocados o por otros que ya están autorizados, para poder tener un mejor retorno”.

 

Por lo pronto, Guatemala tiene una buena calificación de riesgo, lo que es un indicador de referencia en los mercados financieros. De acuerdo con la firma de servicios financieros JP Morgan, esta es de 260 puntos básicos, ligeramente por debajo de Uruguay, Chile, Panamá, Perú y Paraguay, quienes encabezan el ranking en América Latina, cuyo promedio regional es de 381 puntos. La media global es de 382, subraya Zapata

Clynton López Flores, director de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín, afirma que combatir la inflación y subir la tasa es necesario en toda economía, incluso en Guatemala, aunque siempre habrá impactos porque si la tasa sube, los precios de mercado de los bonos bajan; y si las tasas bajan, los precios suben.

Lea también: Cómo afecta el conflicto Rusia-Ucrania la colocación de Eurobonos de Guatemala

Ello puede generar pérdidas en los portafolios de los tenedores de bonos guatemaltecos, pero es solo un ajuste, ya que estos han tenido ganancias recientes, precisamente por la caída sostenida y mantenida de las tasas de interés.

Este comportamiento en las tasas o rendimiento de los bonos históricamente está asociado con los cambios inflacionarios, lo cual afecta su demanda a consecuencia del rendimiento que los inversionistas quieren recibir.

“Los instrumentos más cotizados son los de 30 años, así como el de 10 años. Si quieren invertir a 10 o 30 años, pero hay datos de inflación que se han disparado en los últimos meses, van a pedir mayores rendimientos para esos instrumentos. En parte, eso es lo que se ha venido dando en los últimos tres meses”; explica San Román.

E indicó que se debe tomar en cuenta el grado de endeudamiento de la economía, un factor que puede influir a largo plazo en la demanda de esos instrumentos financieros. Sin embargo, Estados Unidos ha tenido etapas en los que su apalancamiento o su nivel de deuda respecto a su Producto Interno Bruto (PIB) ha estado más o menos al mismo nivel de lo que actualmente está”, concluye San Román.

Lo último

Al regreso del asueto de verano, el rendimiento de los Bonos del Tesoro estadounidense, alcanzaban máximos de tres años. Justamente la perspectiva de una subida agresiva de las tasas por parte de la Fed, contribuyó a que la nota de referencia a 10 años de estos bonos tocara el 2.924%, el máximo desde diciembre 2018. De igual manera, el valor del dólar estadounidense respecto a seis divisas importantes ganaba 0.29%.

Un día después, el martes 19 de abril, el rendimiento de los bonos a 30 años, subía a 3.03%, el más alto desde abril 2019, por lo que se prevé que la Fed suba la tasa de referencia del actual 0.33% a 1.30% en junio y a 2.71% en febrero de 2023. Y luego de la reunión en mayo próximo, también se espera el anuncio del plan para reducir su balance de US$8.9 billones.


0