“Somos de las regiones que menos emitimos y que más impacto recibimos”

Guatemala expuso en conferencia sobre el clima la necesidad de dotar de recursos para reducir el impacto en Centroamérica.

Publicado el
Guardar Compartir
Durante dos semanas, representantes de países y organismos relacionados con el medioambiente discutieron acciones para implementar con urgencia y reducir el impacto del cambio climático y el calentamiento de la Tierra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante dos semanas, representantes de países y organismos relacionados con el medioambiente discutieron acciones para implementar con urgencia y reducir el impacto del cambio climático y el calentamiento de la Tierra. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El embajador del Reino Unido en Guatemala, Nick Whittingham, y el ministro de Ambiente y Recursos Naturales, Mario Rojas Espino, conversaron con Prensa Libre respecto de sus impresiones alrededor de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26).

El primero aseguró que esta cumbre representa la última oportunidad para posicionar el tema en el mundo y de encausar las acciones necesarias para combatir los efectos del cambio climático global. Adelantó que el Reino Unido destinará US$21 millones —unos Q162 millones— para impulsar proyectos para la protección de la biodiversidad en América Latina.

Por su parte, Rojas Espino, en videoconferencia desde la sede de la conferencia —Glasgow, Escocia—, aseguró que han llevado una postura regional como presidencia pro tempore del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) para enviar un mensaje contundente de que la región emite solo el 0.035 de los gases de efecto invernadero pero recibe los impactos de las naciones altamente contaminantes.

No deje de leer
Tercer año de pandemia: Reviva el conversatorio sobre las preguntas difíciles en Guatemala para este 2022

—¿Cómo analizan los impactos del cambio climático en Guatemala?

—Mario Rojas Espino (MRE): Es innegable que existe un impacto, y en ese sentido el espíritu de la COP26 ha girado alrededor de hacerle conciencia al mundo de que el cambio climático es una realidad dramática y cercana. En el caso de Guatemala, recordemos que hace un año estábamos, como gobierno y como sociedad, luchando por los impactos de las tormentas Eta e Iota. Estas afectaron el país con tan solo ocho días de diferencia.

En el 2020, el país fue golpeado terriblemente por este tipo de fenómeno. Si nos retrotraemos también vemos que tenemos registro de épocas secas. Solo Petén recibió el impacto de 80 incendios forestales en los últimos años. Entonces vemos que estamos bajo una situación alarmante y muy preocupante que afecta los recursos naturales, impacta el estilo de vida de la sociedad, complica el acceso a la salud, a los alimentos, porque las cosechas se ven afectadas y también impacta en la infraestructura. La oficina de planificación determinó que en las últimas décadas se han invertido US$6 mil millones en reconstruir la infraestructura. Entonces es importante tomar el problema con la seriedad que se merece.

Nick Whittingham (NW): Para mí, una de las cosas más preocupantes es que, derivado de los efectos del cambio climático, se pueden tener inundaciones y sequías casi en el mismo territorio o muy cerca. Hemos visto las inundaciones de las tormentas Eta e Iota y así mismo vemos problemas de sequía en el Corredor Seco, el cual pude visitar. Este presenta retos para las comunidades, por la falta de agua, y se ve mucha desnutrición. Es impresionante ver la adaptación de las comunidades con la ayuda del Gobierno y de la FAO. Con todo esto debemos destacar la importancia de los bosques como pulmones de América. Por eso el Reino Unido va a apoyar ese tema en el futuro.

—¿Qué acuerdos se discuten en el marco de la COP26?

—NW: En la cumbre hemos escuchado acerca de las nuevas maneras para evitar el cambio climático. Creo que después de la COP26 lo importante será la implementación de todos los planes que los países han lanzado. Se debe continuar con la búsqueda de nuevas tecnologías para ayudar a las comunidades a ser más eficientes en impulsar acciones para mitigar los efectos del cambio climático. Lo importante es que se han reunido los líderes a hablar del tema y de la urgencia de este.

Vemos que todavía hay demasiadas personas que no quieren cambiar su forma de vivir. Es un problema ya no solo de gobiernos, sino de sociedades y personas. Debemos intentar reducir los efectos y mejorar el futuro.

MRE: Primero, dimensionar que se trata de un evento masivo donde participan más de diez mil personas. Es positivo ver a tanta gente buscar un objetivo; de alguna manera nos da esperanza y ánimos. Hay un compromiso en que la situación mejore.

Nosotros llevamos una línea de trabajo que en las anteriores cumbres se ha avanzado, una de ellas es dar cumplimiento al Acuerdo de París, que tiene metas establecidas. Naturalmente, en esta cumbre los países estamos comprometidos en lograr un avance en el cumplimiento de las metas, y del Protocolo de Kioto y otros compromisos que se han asumido.

Es importante resaltar que las naciones vamos en la línea de dar cumplimiento, y Guatemala no es la excepción. Se busca el compromiso de los grandes emisores de gases de efecto invernadero. Este año llegamos a hablar no solo como Guatemala, sino como la región. Tenemos la presidencia pro tempore del Sica, que aglutina a los países de Centroamérica y República Dominicana, y buscamos que se nos reconozca como una de las regiones más vulnerables del planeta. La región emite gases de efecto invernadero de 0.035, y Guatemala el 0.07.

El mensaje que queremos trasladar es que somos de las regiones que menos emitimos y que más impacto recibimos. Tratamos de que el mundo se entere de que somos una región vulnerable.

Nick Whittingham, embajador del Reino Unido.
Nick Whittingham, embajador del Reino Unido.

—¿Qué tipo de acciones se esperan de los países más contaminantes para favorecer a la región?

MRE: Hemos tenido la oportunidad de reunirnos con los grandes fondos que financian proyectos para mejorar el medioambiente en el mundo: el Fondo Verde, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), y en todos hemos encontrado la buena voluntad de seguir apoyando. Intentamos avanzar en encontrar mecanismos para hacer estos fondos más asequibles para los países. Actualmente, una gestión que inicia en 2021 se materializa en tres o cuatro años. Eso es mucho tiempo para la emergencia que tenemos, y el compromiso existe. Creemos que será un balance positivo para nosotros.

—Reino Unido apoya varios proyectos de desarrollo sostenible. ¿Qué otros se impulsarán en el país?

NW: Desde Reino Unido tenemos un nuevo fondo de biodiversidad mundial. Tendrá cinco regiones priorizadas y una de ellas es Mesoamérica. Tendremos disponibles US$21 millones para los países de América, incluido Guatemala. Este proyecto tiene muchas conexiones con el cambio climático porque uno de los principales objetivos será proteger la biodiversidad de los bosques y el desarrollo sostenible de las comunidades.

Guatemala es el país número cinco en mayor biodiversidad del mundo y los bosques de Guatemala son pulmones del planeta. Por eso es importante protegerlo. Esa será nuestra prioridad en los próximos años.

—¿Existe algún proyecto reciente gestionado por el país que contribuya a reducir los efectos del cambio climático?

MRE: Bajo la gestión que hemos hecho este año como presidencia pro tempore del Sica logramos la aprobación de un proyecto muy importante para el corredor seco de la región, por más de US$200 millones, que contribuirá a garantizar la seguridad alimentaria. Son proyectos enfocados en mejorar la calidad del suelo, a mejorar la cobertura forestal y la calidad del agua de nuestra región.

Así lo dijo:

Desde el Reino Unido tenemos un nuevo fondo de biodiversidad mundial: tendrá cinco regiones priorizadas y una de ellas es Mesoamérica. Tendremos disponibles US$21 millones para los países de América, incluido Guatemala.

—¿Cuáles son las grandes demandas que llevan como país y región?

MRE: Lo resumiría en cuatro mensajes. Se nos brindó la oportunidad en el panel de alto nivel de la ONU de presentar la postura de Guatemala.

Lo primero que queremos que el mundo sepa es que somos de los más vulnerables. Germanwatch nos califica entre los primeros 10 y 12 países más vulnerables. Este es un dato que todos deben saber.

Segundo tema: queremos dar a conocer que somos de los que menos contaminamos.

El tercer mensaje: el presidente —Alejandro— Giammattei tuvo una iniciativa muy interesante este año y que hemos comunicado. Queremos que Guatemala se convierta en la sede regional para el control de incendios. Se han hecho las gestiones pertinentes para que se nos donen equipos que están en muy buen estado. La idea es que Petén sea la sede de este esfuerzo.

El cuarto mensaje es indicar que, como región, pedimos que se nos facilite el acceso a los fondos que ya existen para luchar contra la degradación ambiental y que sea menos burocrático.

Hemos encontrado mucha reciprocidad por parte de las personas que dirigen estos fondos porque también lo ven como urgente para que esto se materialice.

Mario Rojas Espino, ministro de Ambiente.
Mario Rojas Espino, ministro de Ambiente.

—¿Qué pueden hacer para agilizar la dotación y ejecución de fondos para proyectos ambientales?

MRE: En COP26 traemos una postura clara y definida de buena voluntad para agilizar los procesos. Creo que ese es un primer paso. El segundo será que nosotros, como entes gubernamentales, tendremos que dar avales y agilizar procesos. Ese es un compromiso.

—¿Cuáles son los principales logros de esta COP26?

NW: Se han dado una serie de declaraciones importantes referentes a la reducción del uso del carbón y declaraciones de que en Guatemala se deben proteger los bosques y cuidar el uso de la tierra.

Las declaraciones son muy importantes para poder avanzar juntos en la misma dirección. La Cumbre ha sido una oportunidad de posicionar un mensaje importante para todo el mundo. Esta es la última oportunidad de tener el impacto que necesitamos. Por supuesto que el trabajo debe continuar después del COP26 y espero que tengamos un momento para continuar con nuestros esfuerzos internacionales.

COP26
Postura del Reino Unido
Reino Unido anunció un fondo global de 290 millones de libras esterlinas (unos Q3 mil millones) para mitigar los efectos del cambio climático. Además acordó la dotación de 500 millones de libras esterlinas —unos Q5 mil millones— para proteger más de cinco millones de hectáreas de selvas tropicales y crear miles de empleos verdes en África, Asia y América Latina, lo que equivale a más de 3.5 millones de campos de futbol. Durante las discusiones sobre energía se acordó reducir al máximo el uso de carbón para la generación de electricidad y promover las energías limpias.Fuente: Embajada del Reino Unido en Guatemala

0