Verificamos por usted: ¿Comedores sociales no se utilizan con fines clientelares?

Los comedores sociales buscan asistir a la población con inseguridad alimentaria, aunque su alcance es limitado.

Publicado el
Guardar Compartir
Los comedores sociales se inauguraron en tiempos de la UNE y las distintas administraciones le han dado seguimiento al programa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Verificado por
Los comedores sociales se inauguraron en tiempos de la UNE y las distintas administraciones le han dado seguimiento al programa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El programa de los comedores sociales forma parte de las políticas del gobierno con las que se pretende asistir a aquellas personas que tienen dificultades para tener un plato de comida a su mesa. Sin embargo, desde que se implementó en 2008 ha sido cuestionado por cómo los gobiernos lo utilizan de forma clientelar.

El objetivo de los comedores sociales es brindar a la población vulnerable acceso a la alimentación mientras dure su situación de vulnerabilidad o crisis. Estos se instalan en ubicaciones próximas a centros hospitalarios, estaciones de buses, guarderías o centros educativos públicos y, en caso de emergencias climáticas o conflictos sociales, en albergues o centros de atención habilitados.

Los alimentos se proporcionan sin costo con el fin de que cualquiera acceda a ellos, aunque a todas luces su capacidad de cubrir a la totalidad de personas que padecen inseguridad alimentaria es limitada.

Lea más
La ejecución presupuestaria del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) no ha sido la más eficiente desde su creación.

Se implementaron en 2008, durante el período de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y a partir de ahí las distintas administraciones le dieron seguimiento. El actual gobierno le incrementó el presupuesto. Arrancó con 18 comedores sociales y los aumentó a 58.

El actual ministro de desarrollo Raul Romero asegura que el programa facilita el alimento a personas vulnerables y para ello instalan los comedores en áreas con mayor vulnerabilidad. Romero comenta que para su ubicación no importa si el alcalde del municipio forma parte del partido oficial o no, aunque para expertos esto no es suficiente evidencia que descarte el uso clientelar del programa.


¿De dónde salió la información?

El pasado 15 de enero, en una conferencia de prensa, el ministro de desarrollo, Raúl Romero, aseguró que la gran mayoría de comedores sociales se ubican en municipios en los que el acalde no pertenece al partido oficial. “En el caso de los comedores sociales, para establecer un comedor lo hacemos con base al mapa de pobreza, al mapa de desnutrición infantil y de mortalidad (...). La gran mayoría, el 80 o 90 por ciento de comedores está situado en departamentos y municipios donde el alcalde no es del partido oficial”, dijo Romero. El funcionario dijo que era una prioridad del presidente Alejandro Giammattei no permitir que los programas se usen de forma clientelar o política y para ello buscan que los beneficiarios sean los sectores de la población más necesitados.

¿Cuál es el  contexto?

Según la Clasificación de Inseguridad Alimentaria en Fases (CIF), entre mayo a agosto de 2021 había 3.5 millones de personas que se encontraban en crisis o emergencia y requerían acciones urgentes. Esta cifra, según proyecciones, disminuiría a 2.5 millones entre septiembre 2021 y enero 2022, periodo de menor inseguridad alimentaria. La CIF estima que actualmente hay cinco departamentos en una fase de crisis alimentaria: Alta Verapaz, Chiquimula, Huehuetenango, Quiché y Totonicapán. En total en estos departamentos se encuentran cinco de los 58 comedores sociales instalados. En Quiché y Chiquimula no hay ni uno solo instalado. Los comedores sociales son uno de los programas a los que más le apuesta el gobierno. Actualmente, tiene un presupuesto de Q120 millones 589 mil 242, del cual se ha devengado Q73 millones 419 mil 371, equivalente al 68 por ciento y se cuenta con 58 comedores instalados. “Pasamos de siete comedores en el gobierno anterior a 58 comedores ahora. Eso es gracias a ampliaciones presupuestarias que se han hecho gracias a ahorros que el presidente ha tenido en otras dependencias, empezando en la misma presidencia”, dijo el ministro de Desarrollo Social, Raúl Romero.

Por esto sabemos que es
dudoso

En principio, los partidos políticos son vistos por los alcaldes como un vehículo electoral para llegar al poder. De tal cuenta, el hecho que un jefe edil no pertenezca al partido de gobierno no puede tomarse como prueba de que no forma parte de la alianza oficialista, explica Fernando Ixpanel, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies). En ese sentido, de los 58 comedores sociales, seis se ubican en municipios en los que los alcaldes pertenecen al partido Vamos. Mientras que hay otros 25 comedores en los que los ediles pertenecen a las agrupaciones Unionista, Prosperidad Ciudadana, Todos, UCN y Unionista, que en la mayor parte de la legislatura han sido aliados de la bancada oficial en el Congreso de la República. En total, el 53 por ciento de los comedores sociales se ubican en un territorio donde el alcalde, o pertenece al partido Vamos o a una agrupación que ha mostrado afinidad con las políticas del Ejecutivo en otras esferas de la administración pública como lo es el Congreso. “El partido no es ningún indicador (sobre la posición de un alcalde respecto al gobierno). Que el programa se focalice en municipios donde no hay un alcalde oficial no garantiza que no existan dinámicas clientelares. Además, los programas se pueden utilizar para apoyar a una figura que no ejerce el cargo actualmente, como gobernadores o asesores de una institución”, explica Ixpanel. Por su parte, Walter Gómez, portavoz del Mides, informó que para decidir en qué municipios se ubica un comedor social se toman en cuenta aquellos territorios que son clasificados en el Índice de Vulnerabilidad a la Inseguridad Alimentaria y Nutricional clasificados como altos o muy altos. Además, se consideran lugares poblados donde la prevalencia de la desnutrición aguda sea mayor a cinco por ciento en niñez menor de cinco años. “Debe realizarse coordinación interinstitucional con otras instancias de gobierno, como el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional”, informó el portavoz.

0