Monumentos a Cristóbal Colón y José María Reina Barrios, entre los secretos y tesoros que esconden las avenidas de ciudad de Guatemala

Las avenidas La Reforma y Las Américas son un atractivo paseo para conocer, a través de los monumentos, parte de la historia de Guatemala y del continente.

Publicado el
Guardar Compartir
Más de 40 monumentos se encuentran entre la Avenida Reforma y Las Américas.  (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas).
Más de 40 monumentos se encuentran entre la Avenida Reforma y Las Américas. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas).

Este recorrido es una sugerencia para apreciar con una mirada distinta parte de las avenidas emblemáticas e históricas de la ciudad.

Es detenerse a admirar no solo la naturaleza del lugar sino también el arte de los monumentos que se convierten en parte de la identidad del país.

El 18 de abril de cada año se celebra el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, una fecha en la que se invita a tomar conciencia de ellos, así como a generar interés en su conservación y protección.

En estos kilómetros de caminata encontrará, además, otros sitios cercanos como la Plaza España, restaurantes, centros comerciales y dis tintos espacios para convivir al aire libre.

Por ahora, debido a covid-19 está cerrado el Jardín Botánico, que después de la crisis sanitaria regresará a ser una parada importante, declarado Monumento Nacional Protegido.


🔔¿Ya recibe, vía Whatsapp, lo mejor que ofrece a diario su suscripción digital PL+? ¡Dese de alta ahora! http://bit.ly/whatsappplplus 🔔


A lo largo de las avenidas La Reforma y Las Américas se colman los sentidos de colores y texturas con más de 40 monumentos que preservan expresiones, historias y creatividad.

Vea en el siguiente mapa interactivo la ubicación e historia de algunos de los principales monumentos.

Este recorrido es una sugerencia para apreciar con una mirada distinta parte de las avenidas emblemáticas e históricas de la ciudad.
Es detenerse a admirar no solo la naturaleza del lugar sino también el arte de los monumentos que se convierten en parte de la identidad del país.

El 18 de abril de cada año se celebra el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, una fecha en la que se invita a tomar conciencia de ellos, así como a generar interés en su conservación y protección.

En estos kilómetros de caminata encontrará, además, otros sitios cercanos como la Plaza España, restaurantes, centros comerciales y distintos espacios para convivir al aire libre.

Por ahora, debido a covid-19 está cerrado el Jardín Botánico, que después de la crisis sanitaria regresará a ser una parada importante, declarado Monumento Nacional Protegido.

A lo largo de las avenidas La Reforma y Las Américas se colman los sentidos de colores y texturas con más de 40 monumentos que preservan expresiones, historias y creatividad.

Miguel Álvarez, cronista de la ciudad, expresa que a través de cada monumento se reconoce el valor de las personalidades representadas y se convierten el espacio público en una cátedra cívica.

“Es necesario admirarlos, apreciarlos, conocerlos a profundidad, pero sobre todo respetarlos y conservarlos, porque cada uno es como la página de un libro de historia”, agrega.

María José Avendaño, directora de Medio Ambiente, entidad encargada de Puentes y Monumentos en la Municipalidad de Guatemala, comenta   que los monumentos son un patrimonio de todos los ciudadanos, de gran valía y para futuras generaciones. Estos marcan la historia. “Los debemos cuidar entre todos. Si vemos algo que está mal es importante denunciar”, enfatiza.

Así nace La Reforma

La planificación de La Reforma comienza en 1894 como parte de la conmemoración de los 25 años de la gesta revolucionaria de 1871, cuando se traza un bulevar a semejanza de los de París, Francia. Fue concebido como un espacio de paseo, recreación y conocimiento.

Nace con el nombre 30 de Junio y posteriormente toma el nombre actual, dice Álvarez. Su trazo data del gobierno de José María Reina Barrios para erigir monumentos a las glorias nacionales, en ese momento las figuras propias del liberalismo dominante.
Varios artistas europeos llegaron a Guatemala para diseñar monumentos. El más antiguo es el de Miguel García Granados, a la altura de la 2a. calle, que se inauguró el 20 de junio de 1896.

En esta avenida también se ubicaba el monumento a Justo Rufino Barrios, frente al Palacio de la Reforma —situado al final de esta arteria, donde ahora se encuentra el de Los Próceres—. El 19 de julio de 1896 se inauguraron el de García Granados y el de Barrios. Este último fue trasladado a la Plaza Barrios, zona 1. Ambos fueron diseñados por el italiano Francisco Durini y elaborados en Italia.

Otro de los más curiosos es el monumento de Lorenzo Montúfar, realizado en cumplimiento del decreto legislativo 11-71, con el que se extendía el mandato de los artistas plásticos Rafael Rodríguez Padilla y Cristóbal Azori, para que tallaran la pieza en homenaje al centenario del nacimiento de Montúfar, escritor y político guatemalteco. La pieza mezcla el estilo Art Nouveau y Art Déco, con 4.75 metros de altura. Este monumento es el primero en Guatemala fundido en bronce de gran dimensión y calidad.

Al principio se tenía la idea de instalarlo en una esquina de la Plaza de la Constitución, en la capital, pero al estar terminado se decidió colocarlo en la Avenida de La Reforma.

Las Américas

En 1949 se traza un nuevo tramo y toma el nombre de Avenida de Las Américas, considerando que el 14 de abril de 1948 se fundó la Organización de Estados Americanos y se creó un día específico para celebrar el Día de las Américas y en ese marco la Municipalidad de Guatemala construyó la prolongación de la Avenida de La Reforma con el nombre de Las Américas.

La misma está dedicada a los monumentos de figuras de América y ya no a glorias guatemaltecas. Así se construyeron las plazas dedicadas a los países.

La más antigua es la llamada Eucarística, de 1950, donde se celebró un congreso eucarístico y después de la primera visita de Juan Pablo II se instaló una estatua en su honor.

Entre otras, le siguió la Plaza Argentina, inaugurada en 1961, y en 1965 la de Cristóbal Colón.

La estatua que representa al almirante genovés fue elaborada para la conmemoración del cuarto centenario del descubrimiento y conquista de América.

La primera vez fue instalada en la Plaza de Armas del Parque Central, en 1896. Después de los terremotos de 1917 y 1918, la figura se cayó y tuvo daños en la cabeza. En 1944 fue trasladada al parque Morazán, y en 1960 a la Avenida de Las Américas.

En la Plaza de México se yergue un monumento a Benito Juárez —quien también tiene un busto en la Reforma—, quien fue reconocido por su aporte en la formación del Estado mexicano. Estuvo en el exilio por su oposición al gobierno y fuera del país se relacionó con un grupo de liberales con los que propuso una transformación social y política a su regreso a México.

Esta pieza fue inaugurada con motivo del aniversario 164 de su nacimiento. En el muro donde aparece el nombre de la plaza hay una placa dedicada a la masonería guatemalteca.

Avendaño comenta que cada nuevo monumento debe ser autorizado por el concejo municipal. Se recibe con frecuencia solicitud de artistas que buscan tener un espacio en estas transitadas avenidas capitalinas.

Bustos dañados o robados

El busto a David Vela fue esculpido por el artista plástico nacional Byron Ramírez López y colocado en la Avenida de La Reforma y 16 calle. Fue parte de la conmemoración del primer centenario de nacimiento del escritor, en el 2002. Ahora no está en su ubicación.

María José Avendaño, directora de Medio Ambiente, entidad encargada de Puentes y Monumentos en la Municipalidad de Guatemala, refiere que tanto el busto de Vela como el de Francisco Eugenio de Santa Cruz y Espejo están resguardados en la bodega municipal, con la autorización del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala (IDAEH). Ambas instituciones hicieron un levantamiento de los mismos.

El monumento a Miguel Ángel Asturias es uno de los más recientes, pero ha sido dañado. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

Uno de ellos estuvo a punto de ser robado. Las autoridades lo encontraron de madrugada dentro de un costal. El otro fue removido y resguardado para prevenir el hurto. El busto de Rafael Ángel Calderón Guardia fue robado también en 2015.

El monumento de Miguel Ángel Asturias se inauguró en el 2000. En el 2009 le robaron las hojas de sus libros. Este fue creado por Max Leiva, en bronce.

El monumento a Miguel Ángel Asturias es uno de los más recientes, pero ha sido dañado. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas)

Se han dado situaciones como daño o robo de placas y letras que conformaban algunos nombres de monumentos. Para hacer una denuncia de daños o anomalías llame al teléfono 1551. Durante el año, una cuadrilla de mantenimiento hace reparaciones y pinta monumentos. Todo se rige dentro de límites del IDAEH y con la guía de un restaurador. A diario se hace limpieza por parte de los miembros de cuadrillas de fuentes y monumentos.

Simbolismo

En la Avenida de La Reforma destacan las esculturas taurinas, ecuestres y de leones. Las primeras se cree que son protectoras de campos y cosechas, y en algunas culturas se relacionan como monumentos funerarios. Los caballos transmiten un mensaje.

Los leones, toros y caballos son parte de las piezas en la Avenida Reforma. (Foto Prensa Libre: Elmer Vargas).

Si asientan las cuatro patas el personaje falleció de causas naturales, pero ya no estaba en el ejercicio del poder.

Si el caballo tiene las dos patas delanteras levantadas, el jinete murió en combate mientras tenía el poder, y si solo tiene una pata delantera al aire, significa que quien lo monta dejó de existir cuando aún tenía el poder. A los leones se les relaciona culturalmente como guardianes o protectores de tumbas y de ciudades.

 


0