Cómo conectarte con los colegas que extrañas

Lo que se gana con el trabajo a distancia —mayor flexibilidad y productividad— se paga con la falta de interacción y socialización con los colegas en persona.

PL Plus
Mantener el contacto con los colegas
Hay que estar atentos para saber si los compañeros de trabajo están demasiado abrumados debido a la comunicación adicional y debemos tratar de ser receptivos a cualquier indicio sutil que los colegas puedan dar para indicar que no tienen tiempo o espacio mental para charlar. Foto Prensa Libre: Aysha Tengiz/The New York Times

J’Leen Manning Saeger extraña a sus amigos del trabajo. Como profesora de Español en la Universidad Trinity en San Antonio, Manning Saegar y otros miembros de su departamento, que se relacionan de manera estrecha, compartían ideas con frecuencia y hablaban de futuros proyectos.

“Podía sentir cómo se consolidaban las amistades poco a poco, pero después ocurrió la pandemia”, comentó. “Y ahora simplemente no nos vemos”.

Aunque extraña a sus colegas, teme parecer hostigadora o invasiva si les escribe a sus amigos del trabajo. La falta de comunicación ha provocado que comience a pensar en todo tipo de cosas. “Comienzas a hacerte cuentos acerca de que ya tienen a sus amigos, que no les importa o que están ocupados con su familia”, dijo Manning Saeger. “Hay muchos motivos por los cuales no comunicarse”.

Sin embargo, la inseguridad y las dudas son una respuesta natural a la desconexión del lugar de trabajo, dijo Shasta Nelson, experta en amistades y autora de “The Business of Friendship: Making the Most of the Relationships Where We Spend Most of Our Time”.

“La parte fácil de las amistades de trabajo es que son amistades que no se tienen que programar a menudo”, dijo, y añadió que ahora no solo tenemos que planificar nuestras interacciones con los amigos del trabajo, sino que tenemos que planificarlas de una manera que no se había llevado a cabo en muchas de estas amistades.

Lo que se gana con el trabajo a distancia —el aumento de la flexibilidad y la productividad— se paga con la falta de interacción y socialización con los colegas en persona. Una encuesta reciente de Morning Consult encontró que el 58 por ciento de los trabajadores remotos se sienten desconectados de sus compañeros de trabajo y el 44 por ciento de los encuestados reportaron que también se sienten más aislados y solitarios trabajando desde casa.

Es importante recordar que esta pandemia “se nos vino encima sin ningún tipo de aviso, obviamente”, dijo Reginald Cunningham, psicólogo. “Ahora tenemos que aceptarlo y decir: ‘Tengo que lidiar con esto. Tengo que seguir avanzando’”.

Para aquellos que se tambalean por estos cambios repentinos y a largo plazo en su lugar de trabajo, seguir adelante puede considerarse como el duelo por la pérdida de la comunidad que disfrutabas con tus colegas. A continuación, detallamos la estrategia para mantener a flote estas valiosas amistades laborales a pesar de la distancia.

SÉ ESPECÍFICO

Identifica qué partes de la vida de la oficina extrañas más. ¿Son las conversaciones en la sala de descanso, preguntarse cómo están en el almuerzo o la camaradería de abordar un problema juntos? En cuanto identifiques los elementos que anhelas, podrás ser sincero con tus amigos del trabajo acerca de lo que necesitas para recuperar la cercanía, según los expertos.

“Ahora mismo, durante la crisis de COVID-19, creo que es el momento perfecto para ser transparentes con nuestras necesidades”, dijo Lupe Nambo, terapeuta matrimonial y familiar certificada. Podemos suponer que nuestros compañeros de trabajo saben que nos gustaría hablar con más frecuencia, pero si no les has comunicado tus deseos, dijo, entonces no van a ser capaces de manifestarse de la manera que lo necesitas o esperas.

ADELANTE, COMUNÍCATE CON ELLOS…

No seas tímido a la hora de crear un nuevo patrón para estas amistades, dijo Nelson. Puede resultar incómodo decir: “Hola, te extraño”, pero recomienda expresarlo porque no sabemos cuánto tiempo más durará esta pandemia. El hecho de saber que tienes esta conexión con compañeros de trabajo queridos “hará que” te sientas “involucrado y apoyado”, y que te vean, afirmó.

Si hace tiempo que no hablas con un conocido favorito del trabajo, Nambo recomienda enviar un mensaje de texto relajado, un mensaje por Slack o un correo electrónico para decir: “Oye, solo estoy pensando en ti. Espero que te vaya bien”. O enviar un correo electrónico que diga: “Oye, te extraño. Espero que te vaya bien”. No tienes que abrumar a la otra persona organizando una reunión virtual de inmediato, dijo. El objetivo es simplemente comunicarse y después ver qué resulta (y, por supuesto, tener en cuenta tanto el profesionalismo como la cultura y los protocolos de la empresa).

Si buscas más conexión con un colega con el que ya has mantenido alguna comunicación, Nambo recomienda idear formas de aumentar la intimidad de tus interacciones. Podría tratarse de cosas como estas:

  • Publicar fotos y actualizaciones en un grupo en línea.
  • Compartir artículos interesantes o relevantes que hayas leído.
  • Chatear en un canal dedicado para eso en Slack.
  • Programar citas para almorzar por Zoom.
  • Planificar una hora feliz virtual.
  • Organizar un pícnic socialmente distante en el parque.

Nambo sugiere mantener los chismes del lugar de trabajo al mínimo cuando se hablen, ya que el objetivo es relajarse y concentrarse en traer de vuelta la amistad que tanto disfrutaron.

PROGRAMAR UNA CONVERSACIÓN DE ACTUALIZACIÓN

Al cambiar al trabajo a distancia, lo que “hemos perdido es la proximidad y la espontaneidad”, dijo Nelson. “Y esos fueron dos de los factores que hicieron que las amistades en el lugar de trabajo fueran más fáciles que nuestras relaciones no laborales”. Por lo tanto, tenemos que ser más proactivos en cuanto a mantener el contacto entre nosotros. Escoge un día en el que te pongas en contacto con uno o dos compañeros de trabajo, por ejemplo, los jueves. Manéjalo como una cita.

“Incluso una llamada de quince minutos te dejará sintiéndote más conectado que cualquier otra cosa que puedas programar en tu día”, dijo Nelson. Chatear por teléfono no solo les da un descanso de las agotadoras videollamadas, sino que los dejará a ambos sintiéndose más conectados que con los mensajes de texto o el correo electrónico.

HAZ QUE TUS CONVERSACIONES SEAN SIGNIFICATIVAS

Nelson aconseja pensar en algunos temas —programas de televisión o películas que has visto, pódcasts que has escuchado como un maratón, comidas que has preparado— antes de llamar a tu colega. Comparte lo que realmente está pasando en tu vida.

Para los compañeros de trabajo que acabas de conocer, recomienda hacer preguntas como:

“¿Qué te atrajo de este campo de trabajo?”. “Dime qué parte del trabajo te gusta más”. “¿En qué estás trabajando estos días?”.

Una conversación como esta “no requiere una tonelada de vulnerabilidad o mucho tiempo; sin embargo, te dará enormes recompensas”, dijo Nelson. Vigila el reloj para que no te quedes ahí demasiado tiempo. Si solicitas una llamada telefónica de quince minutos, asegúrate de hablar solo durante ese tiempo.

OFERTA DE AYUDA

Si tienes dudas sobre cómo contactar con compañeros de trabajo ocupados por miedo a molestarlos, intenta hacer algo para facilitarles el día. Tal vez puedan intercambiar ideas o puedas ayudarles a resolver un problema. Ofrece una salida como esta: “Si no tengo noticias tuyas mañana, asumiré que tienes todo bajo control”.

Lo que más importa es que te esfuerces. Si puedes hacer que tus compañeros o colegas se sientan vistos y apoyados, “les va a encantar”, dijo Nelson.

“Estarás más cerca de ellos y ellos se sentirán más cerca de ti”, dijo, así que, cuando finalmente regreses a la oficina, tu vínculo se mantendrá fuerte.

0