Historia de Guatemala: Doctor Robles descubre la oncocercosis en 1915

Médico guatemalteco diagnostica por primera vez la causa de una ceguera que se creía incurable y que es  causada por un parásito.

Doctor Robles descubre la oncocercosis
El doctor Rodolfo Robles Valverde (1878-1939) fue un investigador tenaz. Foto Prensa Libre: Hemeroteca

Se trata de una de las mentes científicas más brillantes que ha dado Guatemala.  Rodolfo Robles Valverde nació en Quetzaltenango, en 1878. Asistió a la escuela primaria en Santa Clara, California, Estados Unidos. A los 17 años se fue a Francia, donde en 1898 obtuvo un grado de la escuela preparatoria para estudiar Ciencias en la Universidad en Rouen.

Después estudió medicina en  La Sorbona,  en París, y se graduó en 1904. Al año siguiente  se incorporó a la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala y trató de crear un Instituto Pasteur en su ciudad natal, Quetzaltenango, pero fracasó en su intento.

Robles se mantuvo en contacto con las instituciones francesas y en 1922 obtuvo el doctorado por la Universidad de París. Se especializó en malariología, salud pública y micología —estudio de los hongos—.  Sin embargo, en  1915 hizo su mayor descubrimiento científico.

La oncocercosis

Aquel año, Robles identificó el nemátodo parásito Onchocerca volvulus como el agente causal de  un tipo de ceguera que hasta entones era inexplicable.

Doctor Robles descubre la oncocercosis
Onchocerca volvulus: nemátodo causante de la oncocercosis o enfermedad de Robles, como fue llamada. Imagen microscópica aumentada. Foto: ShutterStock

En la actualidad sigue siendo la segunda mayor causa infecciosa de ceguera en todo el mundo, pero su impacto se redujo en gran medida como resultado del hallazgo de Robles.

Robles encontró a dicho nemátodo en un quiste  aparentemente inofensivo que extirpó de la frente de un paciente.

La consistencia fibrosa del nódulo llamó la atención de Robles y, cuando lo abrió, encontró  un gusano hembra de filaria arrollado en espiral, como si fuera un hilo de coser.

Doctor Rodolfo Robles descubre la oncocercosis
Esta mujer indígena de Suchitepéquez fue una de las primeras pacientes con ceguera causada por el oncocerco. El doctor Robles la examinó y logró su recuperación. Foto Prensa Libre: Hemeroteca

El médico describió las características clínicas de la oncocercosis, como lesiones oculares —ulceraciones corneales—, problemas de visión y fotofobia. Los nódulos subcutáneos típicos de la enfermedad se encontraban principalmente en la cabeza, y su eliminación daba lugar a una recuperación inmediata. También descubrió que la enfermedad tenía un vector, la mosca negra,  del género Simulium, que se alimenta de sangre.

Robles fue  galardonado con la Orden Nacional de la Legión de Honor de Francia con el grado de Gran Oficial.

En Guatemala y México se puso su nombre a escuelas y hospitales, y el más alto honor médico en  Guatemala  también lo lleva.

A pesar de este descubrimiento, la oncocercosis ha sido difícil de erradicar en el mundo. En 1994, los Estados Miembros de la OMS apoyaron la distribución masiva del fármaco denominado ivermectina para la eliminación de la oncocercosis.

En el 2013, Colombia se convirtió en el primer país del mundo en recibir la verificación de la eliminación de la oncocercosis por parte de la OMS, seguido de Ecuador en el 2014, México  en el 2015, y Guatemala en el 2016: 101 años después del descubrimiento del doctor Robles, quien falleció en 1939.

 Fuentes:  Sociedad Española de Microbiología/Medicina.ufm.edu/prociegosysordos.org

Serie histórica (68)