Historia de Guatemala: Méndez y Tut llegan a Tikal el 26 de febrero de 1848

Modesto Méndez, corregidor, y Ambrosio Tut, gobernador de Petén, arriban oficialmente a las pirámides mayas ocultas por la selva durante siglos.

Publicado el
Mendez y Tut llegan a Tikal
Los templos de Tikal causaron asombro a nivel mundial y atrajeron a numerosos investigadores de varios países. Foto Prensa Libre: Alfred P. Maudslay

Volvió de nuevo la lluvia con muchos truenos y rayos no comunes en el presente mes, y así, mojados como estábamos, siendo las tres de la tarde, empezamos a observar fragmentos de loza antigua y un monte algo más claro, lo cual vino a despertar la ansiedad natural de aproximarnos al objeto que buscábamos.

Poco después, estando en un cerro de regular elevación, se descubrió en otra altura superior el primer palacio, cuya soberbia perspectiva no hubo uno solo de mis compañeros que no quisiese disfrutar. Desde entonces, empecé a sentir un noble orgullo al ver logrados en tan cortos días nuestros trabajos, los deseos de tantos años, con notable oprobio de mis antecesores. Nos aproximamos con mayor entusiasmo, hasta ponernos al pie de una hermosa escalera”. Así relata el corregidor de Petén, Modesto Méndez, el hallazgo oficial de los vestigios de una antigua ciudad maya, a la que nombraron Tikal, pero cuyo nombre prehispánico es Yax Mutal.

Hacía tiempo se rumoraba su existencia. El gobernador Ambrosio Tut había escuchado hablar de ella a trabajadores indígenas pero no se había obtenido apoyo para ir en su búsqueda, hasta que lo autorizó el coronel Méndez, quien salió de la Isla de Flores el 23 de febrero de 1848, con dirección a la población de San José, en la orilla del lago Petén Itzá. Partieron el 24 a las 3 de la mañana. Una semana antes, Ambrosio Tut se había adelantado con otra expedición para explorar el camino, pero no tenían noticia alguna de ellos. Familiares de acompañantes de Tut temían lo peor por la espesura de la jungla.

Llegaron hasta una zona pantanosa llamada La Tinta, donde acamparon aquel día. En ese momento apareció Tut, quien les explicó que su tardanza se debió a la búsqueda de agua para beber, pero al no encontrarla la tomaron de unos bejucos gruesos. Sin embargo, les confirmó que había visto los edificios antiguos.

La comitiva de Tut salió temprano hacia Flores, pero él se quedó con la de Méndez para retornar por la senda que había venido marcando. En total eran 19 hombres.

Caminaron sin detenerse y a las cuatro de la tarde decidieron acampar. No dejó de llover en toda la noche y el 26 reiniciaron el camino bajo los aguaceros, que los acompañaron hasta que llegaron a las pirámides. En algún momento se creyó que el primer edificio encontrado fue el Templo I, pero de acuerdo con la descripción, más parece ser el templo V. La ciudad maya más conocida del mundo empezaba a ser redescubierta. Eusebio Lara fue el autor de los primeros dibujos de las pirámides.

Exploraron el lugar durante los siguientes días. Hallaron inscripciones y dinteles tallados en madera. Tuvieron que sujetarse de las raíces para llegar a la cima de las pirámides. El 3 de marzo emprendieron el retorno.

“(…) dejamos en lo interior de sus paredes nuestros nombres y una inscripción fechada, en que, como Corregidor y Comandante, declaraba aquellas ruinas y monumentos como propiedad de la República de Guatemala, en el territorio del distrito del Petén…”, refiere Méndez en su diario de viaje. También formaban parte de la expedición el dibujante Lara, Antonio Matos, José María Garma, Vicente Díaz, Bernavé Castellanos, Antonio Moó y Eulijio Chayax.

La publicación del informe despertó el interés por los vestigios mayas en Estados Unidos y Europa, pero también fue el comienzo del pillaje y la depredación de numerosos tesoros guardados en estos antiguos edificios.

No fue sino hasta 1881 que comenzaron las primeras investigaciones con carácter científico. En ese año llegó Alfred Percival Maudslay, autor del primer plano de Tikal, en el que, además del núcleo central, incluyó la ubicación de los cinco templos principales, a los cuales identificó por letras. Maudslay fotografió por primera vez las pirámides que permanecían parcialmente cubiertas por la vegetación.

Entre 1895 y 1904, el alemán Teobert Maler, en representación del Museo Peabody de la Universidad de Harvard, EE. UU., amplió el registro fotográfico y de dibujos. El Museo Peabody pidió a Alfred Tozzer elaborar el mapa de Tikal y la publicación de estos trabajos estuvo a cargo de dicho museo en 1911. El último expedicionario que llegó a Tikal fue Sylvanus Morley, quien dirigió investigaciones en el noreste de Petén, de 1914 a 1937, parte de las cuales efectuó para el Instituto Carnegie de Washington.

Modesto Méndez

Mendez y Tut llegan a Tika
Foto Prensa Libre: Hemeroteca

Nació en 1801 en el pueblo de Nuestra Señora de los Remedios de Itzá (ascendida a villa en 1825 y renombrada como ciudad de Flores en 1830). En 1836 fue designado juez para el pueblo de Dolores, Petén, y el 6 de septiembre de 1845, nombrado corregidor del Petén. Méndez reportó al gobierno de Rafael Carrera el hallazgo de Tikal y pidió protegerla. Murió por un derrame cerebral el 15 de febrero de 1863.

SERIE HISTÓRICA (56) Con información de Historia General de Guatemala / El descubrimiento de Tikal, por Rodrigo Fernández Ordóñez, Dpto. de Educación, UFM / Libro 20 años de la AECID en Tikal.