¿Le tememos al fracaso?

Opinión

Regularmente cuando hablamos de fracaso se nos eriza la piel. Todos le tememos y todos queremos huir de él. Mientras más lejos, mejor. La cultura y la formación que recibimos nos hacen sentir, realmente, como fracasados cuando este llega a nuestra vida. Incluso tenemos epítetos para ello, nos decimos "perdedores", "loosers", "fracasados", pero lo peor es que aceptemos el epíteto. Y nos cuesta superarlo más que nada por la burla de los que nos ven caer. Muchos disfrutan ver que caemos y mejor aún que nos cueste levantarnos.