Crucero representa peligro para automovilistas 

Ciudades

Conducir un vehículo y descender por la ruta al Atlántico —en el carril de salida de la capital— desde el kilómetro 11.5 implica tener mucha precaución por los siguientes tres kilómetros, debido a que la pendiente de la carretera provoca, sin pisar el acelerador, que un automóvil alcance la velocidad de cien kilómetros por hora o más y  aumente el riesgo de sufrir un accidente.