La cultura de cada cual

El mundo se divide en dos: la casa y todo lo demás

La cultura es el resultado de inmemoriales mezclas e integraciones, pensar lo contrario sería caer en error.

Pero no toda invasión cultural derivó de una invasión militar. En el plano estrictamente cultural, tenemos el deber humano de hacer fructificar los usos y costumbres de nuestros antepasados. La fructificación del conjunto de las necesidades esenciales de cada pueblo es, en mi opinión, aquello en lo que consiste principalmente la cultura, ya que ésta no se reduce a aprender a leer, a escribir, a ir a una buena escuela y a saber triunfar económicamente en la vida.

El dinero no pasa de ser una buena oportunidad que se les ofrece a veces, entre otras muchas, a determinados individuos. Ni el dinero ni la universidad hacen la cultura, sino que se limitan a ofrecer algunos de los medios para desarrollarla y para mejor servirse de ella. Se estudia por tanto, no para repudiar la cultura autóctona, sino para perfeccionarla y para mejorar las condiciones en que se desenvuelve la vida del hombre.

Se dirá que los conquistadores de todos los tiempos no fueron almas angélicas, al estilo de un doctor Schweizer. ¿La historia misma no es acaso la historia de una larga crueldad? ¿Las líneas fronterizas, no son acaso los límites hasta donde pudo llegar la rapiña? Roma cayó por sobresaturación de cultura y la escasez de vitalidad.

En la Edad Media, Alemania generaría una fusión que daría como resultado las catedrales góticas. Borges cree que el apellido Alighieri de Dante pudo ser la formación de algún originario Aldigher… Sin ir más lejos, todo lo que es hoy música popular americana no habría existido sin los esclavos traídos de Africa. (?El esclavizador sabe que el esclavo se consuela cantando?), razonaba Unamuno, pero tampoco se concibe un Louis Armstrong en un continente donde instrumentos como la trompeta eran desconocidos.

Es verdad que por una parte están las bombas nucleares que hacen a los pueblos adoptar ideologías y técnicas occidentales, pero también están para los rusos, por ejemplo, la prosa de Dostoievski y la música de Tchaikovski, que necesita el alma eslava.

Hace siglos que Europa viene descubriendo Africa, lo que todavía no descubrió es el espíritu de Africa. Hay muchos tontos adulterados por la cultura, porque se dedican a coleccionar datos que la gente confunde con conocer.

¿Cuál es la vía para superar la comedia y la farsa de la vida?

Generalmente el mundo se divide en dos grandes mitades: la casa y todo lo demás. No hay manera de librarse de ciertas sombras: ese cartero que pasa fugaz; esa visita que nunca llega, esos amores que sólo deben morir, si es que mueren con nosotros, y que crecen en nosotros mientras estamos viviendo, puesto que les llevamos dentro.