9 razones para ver la película “Beautiful Boy” y romper mitos sobre la drogadicción

Tal vez lo que hace de “Siempre serás mi hijo” (Beautiful boy) una película impresionante y necesaria es que se trata de una historia real, en la que más que presentar moralejas, habla de sucesos y realidades de las que nadie está exento.

La película está basada en la experiencia de David  y Nic Sheff, padre e hijo. La drogadicción de su hijo  le da un giro a la vida de ambos (Foto Prensa Libre: Amazon)
La película está basada en la experiencia de David y Nic Sheff, padre e hijo. La drogadicción de su hijo le da un giro a la vida de ambos (Foto Prensa Libre: Amazon)

La película protagonizada por Timothée Chalamet y Steve Carell que cuenta el martirio de una familia y especialmente de un padre que es testigo de la adicción de su hijo a las drogas, ya se encuentra en las carteleras de los cines guatemaltecos.

La historia es una representación de los sucesos narrados en el libro Beautiful Boy, escrito por el periodista David Sheff a partir de una experiencia propia.

En otros países del mundo la película ya se ha dado a conocer y, de inmediato, generó una serie de comentarios sobre la cantidad de mensajes y reflexiones que provoca. En pocas palabras, es una historia que rompe algunos paradigmas sobre lo que significa caer en una adicción, sus causas y sus consecuencias en el círculo familiar.

Estas son algunas razones por las que la tiene que ver, incluso, en compañía de sus hijos.

1. Es una historia de la vida real

No se trata de un relato de ficción, sino de la historia de David Sheff, periodista y autor del libro que da vida a este filme. La película trata de ser fiel al drama, dolor y frustración que experimentó Sheff cuando tuvo que atravesar la dolorosa experiencia de ver a su hijo sumergido en un mundo de dependencia.

La marihuana, el alcohol y la metanfetamina desequilibraron la vida de su hijo Nic, desde los 12 años.

2. Amor de padre 

Muchas producciones hablan sobre la entrega y el amor inconmesurable de las madres hacia sus hijos. Sin embargo, ¿qué hay del amor de un padre? La paternidad masculina encierra muchos temores y motivaciones de las que se ha hablado muy poco y esta es una historia protagonizada por ese amor y entrega. David y Nic llevan una relación envidiable de padre e hijo, hasta que Nic cae una adicción que lo distancia de su padre.

El sufrimiento de David es tal que nos recuerda que existe un lazo muy fuerte entre ambos y que el dolor de un hijo es también el de un padre.

Uno de los aportes de Beautiful boy es abordar el fuerte vínculo entre padres e hijos (Foto Prensa Libre)

3. Los jóvenes que lo tienen todo también caen en drogas

Existe la percepción de que quienes son víctimas de las drogas, caen en esa dependencia como una forma de aislamiento y refugio, para huir de una realidad tormentosa y difícil de enfrentar. Asociamos las drogas con una familia disfuncional, falta de oportunidades, bullying, falta de afecto, entre otras causas. En realidad, cualquiera puede ser presa de estas sustancias.

Nic es el adolescente que parece tenerlo todo. Una familia unida, la oportunidad de estudiar y crecer, un hogar feliz, el amor de sus padres, personas que lo escuchan y aún así se ve atrapado en la drogadicción.

4. La importancia de buscar información

En medio de la preocupación y frustración, David decide buscar ayuda e información sobre los efectos de las drogas y sustancias químicas. Su desesperación es tanta que decide investigar y trata de entender la magnitud de lo que le está sucediendo a su hijo.

Este comportamiento no solo es acertado sino que invita al resto de padres que quizá estén atravesando por una situación similar, a no subestimar el problema, a entenderlo y saber cómo enfrentarlo.

5. El apoyo de la familia

Durante toda la historia varían muchas circunstancias pero hay un elemento que es constante: la presencia de la familia. Este es uno de los aportes más importantes de la película, a diferencia de otras que también abordan situaciones de adicción en adolescentes.

La presencia y respaldo que la familia puede dar es indispensable para superar una situación de este tipo.

6. Dejar ser libres a los hijos

A pesar de que Nic es el principal afectado durante la historia, David también se ve perjudicado porque genera un sentimiento de dependencia con su hijo. Verlo en una situación tan agobiante lo hace sentirse condicionado por la felicidad de Nic.

En medio de todo ese miedo y preocupación finalmente entiende que parte de ser padres es dejar que los hijos cometan errores y se percaten de ellos por sí mismos.

David experimenta frustración al no poder resolver la adicción de su hijo, Nic (Foto Prensa Libre)

7. Una narración distinta

Uno de los atractivos de la película es la increíble manera en la que decidieron contarla. No es la típica narración lineal, sino que hacen una serie de saltos en el tiempo que enriquecen el sentimiento de desorden y caos en el que se encuentra el personaje principal.

De forma inesperada la historia vuelve a escenas del pasado y, de pronto, cae de nuevo en el presente. Es una forma creativa de lograr captar la atención del público.

8. La tortura de las drogas

El eje común a lo largo de la película funciona como un pequeño recordatorio de lo agobiante y sufrido que resulta el mundo de las drogas. Tanto para padres como hijos, no deja de ser un llamado de precaución y prudencia para vivir la adolescencia sin miedo y con ganas de experimentar, pero sin llegar al punto de la dependencia y las adicciones.

La víctima principal sufre pero también hace padecer a sus seres queridos, padres y hermanos.

Las personas que atraviesan una adicción son juzgadas moralmente, cuando en realidad deben ser tratadas como personas enfermas (Foto Prensa Libre)

9. Elenco lleno de estrellas

El filme fue dirigido por Felix van Groeningen, quien también estuvo a cargo de The broken circle breakdown. El equipo está conformado por actores que han destacado en distintos ámbitos.

Steve Carel ha formado una carrera en películas de comedia; sin embargo, esta es una oportunidad para conocerlo en una faceta distinta. En 2014 fue nominado en la categoría a Mejor Actor, por La Academia.

Su participación en Call me by your name, hizo figurar a Timothée Chalamet en varias nominaciones como mejor actor. En 2017, estuvo cerca de ganar el Óscar a Mejor actor.

Maura Tierney, quien interpreta a la esposa del padre de Nic, fue ganadora del Globo de Oro como mejor actriz de reparto por su papel en la serie de Showtime The Affair, y estuvo nominada al premio Emmy por su papel de Abby Lockhart en Urgencias.

También Amy Ryan, la madre de Nic, suma varias nominaciones. Una a la mejor actriz de reparto, al Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, al Premio del Sindicato de Actores a la mejor actriz de reparto y al Premio del Sindicato de Actores al mejor reparto, todos por la película Gone Baby Gone.

 

Contenido relacionado:

>  En el Día de la Poesía, poetas recomiendan qué leer 

> Esto fue lo que reveló una de las protagonistas de “Juego de Tronos”

> Este es el primer tráiler de la novena cinta de Quentin Tarantino 

 

 

0