Britney Spears habla sobre su caótica etapa del 2007

La cantante estadounidense Britney Spears habló con un medio israelí y decidió contar qué le pasó en ese fatídico año.

Britney Spears fue la primera persona en lograr tener seis álbumes en el número 1 en la lista de Billboard. (Foto Prensa Libre: Billboard).
Britney Spears fue la primera persona en lograr tener seis álbumes en el número 1 en la lista de Billboard. (Foto Prensa Libre: Billboard).

“Si Britney pudo pasar el 2007, yo puedo pasar esto”, es un popular meme en las redes sociales que hace alusión al oscuro período que pasó la cantante estadounidense Britney Spears.

La princesa del pop vivió el peor año de su vida que culminó con ella rapándose la cabeza mientras los paparazzi la fotografiaban y luego atacándolos con un paraguas.

El 16 de febrero de 2007 Spears entró en una peluquería y pidió a una de las encargadas que la rapara porque sus extensiones estaban muy apretadas. Al no acceder, ella misma tomó la rasuradora y se rapó. El incidente fue transmitido en vivo. (Foto Prensa Libre: US Magazine).

Ese mismo año la cantante perdió la custodia de sus hijos y hace la peor presentación en vivo de su carrera. Desde entonces ha tenido que estar bajo la tutela permanente de su abogado y su padre.

10 años después del incidente, Spears decidió abordar el tema en una entrevista con el diario israelí Yediot Ahronot. “Era una chica bastante normal, una chica poco femenina. Pero mis 20 años fueron terribles. Mis 30 están siendo mucho mejor para mí, he aprendido a conocerme mejor a mí misma”, reconoció la cantante.
El 23 de febrero de 2007 Britney se baja de su auto y ataca a los paparazzi que la acosaban con un paraguas. (Foto Prensa Libre: Culturess).

Este episodio de su vida lo atribuye a que no tenía control sobre ella, “estaba perdida y no sabía qué hacer con mi vida. Lo único que quería era complacer a todo el mundo a mi alrededor, porque así es como realmente soy. Pero ahora miro atrás y no puedo evitar decirme: '¿En qué demonios estaba pensando?”.

Un año antes los paparazzi la habían capturado conduciendo mientras llevaba a su bebé con ella detrás del volante. Después de ese episodio la cantante decidió recluirse en su casa.

Durante la entrevista la artista dijo que ese momento no fue una crisis, “es una palabra muy fuerte. Fue un tiempo confuso”, explicó.

Ahora Spears se presenta dos veces a la semana en Las Vegas, se encuentra mucho mejor. “Hoy estoy en el mejor momento de mi vida. Mis hijos forman parte de mi personalidad y me llenan. Ellos hicieron que me preocupara por todo lo malo que estaba haciendo y rectificar”, finalizó.

My lovies ?

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el