Diciembre 1979: Los robots futurista que diseñó Efraín Recinos y contaban la historia del Popol Vuh

Hace 41 años, esta era la primera obra que se presentaba en recién estrenado Teatro Nacional. Escrita por Lionel Méndez Dávila y en la que participaron Efraín Recinos, Joaquín Orellana y otros destacados artistas guatemaltecos.

Popol Vuh, la visión futurista de Lionel Méndez y Efraín Recinos
Iustraciones del gran artista Efraín Recinos, quien tuvo a su cargo la escenografía de la obra y el diseño del vestuario y disfraces. N°1) Ton, El Conejo; N°2) El Pájaro; N°3) El Ratón; N°4) El Jaguar; N°5) Xan, El Tábano; N°6) Tucur, El Tecolote. Foto Prensa Libre: Hemeroteca

El 1 de diciembre de 1979 se anunciaba esta obra dedicada a los niños del futuro que se presentaría el 8 de diciembre como un regalo a la niñez.

Era la primera pieza de teatro que sería presentada en ese entonces en el recién inaugurado Teatro Nacional, hoy conocido como Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

La obra se llamaba Historias del Popol Vuh contadas para niños del año 2 mil y fue escrita por Lionel Méndez Dávila.

Esta adaptación para niños tenía lugar en futuro hipotético, que iba más allá del año 2 mil (estában en 1979) y la idea era que en ese tiempo ya no son los abuelos de carne y hueso quienes cuentan historias y relatos a los patojos, sino máquinas programadas para estos menesteres.

Es algo como si el pasado fuese trasladado al futuro, dijo el novel productor teatral.

De tal manera que estos robots se constituyen en unos ángeles guardianes de sus protegidos, porque además -“revisan constantemente sus signos vitales”.

La escenografía y diseños del vestuario eran de Efraín Recinos y los bocetos están en la imagen principal que ilustra este artículo, la música era de Joaquín Orellana, la coreografía de Antonio Crespo y la dirección escénica de Miguel Ángel González.

Estas historias eran contadas por unas máquinas robots con una gran cantidad de de recursos lumínicos y sonoros. “Me siento como un marciano con tendencias humanoides al estar abandonando mi galaxia, como a 650 mil años luz para poder tener las percepciones que exige este montaje“, dijo en esa ocasión Recinos mientras reía.

Popol Vuh
Antonio Crespo, coreógrafo; Lionel Méndez, autor; Efraín Recinos,
escenógrafo; Joaquín Orellana, creador musical, y Miguel Angel González, director. Foto Prensa Libre: Hemeroteca

La historia describía una ciudad flotante que viajaba en el espacio a incalculables años luz de la Tierra donde habían nacido varias generaciones que tan solo conocen el planeta por referencias.

Allí dos hermanos se entusiasmaron al conocer las ancestrales aventuras de dos jóvenes, también gemelos, que narra el libro del Popol Vuh.

Se describe en otra publicación que varios de los numerosos niños asistentes establecieron diálogo con el personaje principal en ese momento, un ser de otra galaxia que llega a la Tierra.

Una imagen de los niños que asistieron a esta obra infantil inspirada en el Popol Vuh. (Foto Prensa Libre Hemeroteca).