Fallece el artista guatemalteco Luis Carlos, autor del Monumento a la paz

El escultor guatemalteco Luis Carlos falleció el pasado lunes 20 de enero. Una de sus obras emblemáticas es el famoso monumento de la Paz ubicado en el Palacio Nacional de la Cultura.

Luis Carlos, artista creador de las manos que representan el Monumento a la paz.  (Foto Prensa Libre: FB Luis Carlos)
Luis Carlos, artista creador de las manos que representan el Monumento a la paz. (Foto Prensa Libre: FB Luis Carlos)

Este martes 21, se anunció que el reconocido  guatemalteco falleció el pasado lunes 20 de enero, cerca de las 23 horas, a causa de una anemia severa y complicaciones de salud, según comentó Irene Carlos, hermana del artista.

El artista y escultor premiado a nivel nacional e internacional nació en 1952 y ha sido el creador de distintas obras.

Su hermana, la cineasta Ana Carlos, compartió en redes sociales una esquela en la que se explica que el maestro Carlos será velado en Funerales Reforma, zona 9, el próximo jueves y el mismo día será el sepelio en el cementerio privado La Villa de Guadalupe, en la zona 14.

Sin duda,  las obras más reconocidas de Luis Fernando Carlos León -Luis Carlos- son los Monumentos a la paz, dos manos izquierdas liberan una paloma; una está en el Centro Cívico y se inauguró el 29 de diciembre del 2006 —era de fibra de vidrio y en el 2009 se sustituyó por bronce —. Esta obra tiene su original en el Palacio Nacional de la Cultura —en menor escala —.

Una fotografía del artista frente a su obra. (Foto Prensa Libre: Fb Luis Carlos)

Esta última fue develada el 29 de diciembre de 1997, un año después de la firma de los acuerdos de paz.

Este monumento es parte fundamental en el recuerdo de la memoria histórica guatemalteca.  Está ubicado en el Palacio Nacional de la Cultura y con regularidad se lleva a cabo la Ceremonia de la Rosa de la Paz que consiste en rendir homenaje a diferentes personalidades y entidades destacadas.

En las manos esculpidas por Luis Carlos los invitados a este evento hacen el cambio simbólico de una rosa blanca.  Han desfilado personajes como el Dalai Lama, Ricardo Arjona, instituciones como la Escuela Nacional de Danza y Coreografía ”Marcelle Bonge de Devaux”, entre otra serie de nombres importantes.

El acto conmemorativo tiene su origen con la firma de los acuerdos de paz que presidieron el expresidente Álvaro Arzú Irigoyen y la Unidad Revolucionaria (URNG), integrada por cuatro grupos guerrilleros: Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), Ejército Guerrilleros de los Pobres (EGP) y Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA).

Con este Acuerdo se dio fin a un conflicto armado interno que inició el 13 de noviembre de 1960 y culminó el 29 de diciembre de 1996.

Luis Carlos trabajando uno de los Monumentos de la Paz. (Foto Prensa Libre: FB Luis Carlos).

La obra fundida en bronce tuvo un costo de Q125 mil y se construyó en  cinco meses. La base tiene 16 brazos entrelazados que simbolizan al pueblo unido, sosteniendo el peso de la libertad, representado por el bloque de piedra, el cual manifiesta la unión de las étnias y la responsabilidad del pueblo.

El original proponía liberar una paloma, que simboliza la paz y la libertad. Este último detalle no se concretizó y fue sustituido por una rosa blanca natural.

Monumento a la Paz, ubicado en el Palacio Nacional de la Cultura. Es utilizado para colocar la Rosa de la Paz. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Maurizio Colombo, artista italiano que reside en Guatemala expresó en sus redes sociales un mensaje a la familia del artista.  “Sé que las palabras no sirven en momentos como estos, y que el dolor es enorme. No hay palabras o gestos que puedan llenar el vacío, pero mi corazón está con ustedes y su familia. Siento muchísimo su dolor. No hay dudas de que su ausencia se sentirá, pero es sólo una sensación porque Luis siempre estará con nosotros en nuestros corazones. La vida da, la vida quita, pero Luis les dejó un gran legado: su mañana en sus enseñanzas y su arte”, dice.

Al respecto Guillermo Monsanto,  actor, dramaturgo e historiador de arte expresó que Carlos era uno de los grandes escultores de la generación de 1980, con una gran presencia en el mundo del arte.

“La muerte del artista es una pérdida para la escultura en el país.  He admirado su trabajo y lo considero uno de los escultores más prolijos y de mejor lectura en el ámbito nacional…existen muy pocos talentos de su nivel”, expresó también el artista Byron Rodas.

La vida del artista

Luis Carlos comentaba que el arte lo descubrió por casualidad, en el taller de un amigo donde experimentó su habilidad  para modelar formas tridimensionales.

Estudió en México en la Escuela Nacional de Bellas Arte.  Se graduó con honores en Artes Visuales. En su hoja de vida describe que durante los 13 años que vivió en México, se sumergió en la rica vida cultural de ese país, siempre agitada por exposiciones y conciertos internacionales de primer nivel, visitando galerías y museos, teatros, bibliotecas y cinematecas que se abrían a las manifestaciones artísticas de todo el mundo.

Una de las últimas obras el artista en el 2019. (Foto Prensa Libre: FB Luis Carlos)

En 1981 regresó a Guatemala.  Expuso con éxito en España e invirtió sus ganancias en adquirir obra gráfica de Miró, Wilfredo Lam, Roberto Matta, Rufino Tamayo, entre otros, que posteriormente fueron el fondo con el que inició, junto a su segunda esposa, Carmen Albacete, la galería Plástica Contemporánea, en una aventura que se prolongó durante 14 años.

A la par de la galería, instaló también un taller de fundición en bronce muy completo y capacitó al personal técnico para que ejecutara las tareas. Continuó colocando su obra en importantes galerías de París, México, Miami, Nueva York, Panamá y Venezuela, abriendo brecha no sólo para su obra sino también para otros artistas guatemaltecos que decidieron incursionar en el mercado internacional.

Cuando la galería Plástica Contemporánea finalmente cerró sus puertas en 2001, Luis Carlos siguió desarrollando su escultura a un ritmo de producción sin duda menos acelerado que en los años anteriores, exhibiéndola principalmente en el extranjero.

En 2013, la Fundación Rozas Botrán, expuso una retrospectiva de su trabajo y en el 2019 compartió algunas fotografías de una obra reciente entregada en Nebraska.

Contenido relacionado:

>Moneda conmemorativa homenajea al grupo Queen
>Oscar Isaac protagonizará y producirá una cinta tras el final de “Star Wars”
>El mural de Efraín Recinos es restaurado y regresa a su color natural