Fototeca Guatemala de Cirma, cumple 40 años

La Fototeca Guatemala, del Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (Cirma) cumple 40 años y lo celebra con una exposición. El lugar es un guardián de libros, documentos, mapas y fotografías que cuentan la historia de Guatemala.

Publicado el
La Fototeca Guatemala, del Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (Cirma) cumple 40 años y celebra con una exposición que muestra parte de sus materiales más impresionantes, una selección entre más de un millón de fotografías. (Foto Prensa Libre: 
Juan Diego González)
La Fototeca Guatemala, del Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (Cirma) cumple 40 años y celebra con una exposición que muestra parte de sus materiales más impresionantes, una selección entre más de un millón de fotografías. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

El Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (Cirma) nació como un proyecto pequeño.  Una biblioteca que el historiador Christopher H. Lutz y el arqueólogo William R. Swezey comenzaron en 1978.

 

Un año después abrieron una fototeca y luego con un archivo histórico que cada día crece y está disponible para todos aquellos que quieren conocer más de la historia y de la cultura guatemalteca.

Durante cuatro décadas ha sido un lugar que ha tenido cuidado de libros, documentos, mapas y fotografías que cuentan la historia de Guatemala.

La biblioteca de ciencias sociales tiene más de 70  mil volúmenes, el archivo histórico con más de 8 millones de documentos y de mapas y la fototeca con 200 colecciones que suman 1.5 millones de fotografías.  Por ahora 21 personas son las encargadas de mantener la dinámica de este centro.

Cirma está dentro de una casa antigua construida en 1549,  en la década de 1870 a los esposos Manuel Matheu Sinibaldi y su esposa
 Dolores del Campo Ariza de Matheu.  (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

“Las personas en ocasiones asocian el proyecto con historia y aburrimiento, pero queremos decir que no, Cirma, por el contrario es memoria, arte, cultura y tecnología, todo está en Internet o se está digitalizando y con frecuencia sacamos cosas fuera de estas paredes para que se conozca más de esta riqueza”, dice Anaís García, directora de la Fototeca Guatemala.

“Si no se puede consultar todo este material no sirve de nada y aquí todo está abierto al público”, agrega García. La única sugerencia es que para ver las fotografías originales se haga una cita con días previos, ya que estas se encuentran en espacios climatizados y necesita de un proceso para salir de él, mientras lo que está digitalizado o físico, como los libros, si es posible revisarlo en el momento.

La experta también comenta que durante estos años se ha creado una red con instituciones nacionales e internacionales con las que se permite difundir más este material, se tienen proyectos de cooperación para prácticas de estudiantes universitarios que están en las ramas involucradas de la historia, conservación e investigación.

La institución permite hacer estancias de investigación y años sabáticos para algunos investigadores.

Durante este tiempo también las exposiciones han resultado herramientas para promover el material que se tiene. Cirma también tiene otros proyectos para centros educativos y formativos como escuelas y colegios.

En contacto con los materiales

El archivo crece con frecuencia, regularmente por donaciones de familias y organizaciones hacen a la institución.

Anaís García en los depósitos de fotografía consulta la colección del expresidente Juan José Arévalo Bermejo. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).

A diario se digitalizan páginas y fotografías.  Los guantes siempre los deben portar quienes trabajan y consultan las hojas y fotografías, algunas de ellas se hacen cada vez más sensibles con el paso del tiempo.

Los guantes de algodón han sido los más utilizados aunque actualmente también se utilizan algunos de plástico, de marcas ecológicas.  El trabajo es minucioso, requiere de una limpieza extrema de los materiales y las máquinas, así como de una codificación para facilitar la ubicación de los archivos.

Patricia Pol digitaliza parte de la colección privada de Adrián Recinos.  (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).

La temperatura del lugar es también un reto.  Esta climatizado para que el calor y la humedad no afecten, por lo regular algunas áreas están entre 17 y 19 grados centígrados.

En Cirma hay un sistema de cámaras y luces para fotografiar formatos que no son accesibles a un escáner como álbumes fotográficos que no pueden voltearse.

¿Dónde consultar?

Si usted ingresa a la página web cirma.org.gt encuentra un mundo lleno de posibilidades. Podría hacer un previo sobre lo que desea consultar en temas políticos y sociales que marcan la historia del país.

Por ejemplo, está la colección de estudios fotográficos como el Rodi, entre 1930 y 1960, o el de Canche Serra, los cuales ofrecían retratos a los capitalinos de clase media y acomodadas o el trabajo de Tomás Zanotti que entre 1898 y 1950 guardó monumentos de Quetzaltenango, así como fotografías de los pobladores indígenas de aquellos años.

García explica que se tienen algunos formatos antiguos de fotografía, se pueden consultar el archivo personal de Adrián Recinos, o bien formatos de fotografía del siglo XIX, como daguerrotipos, ambriotipos, placas de vidrio, gelatina seca, entre otras.

También existe una colección de fotografías del desaparecido Diario El Imparcial, uno de los primeros periódicos que circularon en la ciudad de Guatemala en la década de 1920 y que dejó de existir en 1985.

Exposiciones

A continuación encontrará detalles y horarios de las muestras propuestas.

40 aniversario, Fractálisis

En la muestra Fractálisis se aprecian fotografías históricas de la vida política y social de Guatemala, así como de costumbres;  entre ellas las de retratos de niños muertos a finales del siglo XIX y principios del XX. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).

Como parte de la celebración del 40 aniversario de la Fototeca Guatemala se inaugurará la muestra Fractálisis.  En ella podrá observar más de 200  fotografías de 44 artistas de la cámara que muestran un parte o fracción de la historia gráfica del país.

La ubicación es en La Nueva Fábrica, Aldea Santa Ana, La Antigua Guatemala.

Está abierta desde ya hasta el 18 de mayo. El horario es de miércoles a domingo, de 11 a 18 horas.

Éxodo y retorno

Fotografía de la inauguración de Éxodo y Retorno, en las instalaciones de Cirma. (Foto Prensa Libre: Cirma).

Además, dentro de las instalaciones de Cirma también está la exposición Éxodo y retorno.  En ella verá el trabajo del lente de Simone Dalmasso, Morena Pérez Joachín, Esteban Biba y Oliver de Ros.

Ensayos fotográficos que lleva a las personas a descubrir los rostros de las caravanas de migrantes, las acciones policíacas,  deportaciones y también las condiciones de familias enteras que quedaron atrapadas en esta dinámica de movilidad.

La exposición puede visitarse de lunes a viernes de 9 a 17 horas en las instalaciones de Cirma.   Permanecerá abierta hasta el 31 de enero.

La dirección es 5a. calle oriente, No. 5, a una cuadra del Parque Central.  El lugar está abierto de 9 a 17 horas de lunes a viernes.

Contenido relacionado:

>Cuál es el significado del códice Tonalámatl de Aubin, el documento prehispánico que fue robado a Francia para ser devuelto a México
>Muerte de Qasem Soleimani: cinco de los tesoros históricos de Irán en riesgo por las amenazas Donald Trump
>Murales relacionados al Popol Vuh embellecen Samayac