“Historia de un matrimonio”: ¿Quién echó a perder primero la relación?¿Charlie o Nicole?

Desde que se estrenó el año pasado la última película del director Noah Baumbach ha generado diferentes opiniones de los críticos y fuertes discusiones del público. Por el tema central, la mayoría de las personas consideran que en la historia hay un bueno y un malo. Advertencia: esta nota contiene spoilers.

"Historia de un Matrimonio se estrenó en noviembre en Netflix. (Foto Prensa Libre: IMDB).
"Historia de un Matrimonio se estrenó en noviembre en Netflix. (Foto Prensa Libre: IMDB).

Historia de un Matrimonio es una de las mejores películas del año, así lo demuestra su paso por distintos festivales de cine a nivel mundial y las distintas nominaciones que ha recibido en los últimos meses, entre ellas Globos de Oro, Critics’ Choice Awards, y el domingo competirá en seis categorías en los Óscar, entre las cuales se encuentra mejor película, mejor actor y actriz.

El filme comienza con el momento más romántico que se apreciará en las siguientes dos horas y veinte minutos. Las palabras de Charlie, interpretado por Adam Driver, explicando qué es lo que más le gusta de su esposa Nicole, protagonizada por Scarlett Johansson, y luego se escucha a ella decir la razón por la que se enamoró él.

Frases como “hace que me sienta cómodo hasta con cosas incómodas”, “de verdad escucha cuando le hablan”, “siempre tiene listo un té que nunca bebe” y “sabe prepararse la cena”, resultan tiernas mientras se observa cómo la pareja vive feliz con su hijo, hasta que después de dos minutos el espectador se da cuenta que los protagonistas hablan para sus adentros porque están en una sesión de terapia de pareja, debido a que están por divorciarse.

La trama es el proceso de separación largo y doloroso que viven ambos, con momentos de comedia y musical, razón por la que el crítico estadounidense Armond White, quien escribe en National Review, opinó que la película debió llamarse “Historia de un divorcio”. Además, consideró que es un filme autobiográfico porque narra la historia que el director Noah Baumbach vivió años atrás.

Baumbach se divorció de la actriz Jennifer Jason Leigh en el 2013. En varias ocasiones le han cuestionado si Historia de un matrimonio realmente narra su historia, a lo que ha respondido que sí tiene una conexión real con el material. Pero también es porque escribió el guion en un momento en que muchos de sus amigos se estaban divorciando, por lo que tuvo la oportunidad de ampliar el tema entrevistando a abogados, jueces, psicólogos, mediadores, amigos y amigos de sus amigos.

El director ya tenía experiencia en abordar el tema de separación, porque en “The Squid and the Whale” se centra en cómo los hijos afrontan el fin del matrimonio de sus padres. Ahora lo hace en cómo una pareja, que trabaja en una compañía de teatro en Nueva York, termina peleando la custodia de su hijo Henry en un juzgado de Los Ángeles y la separación es más traumática de lo planificado.

Nicole, interpretrada por Scarlett Johansson, es considerada una madre paciente, que realmente juega con su hijo Henry. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Aunque, efectivamente, la película narra la historia de un divorcio, también aborda otros temas de actualidad, como lo es el feminismo. Laura Dern interpreta a Nora, la abogada que contrató Nicole para los trámites de separación. Este personaje le ha permitido a Dern estar nominada al Oscar como mejor actriz de reparto, sin embargo, aunque no gané la estatuilla, ha dejado un precedente en el cine con el monólogo de un minuto y 13 segundos que en redes sociales ha sido considerado como un símbolo del movimiento feminista a nivel global.

“Podemos aceptar a un padre imperfecto. El concepto de buen padre solo se inventó hace unos 30 años. Antes de eso los padres podían ser callados, ausentes, poco fiables y egoístas. Claro que queremos que no sean así, pero en el fondo los aceptamos. Nos gustan por sus imperfecciones, pero la gente no tolera eso mismo en las madres”, le asevera la eficaz abogada Nora Fanshaw a Nicole.

Kariatide compartió el monólogo completo, en el que Nora también menciona cómo la creencia judeocristiana considera a la Virgen María una mujer perfecta, por lo que las madres también deben serlo con sus hijos.

Además de la buena fotografía y el guion de la película, las actuaciones y fama de sus actores, la mejor publicidad que ha tenido es el debate y cuestionamientos que ha generado en su público. No es necesario estar casado para cuestionarse quién tiene la razón o quién es el bueno ¿Charlie o Nicole?

Ya lo decía la BBC, “Al ser una película sobre un fenómeno tan humano como el amor, la separación o el divorcio las personas tienden a leer la narrativa del filme desde puntos de vista personales”.

Se puede considerar a Nicole como la villana, una mujer que rompe con la familia feliz neoyorquina para buscar su voz y protagonismo en Los Ángeles, el cual pudo tener si no hubiera seguido, por su propia voluntad, los pasos de su esposo. Pero esa búsqueda también la coloca como alguien que lucha para poder tomar sus propias decisiones en la vida y seguir el sueño que quiere para sí misma. Incluso más allá de su familia. Recuerde la escena en que su madre le cuestiona si, después de entregarle la notificación de divorcio a Charlie, no se retractará.

Charlie viaja constantemente a Los Ángeles para pasar tiempo junto con Henry, su hijo. (Foto Prensa Libre: IMDB).

El público también puede sentir compasión por Charlie. Poco a poco sus oportunidades para ganar la custodia de su hijo se van disminuyendo: se casaron en Los Ángeles, Henry nació allí, ahora estudia en una escuela de esa ciudad, con su madre Nicole que está teniendo éxito en su serie. “No la tuviste que dejar salir de Nueva York con Henry”, lo sentencia uno de sus abogados. No tiene salida y al espectador solo le genera angustia.

Pero puede ser juzgado como villano. Nicole lo acusa de ser egoísta, de velar por sus propios intereses y los de su teatro. A pesar de que le prometió a su esposa que vivirían un tiempo en Los Ángeles nunca fue así. Ahora que ella lo ha dejado, tiene la esperanza que regresen después de que Nicole termine su serie. No le importa si le irá bien o mal, lo importante es que vuelvan a ser una familia neoyorquina.

Miguen Trancozo, especialista mexicano en género y comunicación, considera que uno de los éxitos de la película es que no demuestra a los personajes como buenos o malos, sino que ambos tienen matices y demuestra cómo son algunas relaciones de pareja.

Henry también pasa mal el proceso de divorcio porque debe compartir el tiempo de sus padres. (Foto Prensa Libre: IMDB).

Además de los problemas que pasan Charlie y Nicole, de una forma muy sutil, también se observa cómo Henry se ve afectado con los dilemas familiares. En el climax de la película, el matrimonio comenta los problemas de lectura que tiene el niño, incluso la maestra desea hablar con los padres, por eso Nicole llegó a visitar a Charlie a la casa que alquila en Los Ángeles. Al final de la película, es Henry quien lee la carta que su madre escribió a su padre al inicio de la película. Aunque se le dificultan algunas palabras, su lectura es fluida.

Para lograr el éxito que ha tenido el filme, Noah Baumbach buscó a los mejores actores. Sin duda, Adam Driver, Scarlett Johansson, Nora Fanshaw y Azhy Robertson han dado la talla, porque mientras la historia se desarrolla obligan al público a entrar a su realidad y a sentir con ellos rencor, dolor, decepción y amor.

Si usted ya vio la película, ¿apoya a Charlie o a Nicole? ¿A quién de los dos le da la razón y apoya sus acciones?

Contenido relacionado

>Sorpresas y curiosidades de los nominados a los premios Óscar 2020

>El mural de Efraín Recinos es restaurado y regresa a su color natural

>¡A disfrutar! Estos son los estrenos que Netflix trae para febrero 2020