Isabel Escudero expone Recuerdos Lineales y nos habla del coworking en el arte

Isabel Escudero es una joven guatemalteca que decidió dedicarse por completo al arte y presenta en junio su exposición Recuerdos Lineales.

Isabel Escudero es una guatemalteca que explora un arte abstracto.  (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)
Isabel Escudero es una guatemalteca que explora un arte abstracto. (Foto Prensa Libre: Ingrid Reyes)

El coworking o trabajo cooperativo es un modelo que se está desarrollando en Guatemala en diferentes tipos de emprendimiento y el arte no queda fuera de ello. La artista Isabel Escudero pertenece a un grupo como este, en la que cada día es parte de un espacio compartido con otros artistas que se dedican a explorar diferentes temáticas.

El grupo se llama Proyecto Haciendo Arte, fundado por el maestro Sergio Valenzuela, Valenz.  El mismo busca ser un acelerador profesional para artistas que desean trabajar y vivir del arte.

Participan en éste también Mod Cárdenas, Juan Carlos Peñas, Marta Maria Joglar y María Inés Lacayo.  Cada uno tiene diferentes horarios y metas personales, Escuedero trabaja de 10 a 12 horas diarias en los que explora la creatividad.

“Valenz también nos guía para poder vivir de lo que nos gusta y hacer arte.  Esta idea es innovadora y nos permite acercarnos  como artistas a ese sueño”, agrega la joven artista de 24 años.

En el grupo este años se han presentado exposiciones colectivas y Escudero ahora se presenta en forma individual en el Centro Gerencial Las Margaritas.  La muestra se encuentra abierta y estará hasta el 28 de  junio, de 8 a 17 horas.   Ella comparte alguno de los detalles de su trabajo en el siguiente video.

¿Cómo surgen los Recuerdos Lineales?

Isabel describe que esta colección de piezas está inspirada en los recuerdos y sentimientos de su niñez en contraste con la presencia de la vida adulta representada por las líneas rígidas.  “En cada pieza recuerdo esa personalidad de los niños que no se detiene a pensar, pero de una manera genuina y una línea que marca el camino al que queremos llegar”, agrega.

Comenta que durante su niñez vivió un tiempo en España y sin duda esa ha sido una etapa que marcó su vida y que influyó esta nueva propuesta que trae en una combinación de técnicas.  “El uso de distintas técnicas en la misma obra me obliga y reta no solo a conocer cada una pero a explorar el resultado de la reacción de los materiales al combinarlos. Las texturas me sirven de base sobre la cual dirijo la composición de cada obra y las pinturas acrílicas y de óleo me permiten realzar las texturas y plasmar mis sentimientos”, expresa.

Arrigorriaga es el nombre de esta pieza. Un lugar en España a orillas del río Nervión. (Foto Prensa Libre: cortesía).

Los nombre de las piezas de esta colección muestran nombres relacionados con este momento preciso.   Cádiz, Bilbao, Basauri son algunas de los cuadros que verá durante el recorrido y recuerdan su experiencia en la niñez cuando visitó estos lugares.  En total suman 17 cuadros.

Explica que su inspiración nace de los sentimientos, formas y texturas que se encuentran en lo cotidiano. Por medio de diferentes técnicas, busca un equilibrio visual y transmitir sentimientos.  Su objetivo es que cada persona que aprecie sus obras reflexione sobre su mensaje y que la experiencia le lleve a sus propios recuerdos lineales.

Lezama, otra de las obras que presenta Escudero. (Foto Prensa Libre: Cortesía).

“Mi técnica me permite crear efectos visuales inesperados donde la obra también termina sorprendiéndome a mí”, expresa.  En este trabajo considera una representación del valor de lo aprendido y la lucha interior del deseo por seguir creciendo y de ser mejor cada día.

La vida de Isabel

Nació en 1995.  Comenzó desde sus primeros años en el arte y cuenta que sus primeros lienzos fueron las paredes de su casa, siempre en formas abstractas y libres.

Ha recibido cursos en diferentes academias, pero asegura que  su aprendizaje se basa en su deseo por aprender y conocer experimentando.

Isabel Escudero mientras trabaja en sus obras. (Foto Prensa Libre: cortesía)

En sus últimos años de Bachillerato Internacional en Artes Visuales en el Centro Escolar Entrevalles  aprendió varias disciplinas creativas.  Es ahí donde descubrió su deseo por perseguir una carrera artística.

Estudió Diseño Gráfico en la Universidad del Istmo.  Luego de completar su carrera en 2018, Isabel decidió dedicarse completamente a una profesión creativa experimentando y combinando varias técnicas que definen su estilo personal.  Ha pintado naturaleza y otras temáticas, aunque siempre se ha inclinado por seguir una parte libre y sin reglas.

“Al principio tuve miedo de dar ese paso de dedicarme solo arte, no sabía cómo me iba a ir, pero estaba segura que lo haría con pasión y optimismo”, agrega Escudero.

Ha participado en exposiciones durante el 2019 como Funsepa, Condado Concepción Colectiva de Aniversario, Galería 77 Open House y Galería 77 Meraki.  La publicación de Instagram que presentamos arriba, es de su exposición en Proyecto Haciendo Arte, llamada Mujeres Haciendo Arte.

Contenido relacionado:

>La tecolotera es la más reciente exposición de Ramírez Amaya
>Los italianos Colombo y Cattelan exponen en el Museo de Arte Moderno
>Exposición Zipacná y Váskestler, algunas claves de por qué admirar su obra

0