Jeanny Chapeta: “Nunca he pensado en mi edad o género para escribir”

Jeanny Chapeta comenta los retos de ser escritora en Guatemala y da detalles de su cuento “Claudia y los Gatos”, que fue traducido por el Observatorio Cervantes, en Estados Unidos.

Jeanny Chapeta escribe de forma profesional desde hace cinco años y ha publicado cuatro libros. (Foto Prensa Libre: cortesía).
Jeanny Chapeta escribe de forma profesional desde hace cinco años y ha publicado cuatro libros. (Foto Prensa Libre: cortesía).

“Hoy Claudia se va por fin. Con sus gatos, como quería. Toco su mano, que siento aún congelada, e intento enlazar sus dedos y los míos sin conseguir nada. Me asomo a la ventana. La tarde está amenazando con volverse noche. Los gatos suben a los techos con sed de las gotas de calor que quedan en las azoteas. Ya casi no quedan rayos de sol”, es el primer párrafo del cuento “Claudia y los Gatos” de la escritora guatemalteca Jeanny Chapeta.

Por medio de su cuenta de Twitter, el pasado 18 de diciembre Chapeta compartió la noticia de que dicho cuento, que escribió en el 2017 y que forma parte de su libro “Casa de Silencios”, fue traducido al inglés y publicado por el Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas en Estados Unidos.

“Yo diría que es la narración introspectiva de un hombre que comete un crimen, pero está más allá de los juicios de valor sociales, un relato sobre cómo la violencia escala en unos segundos y nos deja ante la sola perspectiva de buscar una salida a los horrores que se pueden cometer estando en un trance de inseguridades”, dice Chapeta respecto al cuento.

“Claudia y los gatos” ha sido el único que ha hecho pensando en un concurso. En el 2016 vio una convocatoria de la editorial Los Zopilotes, pero quedaban muy pocos días para el cierre de recepción de trabajos, por lo que consideró que no tenía nada ya escrito que pudiera presentar. Sin embargo, días antes había platicado con la escritora Denise Phé-Funchal acerca de que no habían concretado un cuento de amor.

“Por esa época yo estaba deprimida y pensé en una historia así. De esas clásicas en las que un hombre toma la mano de una mujer viendo el atardecer desde su balcón. Eso me hizo pensar en qué pasaría si lo único que estuviera sosteniendo el hombre fuese la mano, es decir, si faltara el cuerpo. ¿Dónde estaba el cuerpo? ¿Por qué se despedía así? Me tomó menos de una semana escribirlo y recuerdo haberlo entregado un par de horas antes del cierre”, agrega la escritora.

El cuento fue publicado en el 2017, en el libro “Casa de Silencios”. A criterio de Chapeta, ha sido su cuento más leído, quizá por la crudeza con la que se aborda un asesinato, un hecho cotidiano en la sociedad y porque invita a reflexionar acerca de qué pasa por la mente de un asesino y lo poco que piensa en su víctima. Además, el texto visibiliza la violencia que muchas mujeres viven día a día.

Retos como escritora

Al preguntarle acerca de cómo es ser escritora joven en Guatemala, Chapeta responde que nunca ha pensado en su edad o género para escribir. Sin embargo, uno de los principales retos en el país es que no se ha adaptado la cultura de la lectura a profundidad. “Uno lee todo el día varias cosas en redes sociales, pero casi nunca cuestiones literarias”, dice.

Chapeta asegura que, aunque ha escuchado que publicar en Guatemala es difícil, para ella ha resultado un poco más sencillo. “Eso de lo debo a la suerte”, afirma. Los tres primeros cuentos que publicó ganaron reconocimientos en certámenes universitarios e interuniversitarios, lo cual la puso en el ojo del mundo literario ya que varios lectores estaban interesados e intrigados por saber más de ella.

“Espero sinceramente que no se me acabe la suerte, aunque el principal reto que encuentro es el de tener tiempo para trabajar en mi literatura. No sé si algún día podré vivir de ello, pero por el momento debo hacer malabares y encontrar tiempo e inspiración al mismo tiempo y eso es muy difícil”, comenta.

Durante la pandemia, al estar la mayoría del tiempo en casa, se le ha dificultado el encontrar tiempo para escribir ya que la mayoría de las horas es madre y trabajadora. “Estar en esta burbuja me ha permitido observar muy poco y sin nada que observar, pues no tengo mucho que contar. Lo he sentido como un descanso. En los últimos cuatro años publiqué cuatro libros y participé en antologías, supongo que en algún momento tenía que frenar”, agrega.

Actualmente tiene dos novelas en proceso: “El Colcenter” y “Hortencia García Méndez”, las cuales espera terminar pronto.

“Alguna vez leí que uno debería dedicarse con el corazón a lo que le haga sentir como pez en el agua y así es como me siento cuando juego con las palabras. He escrito un compendio de cuentos, pero pasa que muchas de las cosas que hago o no sirven o no están bien enfocadas y así. Entonces el proceso de depuración y encontrar algo digno de publicarse lleva tiempo”, relata.

Chapeta ha escrito cuatro libros: “Historias incompletas”, el cual se puede encontrar en Internet. Las novelas “El año en que Lucía dejó de soñar” y “¿Volverás a soñar, Lucía?”, así como el libro de cuentos “Casa de Silencios” está disponible en librería Sophos.

La publicación

Hace aproximadamente año y medio la traductora Lindsay Romanoff Bartlett encontró el libro de Chapeta en una feria en México, le gustó el cuento y la contactó porque quería traducirlo. En marzo le comentó que existía la posibilidad de una publicación en el Observatorio, pero la pandemia retrasó el proceso.

En octubre pasado Romanoff la contactó nuevamente para darle la noticia de que el trabajo había sido aceptado, que solo se requerían algunas correcciones, las cuales realizaron y la primera semana de diciembre se confirmó la publicación. El compendio del Observatorio Cervantes se publicará en el 2021.

“Tengo cinco años escribiendo de manera profesional y este cuento es mi primera traducción. Que lo aceptaran en un lugar tan importante como el Instituto Cervantes es muy gratificante porque me hace soñar con que más personas me lean o sepan de mi trabajo”, dice Chapeta.