Luis Miguel y Aracely Arámbula: así era la casa en donde vivió la pareja y que se vendió en más de cinco millones

La casa en la que vivió Luis Miguel y Aracely Arámbula contaba con decoración de tipo europeo clásico. Además, tenía piscina estilo resort, jacuzzi y extensas áreas verdes.

Publicado el
Luis Miguel y Aracely Arámbula fueron pareja desde el 2005 y hasta el 2009. (Foto Prensa Libre: Facebook Luis Miguel e Instagram aracelyarambula).
Luis Miguel y Aracely Arámbula fueron pareja desde el 2005 y hasta el 2009. (Foto Prensa Libre: Facebook Luis Miguel e Instagram aracelyarambula).

El cantante Luis Miguel ha sido tendencia en los últimos meses debido a la transmisión de su serie biográfica en Netflix, en la que se han revelado detalles de su vida. Sus admiradores se han asombrado por lo que ha sufrido o han criticado el comportamiento y “caprichos” del artista. Sin embargo, un tema muy esperado por la audiencia es su relación con la actriz Aracely Arámbula, con quien tuvo dos hijos, Daniel y Manuel.

La pareja mantuvo una relación desde 2005 a inicios del 2009, de la cual tuvieron dos hijos: Miguel, nacido en 2007 y Daniel, en 2008. La familia vivió en una mansión en Bel Air, sin embargo, luego de su separación, Luis Miguel se quedó viviendo en esa extravagante propiedad hasta el 2013, debido a que el dueño decidió venderla en $5,895,000 dólares.

Mientras vivía solo en dicho lugar, “el Sol de México” pidió levantar una barda para impedir que el interior de la casa pudiera verde desde fuera. Sin embargo, al estar desocupada para su venta, los periodistas del programa “Despierta América” entraron y dejaron ver los detalles del lugar en el que Luis Miguel y Aracely Arámbula vivieron sus años de relación.

Lea también | Luis Miguel y su casa en Acapulco: la residencia de “El Sol de México” está abandonada y lejos de ser atractivo turístico

La propiedad está conformada por 35 mil pies cuadrados. Cuenta con dos salas, piscina, jacuzzi, cinco habitaciones y cinco baños. Entre los lujos que se encuentran en el lugar está un enorme vestíbulo y decoración de tipo europeo clásico. Esto hace que las comodidades habituales de la casa sean exclusivas y de primera calidad.

La cocina es bastante amplia y semiabierta. Está equipada con una alacena blanca, con electrodomésticos de alta gama y con una isla central utilizada para cocinar. Además, la habitación principal cuenta con un amplio espacio para una cama grande y una sala de estar, así como con una chimenea para dar un ambiente más acogedor al lugar.

“El bar estaba lleno de botellas de vino de alta calidad, vinos importados de todo el mundo, coñacs muy extravagantes. Muy bien mantenido el bar. Además, los pisos tienen algo de mármol”, relata el agente de bienes raíces especializado en propiedad de alto valor comercial al periodista de “Despierta América”.