Plácido Domingo canta “Luna de Xelajú” con mariachi incluido

El tenor español Plácido Domingo se presentó el martes en Guatemala, encantando al público nacional. 

Plácido Domingo junto a Mario Chang, en el concierto celebrado la noche del martes pasado, en ciudad de Guatemala (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz).
Plácido Domingo junto a Mario Chang, en el concierto celebrado la noche del martes pasado, en ciudad de Guatemala (Foto Prensa Libre: Keneth Cruz).

Guatemala esperó 20 años por el regreso de Plácido Domingo. No habría tráfico, jornada laboral o amenaza de lluvia que fuera a evitarlo.

Porque aunque costó llegar a la explanada de Cardales de Cayalá y porque unas gotas de agua desde el cielo advirtieron que el invierno se acerca, lo que ocurrió primero fue el regreso del tenor español, algo esperado por la cantidad notable de público que llenó las sillas y mesas.

Los asistentes, citados desde las 18 horas, fueron puntuales y esperaron desde sus lugares, expectantes, por la aparición del intérprete ibérico. Algunos compraron una bebida o bocadillo para pasar el rato mientras otros se frotaban las manos, por nervios, claramente, pues la temperatura era agradable, sin excusas para el frío.

Cumplidas las 20 horas, la orquesta comenzó la música y fue señal para detener todo y apreciar. Como que la llovizna fuera el buen augurio, pues las gotas de agua acompañaron la entrada de un Plácido Domingo solemne, quien caminó con calma hacia su micrófono, saludando al director, a los chelistas y violinistas más cercanos, y comenzó a cantar.

La explanada de inmediato resonó con la voz portentosa del cantante. Algunos en su lugar sacaron un teléfono para grabar un poco de la escena, pero desistieron pronto pues se dieron cuenta que Domingo estaba en el país después de tanto tiempo y que nada podría capturarlo mejor que los ojos mismos, que debían permanecer fijos en los gestos, los ademanes y los brazos del artista que se elevaban con cada nota tendida.

De nuestra hemeroteca: Plácido Domingo llega a Guatemala para su recital de 1998

A Plácido le sucedió la soprano estadounidense Micaëla Oeste, que elevó el tono de la noche y mantuvo la atención en el escenario.

Así se fue intercalando la velada que también vio al tenor guatemalteco Mario Chang demostrar su lucidez en la ópera. El intérprete se presentó con La Donna É Mobile, de Rigoletto, una conocida por el público, que revitalizó el ánimo y la admiración.


Los duetos, a continuación, modificaron la dinámica y dejaron ver momentos conmovedores: Domingo con Oeste, en una especie de duelo melódico, y luego Chang con María José Morales, soprano y su esposa, que emocionaron aún más al público, con una interpretación que se cerró en un beso de los artistas y en un suspiro de los asistentes.

Mario Chang agradeció la inspiración a Plácido Domingo.
Mario Chang y María José Morales cautivaron con su canto.
El guatemalteco Mario Chang cantó con el tenor español Plácido Domingo.
El tenor y barítono español, Plácido Domingo, le cantó a los guatemaltecos en Cardales de Cayalá.
Plácido Domingo agradeció la participación de sus invitados y el apoyo del público.
Plácido Domingo bailó y cantó con la soprano estadounidense Micaëla Oeste.
Plácido Domingo Jr., hijo del tenor español, también cantó durante la velada en Cayalá.
El tenor español sorprendió con su canto acompañado de mariachis y fue ovacionado por la multitud.
Mario Chang cumplió su sueño y cantó con Plácido Domingo en Guatemala.
El tenor español Plácido Domingo dio un recital de primer nivel y los guatemaltecos disfrutaron su canto.

Uno de los momentos más esperados fue el que unió a Chang y Domingo en una presentación armoniosa, un diálogo solemne y meticuloso que al concluir invitó al público a ponerse de pie y aplaudir, mientras los artistas en el escenario respondieron con una reverencia.


Fue una noche memorable. Tanto la orquesta como los cantantes llevaron al público a escuchar piezas clásicas, románticas, operísticas, modernas y regionales.

Lea también: Plácido Domingo nos cuenta cómo se preparó para su recital en Guatemala

La combinación de Domingo con Oeste llevó a los musicales de la década de 1960; luego, unas zarzuelas, en las que también estuvo Plácido Domingo Jr.; por último, un mariachi, y con mariachi los asistentes se emocionaron más, envalentonados para cantar junto al español. Atrás quedó la solemnidad para sentir un ambiente más festivo, siempre bajo una atmósfera repleta de talento artístico y ejecución excepcional.


La nota de color, por si faltaba un mayor perfil cromático, fue el que improvisó una cita entre orquesta, mariachi, Domingo y Chang en Luna de Xelajú.

Durante ese tema también participó el cantante guatemalteco Enrique Aguilar junto al mariachi Vip.  Aguilar fue el responsable que Plácido Domingo dediciera cantar Luna de Xelajú.

“Para mí fue un sueño hecho realidad cantar con Plácido Domingo, él es muy talentoso y con mucho carisma. Me sorprendió que  pidiera cantar a su lado”, comentó Aguilar.

“LUNA DE XELAJÚ” con Plácido Domingo y Enrique Aguilar

” LUNA DE XELAJÚ ”
Placido Domingo, Enrique Aguilar y Mario Chang
Acompañados por el @Mariachi VIP Guatemala

Publicado por Enrique Aguilar en miércoles, 9 de mayo de 2018

“Qué alegre volver acá 20 años después”, afirmó Domingo, quien pidió aplausos para Chang y Morales por el esfuerzo que hacen por la música en el país, según el mismo tenor. “Nos veremos pronto, no en otros 20 años”, agregó.

Ojalá que así sea.

Contenido relacionado:

> Lo más destacado de la Gala del Met 2018
> “Como una mujer”: Plácido Domingo revela cómo cuida su voz
> Los experimentos musicales de Nina Índigo