Amber Heard busca anular veredicto en favor de Johnny Depp y estas son las razones

Amber Heard busca anular el veredicto por difamación contra Johnny Depp. Defensores argumentan que un jurado no cumplía los requisitos para su selección.

Publicado el
Johnny Depp y Amber Heard
El juicio entre Johnny Depp y Amber Heard, a más de un mes desde su conclusión, sigue causando controversia en Hollywood. (Foto Prensa Libre: AFP)

Los defensores de Amber Heard se intentarán  anular el veredicto que a principios de junio determinó que la actriz había difamado a su exeposo Johnny Depp por medio de un polémico artículo de opinión que publicó en el diario estadounidense The Washington Post en 2018.

La justicia determinó que Heard le deberá pagar a Depp casi US$10 millones por daños y perjuicios. Paralelamente, a Depp se le obligó a pagar a su expareja US$2 millones por los mismos motivos.

La actriz de la saga de Aquaman aseguró que no podía hacer efectiva esa cantidad y por esos su defensa ahora busca anular el veredicto porque explican que han hallado algunos vicios.

Entonces la idea de sus abogados es reabrir el caso para tratar de revocar la decisión de la jueza Penney Azcarate, que evidenció su negativa a iniciar un nuevo período de vistas orales en el caso de los dos actores.

El argumento de los togados de Heard es que no existen pruebas fehacientes que fundamenten las alegaciones en su contra.

Además, aseguraron que uno de los integrantes del jurado, al que identifican como el número 15, no cumplía los requisitos para su elección. En ese punto se han fijado para buscar la posibilidad de anular la sentencia.

El equipo legal de la actriz critica que las deliberaciones se llevaran a cabo en base a una “teoría de la implicación”, según diarios estadounidenses, en lugar de indagar debidamente sobre las graves acusaciones contra Depp, al que señalaba de maltrato físico y sicológico durante su matrimonio.

Los abogados de la actriz han evidenciado que la fecha de nacimiento del jurado número 15 no corresponde con la que aparecía en la ficha que presentaron ante la juzgadora.

“Este individuo nació claramente después de 1945 y su identidad no ha podido ser verificada”, según recogió el diario El Mundo español.