“Si alguien es malo, puedo encerrarlo”: Denuncian a Marilyn Manson por encerrar a sus exnovias en una celda de vidrio para castigarlas

De acuerdo con una investigación realizada por la revista “Rolling Stones”, varias de las exparejas de Marilyn Manson lo denunciaron por cometer abuso físico, psicológico y sexual.

Publicado el
A lo largo de los años, Manson abusó de mujeres dentro de su apartamento. (Foto Prensa Libre: AS)
A lo largo de los años, Manson abusó de mujeres dentro de su apartamento. (Foto Prensa Libre: AS)

Marilyn Manson, estrella de rock de 52 años, ha estado estos últimos días en el ojo del huracán debido a las múltiples acusaciones en su contra por abuso físico, psicológico y sexual por parte de sus exparejas.

Una investigación realizada por la revista The Rolling Stones ha recopilado nuevos y escalofriantes detalles de las aterradoras prácticas que realizaba el músico estadounidense con estas mujeres.

Según la revista especializada en música, Manson tenía una fijación por encerrar a sus exparejas en una pequeña celda de vidrio, dentro de su apartamento en West Hollywood, para maltratarlas psicológicamente.

Esta investigación se basa en el testimonio de más de 55 personas allegadas al roquero, las cuales afirmaron que esta celda era llamada por Manson como “la habitación de las chicas malas”.

Dicho cuarto habría sido construido por el inquilino anterior del apartamento de Manson con el fin original de ser una cabina de grabación.

Lea más: Paris Hilton se casó con Carter Reum

No obstante, Brian Hugh Warner, nombre real del músico, rediseñó el espacio cuando se mudó a esta propiedad y cambió su propósito para convertirlo en algo escalofriante.

Varias de las exparejas del roquero, en adición a algunos asistentes que trabajaron con él, confesaron a Rolling Stones que la habitación era “una celda de confinamiento solitario utilizada para torturar psicológicamente”.

“Dicen que Warner (Manson) solía encerrar a sus novias allí, manteniéndolas adentro durante varias horas para castigarlas por las más pequeñas transgresiones percibidas”, publicó la revista.

Una de las asistentes que habló con Rolling Stones fue Ashley Walters, quien demandó a Manson por agresión sexual. Ella confesó que el músico disfrutaba comentar con la gente sobre esta celda y que “siempre lo hacía en un tono de broma y de fanfarronear”.

De igual manera, Ryan Brown, otro asistente que trabajó con Manson por más de ocho años, comentó que él nunca vio a una mujer encerrada en esta celda, pero que muchas personas conocían el nombre del cuarto y lo que supuestamente sucedía ahí.

La revista recuerda que el propio Manson habló sobre este terrorífico lugar en una entrevista con medios de comunicación publicada en 2012. En ese entonces, el músico dijo textualmente que “si alguien es malo, puedo encerrarlo y está insonorizado”.

Estas declaraciones, las cuales fueron hechas mucho tiempo antes de que surgieran acusaciones en contra de Manson, eran tomadas como parte de la personalidad misteriosa de quien también era conocido como el “Rey de las Tinieblas”.

Además: Lady Gaga a las mujeres: si creéis que no contáis, aguantad y sed íntegras

Así lo afirmó Ashley Morgan Smithline, quien compartió tiempo con él y lo está demandando por agresión sexual y encarcelamiento ilegal, entre otros delitos.

Ella sostiene que fue víctima de encarcelamiento en la “habitación de las chicas malas”, donde Manson la obligó a estar en varias ocasiones durante el tiempo que fueron pareja.

“Al principio, lo hizo sonar genial”, dijo Smithline. “Después lo hizo sonar muy correctivo. Incluso si gritaba, nadie me escucharía”, comentó.

De acuerdo a Ashley, a Manson le gustaban las peleas físicas y con el paso del tiempo aprendió a “no luchar contra eso porque le estaba dando lo que quería’’.

“Simplemente iba a otra parte de mi cabeza”, confesó Smithline, refiriéndose al tiempo que duraba encerrada.

Marilyn Manson ha sido acusado de varios delitos por sus exparejas.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Según testimonios de varias personas, el resto del apartamento de Manson estaba decorado con sangre, esvásticas e imágenes recortadas de revistas pornográficas. “Había vag**** por todas partes”, dijo una persona que visitó su residencia en West Hollywood.

Una de las ex novias del cantante se refirió a este apartamento como un “refrigerador negro”; asimismo, otra de ellas lo llamó como un “armario de carne”.

Dentro de esta vivienda, de acuerdo a las declaraciones de varias de sus exparejas, fue donde Manson realizó varios actos de abuso físico, mental y sexual.

Estos actos provocaron en ellas episodios de ansiedad, depresión, ataques de pánico y trastorno de estrés postraumático.

Otra de sus víctimas fue Esmé Bianco, actriz que tuvo un papel secundario en la aclamada producción de HBO, Game of Thrones.

Lea también: Britney Spears: Una jueza de Los Ángeles pone fin a la tutela de la “Princesa del pop”

Ella alegó que Manson abusó verbalmente de ella en reiteradas ocasiones, la privó del sueño y la comida, la mordió, la electrocutó y azotó sin su consentimiento; asimismo, confiesa que el músico estadounidense la violó durante los dos años que duró su relación sentimental.

Añadido a esto, también relató un terrorífico episodio que vivió con Manson. Un día, el cantante la persiguió por todo el apartamento con un hacha sin razón alguna.

“Ese fue un último momento para mí”, cuenta Bianco a Rolling Stone, quien dice que se sintió “en peligro inminente para [su] vida”. Marcharme, agrega, “fue mi mejor intento de sobrevivir”, comentó.

Bianco, al igual que Ashley Morgan Smithline y Ashley Walters, demandó a Mason por agresión sexual y tráfico sexual.

A pesar de esto, sus casos aún no han sido resueltos por la justicia estadounidense, pero en septiembre de 2021 un juez desestimó una demanda similar en contra de Manson la cual fue presentada por otra mujer, quien prefirió permanecer en el anonimato.