Visite y conozca la escuela en la que han estudiado grandes artistas guatemaltecos

Este es un paseo para los amantes del arte. Acérquese a conocer la Escuela Nacional de Artes Plásticas, lugar donde se han formado grandes talentos como Antonieta Matos, César Izquierdo, Efraín Recinos, Rodolfo Abularach, Margarita Azurdia y Elmar Rojas.

Un recorrido por las aulas de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP).  Aquí han salidos reconocidos artistas guatemaltecos.  (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).
Un recorrido por las aulas de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP). Aquí han salidos reconocidos artistas guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González).

La Escuela Nacional de Artes Plásticas, ENAP es un espacio situado en una de las entradas del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. Un lugar en la que desde la entrada impresiona con esculturas como la de la controversial obra llamada No al femicidio, de Manolo Gallardo.

Pero, es solo una de las piezas  que se pueden apreciar en el jardín. También se observan los famosos murales en mosaico realizados por Leonel del Cid, entre otros detalles que son parte de la historia del arte guatemalteco.

Los estudiantes de las carreras que se ofrecen y  los asistentes de los cursos libres también disfrutan de un recorrido en que cada uno de los niveles del edificio construido en la década de 1970.

Los salones especializados  llevan los nombres de grandes exponentes del arte y se aprecian otros murales y bustos. La sala Enrique Acuña Orantes, por explicar uno de los espacios, se llama así porque impartía dibujo natural y hoy es el área especializada en las exposiciones.

La institución está abierta durante el año, regularmente en horarios de 9 a 17 horas, de lunes a viernes. Los sábados también se reciben algunos cursos.

Uno de los grandes propósitos del lugar es ser un sitio que permita a los artistas mostrar su creatividad, así que se tienen muestras frecuentes de grandes nombres del arte, así como de estudiantes y nuevos talentos.

Durante mayo, acérquese a ver la exposición 99-100, organizada por Artista de Maíz.  La exposición lleva este nombre porque se cumplen 99 años de la fundación de la escuela y además el maestro Saravia cumpliría 100 años en septiembre próximo.

“Max Saravia Gual nos dejó un gran legado y fue el principal gestor de que se construyera el edificio donde se encuentra actualmente la escuela”, dice Otto Arana, director administrativo de la ENAP.

En ella encontrará cerca de 50 obras de amigos, estudiantes y compañeros del maestro Max Saravia Gual.  Entre las que se encuentra dibujo, pintura, grabado y escultura.

Como parte de las actividades la familia del artista también recibió este mes la Orden Rafael Rodríguez Padilla, en forma póstuma.

Más de la historia

Esta institución se fundó el 30 de mayo de 1920 y al principio era conocida como la Academia Nacional de Bellas Artes

Empezó en un salón del actual Congreso de la República y también estuvo en la 8a. Avenida y 12 calle de la zona 1.  En 1948 adoptó el nombre de Escuela Nacional de Artes Plásticas, durante el gobierno de Juan José Arévalo, y el 7 de mayo de 1990, se agregó el nombre de Rafael Rodríguez Padilla, como un homenaje al maestro, artista, fundador y primer director.

En junio de 2008 fue considera Patrimonio Cultural  de la Nación.

Otro de los grandes atractivos que este año es el mural dedicado a sus fundadores, Rafael Rodríguez Padilla,  Jaime Sabartés y Hernán Martínez-Sobral.  Una obra impresionante de Leonel del Cid, que realizó con el apoyo de estudiantes de la ENAP y de Escuela Superior de Arte.

Guillermo Monsanto, dramaturgo, historiador y crítico de arte expresa que en esta escuela han pasado los artistas más lúcidos del arte guatemalteco, algunos como estudiantes y otros como catedráticos.

Entre ellos aparecen nombres como Roberto González Goyri, Dagoberto Vázquez, Guillermo Grajeda Mena, Ingrid Klussmann, así como artistas de la Generación Vértebra, como Elmar René Rojas, Roberto Cabrera y Marco Augusto Quiroa, entre otros.

Arana comenta que los más de 130 jóvenes que asisten a la Escuela actualmente tienen la oportunidad de convertirse en lo que ellos sueñas ser, artistas y gestores culturales. “La cultura es la paz de un pueblo, un pueblo sin arte es un pueblo sin paz y es importante para nuestra sociedad en este momento”, agrega.

Para Monsanto la historia de esta institución está llena de perseverancia, a base de la voluntad de quienes la han dirigido y han sobrepasado penurias porque a veces no hay presupuesto. También reconoce que esta es una buena época.

Los nuevos estudiantes de la ENAP  reciben clase con Juanmanuel Gatica, mientras aprenden  ciertas influencias del arte. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Para concluir Monsanto invita a frecuentar el lugar, por las distintas actividades y los espacios para integrarse a diferentes aficiones artísticas.

Los nuevos retos

El catedrático Juanmanuel Gatica, catedrático de ENAP expresa que es importante seguir actualizando la educación y explotar todo el potencial artístico de las nuevas generaciones.

En ese sentir la sede ha sido sede de diferente eventos dedicados a la actualización y el arte.

En mayo de 2019 se inauguró este mural inspirado en los fundadores de la ENAP. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Actualmente se tienen profesionales de la Escuela becados en México, España, Estados Unidos e Italia. Embajadas e instituciones les han dado la oportunidad y esto también motiva a otros estudiantes a superarse, agrega Gatica.

Enlaces relacionados

>El artista que se enamoró de Guatemala y lleva el mensaje de la cosmovisión maya por el mundo
>
El impresionante mural que despertó al artista guatemalteco Erick Menchú  
>Cómo vivir y expresarse a través del arte, en palabras de cuatro mujeres

0