Fundaorto cambia la vida de muchos

“Cuando los médicos de dos hospitales nacionales me dijeron que no volvería a caminar, tenía ganas hasta de morirme. Pero Dios puso un ángel en mi camino, porque el doctor me operó y no he pagado nada. Estoy muy agradecida con él, ahora ya camino con andador”, expresó Virginia Martínez, de 64 años, al hacer referencia al médico traumatólogo y ortopedista Guillermo Claverie, director de Fundaorto.

Publicado el
Guillermo Claverie, director de Fundaorto.
Guillermo Claverie, director de Fundaorto.

Martínez —quien no podía movilizarse por sí misma antes de la intervención—, así como cientos de personas afectadas con osteoartritis y de escasos recursos, han sido beneficiadas con una cirugía de alta tecnología y de rápida recuperación, gracias al apoyo de la Fundación Guatemalteco-americana de Cirugía Ortopédica Avanzada (Fundaorto), después de la cual han vuelto a llevar una vida normal.

Qué es osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad progresiva, irreversible y discapacitante que afecta, principalmente, a adultos mayores. No existen medicamentos para tratarla, solo para paliar el dolor.

Esta afección degenerativa, de la familia de la artritis, afecta el cartílago de las articulaciones que soportan el peso del cuerpo, como las de la cadera y las de la rodilla, explicó Claverie. Comienza a manifestarse con dolor, luego con pérdida de la capacidad funcional articular e inmovilidad hasta la postración.

Cirugía

La operación de implantes o artroplastia consiste en sustituir con partes metálicas —aleación de titanio y cromocobalto— y componentes plásticos de gran densidad —polietileno— las articulaciones dañadas. Estas llegan a desgastarse hasta el punto de rozar los huesos, lo que provoca un dolor insoportable. Estas prótesis son de alta flexibilidad y durabilidad.

Claverie hace énfasis en la debida capacitación del profesional que haga este tratamiento quirúrgico, para que sea efectivo y exitoso. “Se necesita efectuar un promedio de 20 operaciones al año, para ser un experto”, precisa el cirujano, quien efectúa 300 artroplastias anualmente.

Con la ayuda de fisioterapistas, el paciente puede caminar a las 24 horas de haber sido intervenido, lo que acelera la recuperación total, que puede durar de seis semanas a tres meses, según la edad.

Además, se hace un seguimiento posoperatorio individualizado a largo plazo, para evitar complicaciones. “Gracias a nuestro protocolo, solo se ha reportado 0.59 por ciento de infecciones posoperatorias, menos que en Estados Unidos, que es del 2 por ciento, lo que nos hace ser competitivos a escala mundial”, afirmó Claverie. Asimismo, se les orienta a seguir un plan nutricional saludable.

Fundaorto también imparte capacitación gratuita de reemplazo articular a médicos de hospitales nacionales.

Donación

Una artroplastia de cadera tiene un valor de Q86 mil 600, y de rodilla, Q76 mil 280 en el área privada. Pero para el individuo de escasos recursos, que llega referido a Fundaorto de un hospital nacional, esta cirugía es sin costo, que incluye los honorarios médicos. Los implantes son adquiridos por un convenio con el Ministerio de Salud Pública. Actualmente hay 400 personas en espera de ser intervenidas. Sin embargo, quien desee ser operado más rápido, costea solo los implantes, los cuales cuestan Q40 mil los de cadera, y Q35 mil los de rodilla.

Claverie ha desarrollado una técnica de reconstrucción de deformaciones severas con prótesis primarias, de bajo costo y eficiente, con la que han salido favorecidas 70 personas.

Prevención

El médico resalta que aunque hay predisposición de desarrollar osteoartritis, por causas genéticas, es fundamental prevenir su aparición al practicar ejercicio frecuente, mantener un peso adecuado, adoptar una dieta saludable, evitar el exceso de bebidas alcohólicas y abstenerse del tabaco.