10 alimentos que no deben guardarse en el refrigerador

Conozca algunos alimentos que, al almacenarnos en el refrigerador, no se mejora su conservación, sino que se altera su sabor, textura y calidad.

Archivado en:

alimentosrefrigerador
Algunos alimentos no se deben de guardar en el refrigerador. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Algunos alimentos no se deben de guardar en el refrigerador. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Regularmente se tiene la costumbre de que los alimentos, al estar almacenados en el refrigerador, tendrán más tiempo de vida útil. Sin embargo, no todos los productos necesitan las mismas condiciones de conservación. Por lo tanto, cuando se colocan en temperaturas bajas alimentos que no lo necesitan, se altera su sabor, textura y, en algunos casos, se favorece la aparición de moho.

“Al exponer ciertos alimentos a bajas temperaturas, sin que estos lo requieran, se afecta la calidad del producto. En muchos casos, ocurre pérdida de frescura, lo que se ve reflejado en la disminución de sabor, aroma o textura. Sin embargo, algunas personas asumen que, al colocar un alimento en el refrigerador, la vida útil se extiende indefinidamente y no consideran que el refrigerador solamente disminuye la velocidad de descomposición, pero no la detiene definitivamente”, explica María Fernanda López, ingeniera en alimentos.

El chef Javier Rodríguez señala que una de las características que se debe tomar en cuenta para considerar si el alimento debe refrigerarse es el tiempo en que se utilizará, ya que la temperatura del ambiente actúa como barrera para impedir la multiplicación de microbiana y producción de toxinas.

Para que los alimentos no pierdan sus características nutricionales, es importante saber cómo guardarlos. Por eso, los expertos mencionan algunos alimentos que no deben estar en refrigeración, para conservar su sabor, propiedades y calidad.

Es importante destacar que los productos que se mencionan en esta nota siempre tendrán un tiempo de caducidad, por lo que no se debe creer que nunca se van a descomponer. Asimismo, el pan o algunos vegetales, se sugiere que no se conserven en el refrigerador, sino que se coman frescos en los siguientes días luego de su compra. Por ejemplo, el proceso de maduración del tomate se dará mejor a temperatura ambiente, pero tarde o temprano se va a descomponer si no se consume.

1. Café

De acuerdo con López, lo importante del café es el aroma y frescura. No es recomendable refrigerarlo, ya que existe cierto porcentaje de humedad que puede dañar la calidad del café y causar una disminución de sabor y aroma. Lo ideal es conservarlo en un lugar fresco y donde no esté expuesto a luz solar directa para evitar la pérdida de aceites esenciales. Además, el café absorbe otros aromas muy fácilmente, entonces, al estar junto a platillos con aromas muy peculiares se perderá la característica del café.

2. Pan

El pan, al almacenarlo en la refrigeradora, genera más rápido moho. Además, el aire frío hará que se reseque, provocando la pérdida de frescura, humedad y textura. Rodríguez explica que actualmente en el mercado existen varios tipos de pan que contienen alta cantidad de preservantes, lo que permite que el proceso de aparición de moho sea más lento. Sin embargo, la calidad y frescura no es la misma. Si no consumirá el pan en mucho tiempo, lo ideal es congelarlo. Sin embargo, el tiempo tiene un tiempo de caducidad natural, el cual se alargará en el congelador, no solo manteniéndolo frío.

3. Cebolla

“Debido a la composición de las cebollas, no es recomendable guardarlas en el refrigerador, ya que absorberán la humedad del ambiente y se ablandarán. Además, serán más propensas a desarrollar mohos”, indica López. Lo recomendable es almacenarla en un lugar que no tenga humedad, ni luz solar directa.

4. Papa

El principal problema con las papas es que el frío hace que el almidón se convierta en azúcar, por lo que las hará más harinosas. Lo ideal es almacenarla en un espacio con circulación de aire fresco.

5. Ajo

Al igual que la cebolla, la cáscara de este alimento funciona como capa protectora, por lo que al guardarlo en un ambiente frío su sabor disminuye y se acelera el proceso de aparición de moho y de tallos.

6. Tomate

Las bajas temperaturas disminuyen la maduración de los tomates, por lo que su sabor dulce desaparece. “Nos hemos acostumbrado a comer tomates amargos y duros, porque con la refrigeración frenamos su madurez. Por eso es difícil conseguir el sabor de salsas hechas en restaurantes con utilizan productos frescos”, indica Rodríguez.

7. Nueces y almendras

Tanto las nueces como las almendras, al ser productos secos, si se almacenan en el refrigerador absorben la humedad y pierden su textura y dureza.

8. Quesos maduros

“Los quesos maduros deben mantenerse fuera de la refrigeradora. Estos, tienen un hongo que es característica nata del queso maduro. Al degustarlo, solo se quita el hongo y se come. Pero con el aire frío se pierde su peculiar sabor”, explica Rodríguez. El queso Brie es un ejemplo de este tipo.

9. Margarina

Considerado como uno de los productos que más se almacena en el refrigerador, la margarina debe permanecer en un ambiente fresco para que conserve su suavidad y sea más práctico untarla. De hecho, este producto usted lo encontrará en el supermercado en áreas no refrigeradas.

10. Chocolate

El chocolate es recomendable refrigerarlo únicamente cuando el clima esté muy caliente. De lo contrario, lo importante es cuidar su aroma y dulzura, por lo que al estar en un ambiente frío perderá estas características.

Contenido relacionado:

> Consejos para transportar la comida de forma segura cuando sale de viaje
> Cinco alimentos para estar con energía
> Además de agua, ¿qué más hay que beber para mantenerse saludable?

0