12 perros polícia k-9 se jubilan y van a sus nuevos hogares (una ceremonia emotiva y otros detalles)

En una emotiva ceremonia los agentes caninos se despiden de su rutina de trabajo de casi una década en contra de la delincuencia.

Publicado el
12 agentes canino dejaron fueron llevados a sus nuevos hogares donde compartirán una dinámica de hogar y familia.  (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)
12 agentes canino dejaron fueron llevados a sus nuevos hogares donde compartirán una dinámica de hogar y familia. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

Este sábado 11 de diciembre en la Escuela Centroamérica de Entrenamiento Canino (ECEC), de la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica, ubicada aproximadamente 47 kilómetros al sur de la ciudad de Guatemala se llevó a cabo una ceremonia de reconocimiento del trabajo de 12 agentes canino y fueron llevado a sus nuevos hogares en toda la ciudad.

En este lugar los perros fueron entrenados y han vivido grandes aventuras a lo largo de casi una década.   En su servicio han sido parte de operaciones en inspecciones de prisiones, búsqueda de drogas, dispositivos electrónicos y además trabajan con la División especializada en desactivación de armas y explosivos, Didae.

Luego de ser jubilados se ubica un hogar para ellos.  En ocasiones se quedan al lado de sus guías o instructores con quien ha trabajado, o bien entran a ser parte de una feria de adopciones en la cual se busca un buen lugar para ellos.

De los 12 perros que fueron adoptados este 11 de diciembre, uno se quedó con su instructor y los demás fueron a nuevas familias.   En la ceremonia se observó a los instructores despedirse emotivamente de los perros, algunos lloraron por esta separación.

A los perros se les quitó el equipo táctico y se entregó la correa a la nueva familia. También se les hizo entrega de una medalla por su servicio.

En la ceremonia los 12 perros jubilados compartieron con su nueva familia. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

La finalidad es que tengan una excelente calidad de vida y que sus últimos años sean de felicidad y plena, así que se evalúa la situación socioeconómica  y vivencial de las familias para asegurar que tendrán una alimentación segura, que tengan espacio para desestresarse.

Durante la primera fase a las familias se entregó alimento para la transición y un equipo básico para que se desarrollen en su nuevo hogar.

Parte del equipo básico que recibieron las familias para el cuidado de los perros que salen de servicio. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

Omar Buch ha pasado por el proceso de solicitud de adopción de Jack y expresa que le motiva darle a su nuevo amigo una mejor vida después del servicio que ha dado al país.  “Es un privilegio y un honor tener la oportunidad de acompañarlo en los últimos años” agregó.

También declaró que ahora le espera a Jack caminatas, hacer amigos y momentos en familia.

Parte de las medallas que recibieron los agentes caninos. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

Otra de las familias que adoptó asegura que es una oportunidad de darle una vida de familia y lejos del trabajo y cuando se enteraron del proceso no dudaron en aplicar.  “Además me da tranquilidad, paz y seguridad saber que tengo un perro entrenado valioso para la familia”, expresaron.

Los agentes caninos antes de dejar su lugar de trabajo y empezar una nueva vida. (Foto Prensa Libre: María José Bonilla)

Emely Rupper, directora adjunta de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley, INL expresó que la incorporación de perros polía  es una de las iniciativas más exitosas en la región y participan en el 85% de las operaciones antinarcóticas.  “Estos perros jubilados son los mejores y les deseamos muchos años de descanso con su nueva familia y muchos juguetes”, dijo Rupper.

Solo durante el 2021 estos agentes han sido parte de más de 40 operaciones en las que se ha incautando más de 1 mil 600 kilos de narcóticos.

¿Quiénes son los jubilados?

Aquí una breve descripción de los perros que han salido de servicio y el trabajo que hicieron durante estos años.

  • Nero, raza pastor Alemán, 9 años y 5 meses, detector de Narcótico y papel moneda.
    Trabajó en el aeropuerto La Aurora en Combex IM, logros mayores más 300 kilos en anfetamina, y más de 60 kilos de cocaína.
  • Rony, 9 años y 7 meses, Raza Pastor Belga Malinois, detector narcóticos y papel moneda.
    Logros mayores más 500 mil Quetzales incuatados.
  • Jack 2, 9 años y 8 meses, raza pastor belga malinois, detector de narcótico y papel moneda.
    Logros mayores, más de 500 mil dólares incautado.
  •  Gigi, 8 años 10 meses, raza pastor alemán, detector de narcóticos y papel moneda.
    Logros mayores, más de 20 paquetes de cocaína, y más de 480 mil dolores americanos incautados.
  • Coofe 9 años y 8 meses, raza pastor belga, detector de narcóticos y papel moneda.
    Logros mayores, más de 900 mil dólares americanos.
  • Linda, 9 años y 10 meses, raza pastor Alemán, detector narcóticos y panel moneda, logros mayores,  incautó más de 1000 kilogramos de cocaína.
  • Cezar,  10 años de servicio, formó parte del programa de prevención y demostración.
  • Charly Black,10 años y 1 mes. raza labrador retriever, incautó más de 400 kilos de cocaína, y marihuana.
  • -Basco, 10 años y 3 meses, pastor alemán, detector de narcótico y papel moneda, logros mayores, incautó más de 40 kilos de cocaína.
  • -Fargo, 10 años y 6 meses, pastor alemán. detector de narcotico y papel moneda, incautó más de 139 cápsulas de cocaína, su área fue en el el Aeropuerto la Aurora, área de Combex IN.
  • -Ciro, 10 años y 9 meses, raza pastor belga manilnois, detector de  Narcótico y papel moneda, logros mayores, incautó más de 240 kilos de cocaína
  • -Edo, 9 años y 5 meses, raza pastor belga malinois, detector de narcótico y papel moneda, logros mayores, incautó más de 70 kilos de cocaína y varios libras de marihuana.

Para la jubilación

Antes de su salida se evalúan algunos aspectos. La edad suele ser uno de los puntos principales o medulares antes de su jubilación y procesos de adopción.

A partir de los siete años los perros una evaluación de salud hecha por un médico veterinario debidamente colegiado acompañado de un especialista k-9, el profesional en medicina veterinaria pone atención específica en áreas como lo suelen ser: piel,  condición corporal, sistema locomotor, sistema digestivo, sistema cardiocirculatorio, entre otros.  Los resultados sean aptos o no aptos, los plasma en documento el cual certifica o legitima con firma y sello.

 Todos y cada uno de los perros policía propuestos para el proceso de retiro laboral, suelen ser sometidos a escenarios que concentran la misma cantidad de exigencias relacionadas a determinar el nivel de efectividad en detección, un tiempo de 20 minutos, finalizada dicha evaluación el Director de la Escuela Centroamericana de Entrenamiento Canino emite una certificación sobre efectividad en detección por cada agente canino indicando si este se encuentra apto o no.