El Yoga aporta más beneficios de los que se imagina. El 21 de junio se celebra su día

Este es el quinto año de esta fiesta internacional que invita a las personas de todas las edades a practicar una de las tradiciones más antiguas de la humanidad.

Archivado en:

meditaciónSaludYoga
El yoga es una técnica milenaria de India que gana cada día más y más seguidores. (Foto Prensa Libre: Pixibay)
El yoga es una técnica milenaria de India que gana cada día más y más seguidores. (Foto Prensa Libre: Pixibay)

Las Naciones Unidas en el 2014 proclamó el 21 de junio como Día Internacional del Yoga como un reconocimiento a su popularidad universal siendo una práctica física, mental y espiritual que se originó en la India, comenta Sanjay Banga, agregado comercial y cultural de la Embajada de India en Guatemala.

Este es el quinto año que se celebra en el mundo.  B. S. Mubarak, embajador de India en  Guatemala, comenta que en el país se han organizado diversas actividades para el viernes 21 en La Antigua Guatemala y el domingo 23 en el Campo Marte, las dos abiertas al público e invita a las personas a unirse a una práctica para relajarse, calmar el estrés y llevar una vida saludable (detalles abajo).

“El yoga fue desarrollado como una forma de lograr la armonía entre el humano y la naturaleza, el cuerpo y la mente…no es un conjunto de ejercicios sino que es la unión de consciencia individual y consciencia universal, un camino que conduce a la iluminación divina”, dice la instructora de yoga Tanya Gupta.

Yoga viene de la palabra sánscrita Yuj, que significa unirse o unir.  Existen dos conceptos de su origen, uno es mitológico donde se dice que el dios Shiva fue el fundador y otro psicológico que explica que se originó para aliviar el sufrimiento de la persona y proporcionar felicidad.

Actualmente se ha reconocido a nivel mundial que esta práctica ayuda a reducir la presión arterial y la frecuencia cardíaca, es una manera de relajarse, reduce el estrés, mejorar la coordinación y concentración e incluso se asocia que con una práctica constante, se duerme mejor.  En ocasiones es recomendada en forma paralela a un seguimiento médico cuando se pasan por etapas de ansiedad y depresión.

La única recomendación es notificar a su instructor  si se tiene un problema médico como presión arterial, glaucoma o si está embarazada, un maestro calificado será capaz de orientar en encontrar posturas seguras.

Comenzar a practicarlo

Actualmente existen diferentes academias y gimnasios que ofrecen el aprendizaje del yoga.

La mayoría de las clases duran entre 45 a 90 minutos.  Gupta expres que no hay diferentes tipos de yoga, es solo uno, pero tiene prácticas diferentes.

Cada una  de las prácticas incluye tres componentes básicos: respiración posturas y meditación.  “Es una filosofía de vida si quieres tomarlo así, también es salud física, mental y espiritual y una manera de ejercicio saludable donde se combina movimiento con respiración y hace que el cuerpo recupere su salud y bienestar”, explica Giglia Canessa,  licenciada en danza, kinesióloga, instructora de yoga y educadora lúdica.

Canessa explica que a lo largo del tiempo se han desarrollado diferentes  escalas, desde aquel que busca un trabajo corporal hasta aquellos que manejan los pensamientos.

“El gran objetivo de esta sabiduría milenaria es tener una vida sana y feliz”, agrega la experta.  Comenta que los instructores en Guatemala han hecho un gran esfuerzo por años para educar sobre el yoga y hoy empieza a tener frutos y es posible unirse a esta fiesta mundial.

Para practicar yoga regularmente se recomienda ropa cómoda y el uso de un maat o tapete aunque se puede sustituir por una toalla). (Foto Prensa Libre: Servicios)

Canessa comparte además que al practicarlo se aprenden valores comunitarios y personales. El cuerpo al estar alineado es un reflejo de uno mismo frente a la vida y nos enseña también a ser flexibles y a decir la verdad y lo que el corazón siente.

Existe diversidad de maneras de explorar el yoga en diferentes intensidades y técnicas.  Estas son algunas de las más populares:

  • Ashtanga o yoga de poder
    Es un ejercicio más exigente con un cambio de posturas constantes.
  • Bikram o yoga caliente
    Se trata de hacer posturas en una habitación calurosa, entre 35 y 37.8 grados.  La finalidad es calentar y estirar los músculos, así como purificarse a través del sudor.
  • Hatha yoga
    Es una de las más conocidas.  A nivel físico se trabajan posturas y respiraciones.
  • Integral
    Un tipo suave de yoga que podría incluir ejercicios de respiración, mantras y meditación.
  • Terapéutico
    Para trabajar posturas que buscan reestablecer la salud y la alineación del cuerpo.
  • Rocket yoga
    Una combinación más acelerada de movimientos de las series primaria, intermedia y avanzada de la tradicional
  • Iyengar
    Se presta atención a la alineación precisa del cuerpo. Las posturas son por un período más prolongados.
  • Kundalini
    Centra la respiración sobre las posturas. El objetivo es liberar la energía de la parte inferior del cuerpo y trabaja en los distintos puntos energéticos.
  • Viniyoga
    Se adapta a las necesidades y habilidades de cada persona y coordina la respiración.
  • Raja yoga
    Es dedicado a la meditación y un cambio de pensamiento.

En este breve cuadro vemos el yoga con el objetivo para relajarse, para estar en paz, para tener más bienestar interno o para trabajar específicamente el cuerpo.

Michele Simon, practica raja yoga en la organización mundial Brahma Kumaris y explica que esta forma busca cuidar los pensamientos que tienen un impacto en nuestro propio ser porque es lo que nunca aprendimos en la escuela, o en la universidad.  “Se reconoce que somos un alma en un cuerpo y esta consciencia permite trabajar en valores de vida y fortaleza que se utiliza incluso  en momentos terribles de vida”, agrega.

El yoga es una práctica que es posible realizar a cualquier edad. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Anne Bonin, directora de la Universidad Brahma Kumaris en Guatemala expresa que para ella practicar yoga ha sido una transformación interna. “Me ha permitido ver el mundo diferente a través del autodominio y alejarme de pensamientos destructivos, es una manera para sanar el interior y disfrutar de la vida”, expresa.

Esta filosofía de vida se lleva a todos los niveles y a las distintas actividades cotidianas.  Bonin agrega que una de las formas más especiales de conectarse a la conciencia incluso se logra al caminar en la naturaleza.

Los entrevistados también explican que se invita a las personas a ser vegetarianos o veganos para mejorar su práctica, en especial en las escuelas tradicionales, aunque no es un proceso obligatorio actualmente en algunas de sus técnicas.

¿En dónde celebrar?

Esta es la invitación de la Embajada de India en Guatemala en la que se reúnen diferentes organizaciones.

  • viernes 21 de junio
    A partir de las 7 horas en el Arco de Santa Catalina de la Antigua Guatemala.
    Un evento abierto a personas de todas las edades.  La entrada es libre.
  • domingo 23 de junio
    La actividad comenzará a las 8 horas en el Campo Marte.  La entrada es libre.En ambos eventos se sugiere llevar un maat o alfombra para yoga, o bien una toalla.

Contenidos relacionados:

>¿Por qué es importante visitar al ginecólogo periódicamente?
>5 beneficios que el contacto con la naturaleza le dará a su vida
>Cómo saber si necesito un coach nutricional y cómo podría ayudar a mejorar la salud

0