5 cosas que debe saber sobre la papa y 2 recetas saludables a base de este tubérculo originario de América

Todo lo que necesita saber sobre este alimento y cómo prepararlo de manera saludable.

La papa es un alimento que aporta energía y puede prepararse de muchas maneras. La clave está en crear platillos saludables. (Foto Prensa Libre: Lars Blankers / Unsplash)
La papa es un alimento que aporta energía y puede prepararse de muchas maneras. La clave está en crear platillos saludables. (Foto Prensa Libre: Lars Blankers / Unsplash)

En Guatemala y el resto de América le decimos papa, y en España, patata. Este tubérculo tan presente en gastronomías de todo el mundo aporta varios beneficios al organismo, pero también es visto con cautela por algunas personas que lo consideran un alimento poco amigable con las dietas.

Por eso, con el objetivo de despejar mitos, resolver dudas sobre su consumo y de paso proporcionar recetas de cómo prepararla de manera saludable y aprovechar todas sus bondades, aquí le compartimos todo lo que necesita saber sobre la papa.

1. Se trata de una planta herbácea

Para algunas personas es complicado definir la papa. ¿Una planta?, ¿fruta?, ¿verdura?… De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), se trata de una “planta herbácea anual de la familia de las solanáceas, originaria de América y cultivada hoy en casi todo el mundo”. Su nombre científico es Solanum Tuberosum.

También se le considera un tubérculo a la parte comestible, ya que, como la misma RAE lo indica, tubérculo es la “parte de un tallo subterráneo, o de una raíz, que engruesa considerablemente, en cuyas células se acumula una gran cantidad de sustancias de reserva, como en la patata y el boniato”.

De acuerdo con la Federación Española de la Nutrición (FEN), la patata o papa es el tubérculo de la planta del mismo nombre. Existen varias partes de la papa, y el principal criterio de clasificación que se utiliza es su color de piel (rojo, amarillo o blanco) junto con el color de la carne (amarillo o blanco).

Los tallos de la planta son de 40 a 60 cm de altura y se cultiva en regiones templadas de todo el mundo.

La papa es uno de los cultivos alimenticios más importantes en el planeta. (Foto Prensa Libre: Damien Kuhn / Unsplash).

2. Se conoce desde hace varios milenios en América

Se tienen registros de que la papa y su tubérculo comestible se conocían ya desde el año 8 mil a.C. en el sur de Perú, y fue utilizada por culturas precolombinas.

A Europa llegó en el siglo XVI con los conquistadores españoles, y al principio era considerada una planta curiosa sin uso gastronómico.

Papa es el nombre nativo en quechua dado al tubérculo de la papa, y en España se le comenzó a decir “patata” para no ofender a la Iglesia Católica, que llama Papa a su sumo pontífice.

El portal Argenpapa, dedicado a la difusión de noticias y conocimiento sobre este alimento, reseña que su expansión por Europa se dio rápidamente, y un siglo después ya era un “elemento capital” de la alimentación en Italia, Alemania, Rusia y Polonia.

Fue a principios del siglo XVII que comenzó a cultivarse de manera masiva en el Viejo Continente “para mitigar los efectos de la hambruna” derivada de la Guerra de los 30 años.

En la actualidad, el principal país productor de papa es China, y Holanda es el líder en exportaciones.

La papa, un alimento presente en culturas de todo el mundo. (Foto Prensa Libre: Danzadolume / Unsplash).

3. Sus usos gastronómicos

Dependiendo del país y la cultura, la papa puede utilizarse en la cocina de mil maneras.

“Cultivadas en casa o compradas en el mercado, las papas frescas se cuecen al horno, hervidas o fritas, y se utilizan en una asombrosa variedad de recetas: en puré, tortitas, bolas de masa, croquetas, sopas, ensaladas o gratinadas, entre muchas otras modalidades de preparación”, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su reporte Usos de la papa, del 2008 (Año Internacional de la Papa).

Una de sus preparaciones más populares en todo el mundo son las papas fritas, que no son precisamente su opción más saludable. ¿Sabía que a este popular aperitivo o acompañamiento también se le llama “papas a la francesa”? Esto se debe a que Francia dice ser el inventor de este plato, aunque es una afirmación disputada con su vecino Bélgica, donde es un plato nacional.

Lo cierto es que su preparación frita ya se documentaba desde el siglo XVII, y en la actualidad en cada región las papas fritas se preparan de diferentes formas.

Muchas preparaciones de la papa son tan simples como poner a la parrilla y condimentar. (Foto Prensa Libre: Monika Grabkowska / Unsplash).

4. Sus beneficios

La papa es rica en potasio, vitamina C, B6 y carotenoides, según la FEN. El potasio sirve para regular el agua dentro y fuera de las células, la vitamina C es necesaria para formar vasos sanguíneos, cartílagos y músculos, entre otras funciones; la B6 es esencial para el buen funcionamiento de las enzimas e influye en el desarrollo del cerebro durante el embarazo y la infancia; y los carotenoides son antioxidantes y ayudan a preservar la vista.

Este alimento también ayuda a combatir el estreñimiento si se consume hervida o al vapor, y también beneficia al sistema cardiovascular, debido a que tiene alto contenido de ácido clorogénico.

Otro uso popular de la papa, debido a que tiene alto contenido de agua, es que ayuda a mantener la piel hidratada y desinflamada, esto también en parte por la vitamina C que brinda al organismo.

De acuerdo con la FEN, por cada 100 g de porción comestible de papa, se aportan 88 calorías, 2.5 g de proteínas, 0.2 de grasa, 2 g de fibra y 18 g de carbohidratos.

5. Cómo consumirla de manera saludable

El conflicto que algunas personas tienen con la papa es que, debido a que es un alimento alto en carbohidratos, consideran que no es útil al momento de adelgazar, pero los expertos en nutrición indican que todo depende de si se consumen de manera balanceada y si se preparan como parte de un plato saludable. Además, los carbohidratos que aporta la papa son una excelente fuente de energía, algo que viene bien a quienes tienen una alta actividad física diaria o hacen ejercicio intenso.

“Todo depende del consumo del día de todos los macronutrientes, es decir, los carbohidratos, proteína y grasas”, dice la nutricionista María Fernanda Cabrera. “Y esto varía de persona en persona”, agrega.

De acuerdo con la experta, una persona saludable que necesita 2 mil calorías diarias “puede incluir un 50 a 55 por ciento de carbohidratos al día en su dieta, y ese aporte de carbohidratos puede incluir papa”.

También recomienda preparar la papa hervida, salteada, cocida o al horno. “Si es frita, lógicamente tendrá más calorías provenientes de la grasa para freírla, y son grasas no saludables”, añade.

No le tenga miedo a la papa. Si la prepara de manera saludable y la introduce en platos sanos, le dará muchos beneficios. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Recetas a base de papa

Para demostrar que, además de versátil, la papa puede ser un alimento saludable, el chef Luis Castillo de la academia Chefs Center Alta Cocina comparte dos recetas deliciosas y fáciles de preparar a base de este tubérculo.

Los ingredientes pueden adquirirse en cualquier mercado o supermercado y no requieren de mucha inversión. ¿Se anima a prepararlos?

Ensalada saludable con papa

Ingredientes:

  • 1 taza de papa en cubos
  • 1 taza de zanahoria en cubos
  • ½ taza de ejote
  • 1 taza de queso fresco
  • ¼ taza de aceitunas negras
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 3 cucharadas de perejil
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharada de alcaparras
  • ½ taza de yogur natural

Procedimiento:

Ponemos a cocer los vegetales por separados en agua hirviendo por 6 minutos. Después de cocinarlos los pasamos por agua fría y vamos reservando en una ensaladera.

Mezclamos aceite de oliva con yogur natural, perejil y alcaparras; sazonamos al gusto incorporamos a la mezcla de vegetales y servimos decorando con cubos de queso fresco.

Gratín de papa con espinaca

Ingredientes:

  • 1 taza de papa en ruedas
  • 1 taza de espinaca cocida
  • 3 cucharadas de cebolla
  • 2 ajos
  • 3 cucharadas de cilantro
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de leche descremada
  • 1 taza de queso parmesano
  • Sal y pimienta

Procedimiento:

Calentamos el aceite de oliva y agregamos la cebolla, ajo y cilantro. Cuando esté dorado incorporamos las papas con la espinaca; dejamos que dore.

Por aparte disolvemos harina en la leche, incorporamos a las papas que se están salteando y dejamos cocinar por 10 minutos a fuego bajo hasta que espese. Sazonamos al gusto y lo llevamos a un pírex para hornear; colocamos queso parmesano y horneamos por 10 minutos a 200°c. Servimos con pan tostado.

 

Contenido relacionado:

>3 recetas a base de tomate

>La verdad acerca de la jugoterapia

>5 maneras de preparar un delicioso guacamol

0