5 razones por las que su hijo no se come su refacción en el colegio

Si ha notado que a pesar de sus esfuerzos, los más pequeños de su hogar regresan el contenido de su lonchera a su casa después de la jornada de estudios, puede que esté pasando por alguna de estas situaciones.

Archivado en:

alimentaciónconsejos
Independientemente de si su hijo es un niño pequeño o un adolescente, usted puede tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formarle buenos hábitos alimenticios. (Foto Prensa Libre: Servicios)
Independientemente de si su hijo es un niño pequeño o un adolescente, usted puede tomar las medidas necesarias para mejorar su nutrición y formarle buenos hábitos alimenticios. (Foto Prensa Libre: Servicios)

Seguramente usted se preocupa por darle a su hijo una buena alimentación y procura que lo que consuma dentro y fuera del hogar le aporte los nutrientes necesarios para un buen desarrollo. Sin embargo, puede que la respuesta de él no sea siempre la esperada y que en algunas ocasiones regrese la comida que usted le prepara a casa. ¿Qué sucede? Aquí le compartimos algunas de las causas:

1. No le gustan

Es bastante común que a los niños no les gusten las frutas o verduras. Sin embargo, como padre de familia, sabiendo la importancia de una dieta balanceada, usted puede buscar alternativas con el objetivo de cuidar la alimentación de los pequeños de su hogar. En lugares donde venden utensilios de cocina podrá encontrar cortadores especiales con forma de estrellas, lunas, animales, etcétera. Además, existen cientos de tutoriales en internet que le permitirán saber cómo preparar una lonchera atractiva a la vista del niño, acomodando los trozos de frutas o verduras para que por ejemplo, parezcan uno de sus personajes favoritos de películas.

 

2. Comparte alimentos con sus compañeros

Es probable que alguno de los compañeros de sus hijos lleve comida extra en su lonchera y comparta con sus amigos o que entre el grupo se intercambien alimentos. De ser así puede que algunas veces se llene muy pronto y por eso regrese parte de su refacción. Para no desperdiciar alimentos puede explicarle que las frutas y verduras se descomponen mucho antes que los productos como galletas y refrescos, y que lo mejor es que inicie consumiendo los primeros. Además, aproveche para hacer comentarios positivos respecto a compartir con los demás.

3. Es víctima de burlas

Los niños no están conscientes de la importancia de una dieta sana. Es por eso que es posible que si su hijo lleva comida distinta a la del resto de compañeros de clase o en lugar de snacks y productos envasados su  lonchera contiene alimentos como frutas, semillas o verduras, reciba comentarios negativos o de burlas al respecto. Si usted está consciente de ello es importante que contacte a las autoridades del colegio y reporte lo sucedido para ponerle punto y final a la situación.

Además, procure que desde pequeño su hijo tenga una relación sana con la comida y sepa los beneficios y la importancia de consumir frutas y verduras. La psicóloga Claudia Huerta sugiere que hable con él para empoderarlo y que esté seguros de sus propias ideas, factor que hará que no se sienta cohibido, triste o que cambie sus hábitos por la opinión de otros niños.

4. Las porciones no son adecuadas

Otra de las causas de esta situación puede ser que la cantidad de comida que coloca en la lonchera de su pequeño no es la adecuada. Analice el tipo de alimentos que le prepara y racione las porciones para que también pueda comer las frutas y no coma únicamente un sándwich.

5. Prefiere comprar alimentos

Si usted le da dinero a sus hijo es muy probable que prefiera comprar cosas en la tienda, antes de consumir los alimentos que le envíe desde casa. Lo más recomendable es que únicamente le dé dinero un día y en cantidades adecuadas para evitar este problema y asegurarse de que coma de forma balanceada y sana.

Algunas recomendaciones

  1. No sea radical: Aunque es comprensible que usted quiera que sus hijos coman bien, recuerde que son niños y es normal que por ejemplo, les gusten los alimentos dulces. De vez en cuando deles un gusto.
  2. Infórmelos: Como se mencionaba anteriormente, es importante que desde pequeños sus hijos tengan una relación saludable con la comida y tengan claro qué alimentos son importantes y beneficiosos.

Contenido relacionado:

> ¿Cuánta agua es recomendable beber al día?

> Además de agua, ¿qué hay que beber para estar saludable?

> ¿Cómo evitar la deshidratación? 

0