Beneficios de las mascarillas faciales en nuestra piel

Todos los días, es necesario que limpiemos nuestra piel, pues se trata del órgano más grande de nuestro cuerpo y cumple con distintas funciones, como la protección de agentes externos. Las mascarillas forman parte de la rutina de limpieza.

(Foto Prensa Libre: Servicios).
(Foto Prensa Libre: Servicios).

Seguramente, alguna vez ha escuchado sobre lo importante que es cuidar nuestra piel, que debemos limpiar nuestro rostro y aplicar cremas y bloqueador solar, entre otras medidas que deberían formar parte de la rutina diaria. Y no es para menos, ya que se trata del órgano más grande del cuerpo y el único que tiene contacto con el exterior, por lo que se encarga de protegernos de agentes externos, eliminar residuos, mantener la temperatura corporal y la generación de vitamina D para el fortalecimiento de nuestros huesos, entre otras funciones.

El cuidado de la piel nos corresponde a todos y es necesario que los adoptemos desde la niñez. De acuerdo con Horacio Paredes, dermatólogo, es importante que aprendamos a tener una rutina de cuidados, la cual toma solamente unos minutos. “Lo más importante para cuidar la piel es limpiarla, purificarla, hidratarla e iluminarla para que se mantenga sana y tersa”, dice.

Es importante lavar el rostro con un jabón neutro. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Asimismo, menciona que los cuidados más importantes deben ser durante la mañana: en el baño, utilice un jabón hidratante que lo absorba su piel, principalmente si padece de resequedad. También recomienda utilizar cremas hidratantes y protector solar.

La crema es importante para hidratar la piel. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Es importante que, en nuestra rutina, no nos olvidemos del protector solar, sin importar qué tan expuestos estemos a la luz solar. Lucía Pérez, maquillista profesional de Glam Studio, explica que la luz de los ambientes en cualquier interior, así como la luz de las computadoras y dispositivos móviles, afecta la piel y promueve la aparición de manchas. Además, existe el mito de que en días nublados no es necesario utilizarlo, sin embargo, Pérez explica que en estos casos se produce un efecto espejo y puede afectar la piel.

El protector solar es indispensable en nuestra rutina de cuidados, aunque esté nublado o estemos en ambientes interiores. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para Edith Tobías Achtmann, dermatóloga y patóloga, debe aplicarse protector solar a las 7, a las 11 y a las 15 horas, y este debe tener un Factor de Protector Solar (FPS) arriba de 50, debido al nivel de radiación. Además, la dermatóloga recomienda las siguientes medidas: limpie su rostro por la mañana y por la noche con un jabón neutro; aplique una crema humectante que contenga vitaminas E y D; beba al menos dos litros de agua al día; realice ejercicio diariamente y, al utilizar productos cosméticos, revise que estén médicamente aprobados y tengan fecha de expiración.

La hidratación es necesaria para nuestra piel, por ello debe beber al menos 2 litros diarios, dice Tobías Atchman. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Nuestra carta de presentación

Y, aunque es importante cuidar la piel en general, debemos prestar especial atención a nuestro rostro. “La piel del rostro es nuestra carta de presentación porque dice cómo nos vemos, cómo nos sentimos y cómo nos expresamos. Por ello es muy importante su cuidado diario, ya que representa múltiples beneficios para mejorar el aspecto externo”, explica Paredes.

“Nuestro rostro es nuestra carta de presentación”, dice Paredes. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Así que la limpieza facial diaria es necesaria para no obstruir la respiración de los poros, es decir, la entrada de oxígeno a nuestra piel, dice Tobías Atchman. “Si los poros son obstruidos, la piel es incapaz de eliminar impurezas y, en consecuencia, se vuelve grasa y sale acné”, explica. Además, cabe recordar que la limpieza debe ser adecuada al tipo de piel, pues, si esto se omite, podría favorecer el aparecimiento de procesos infecciosos.

Si usted se maquilla, es importante que retire el producto todos los días. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Mascarillas faciales

Además de las rutinas diarias de limpieza facial, hay quienes cuidan un poco más la piel de su rostro y, paulatinamente, se aplican mascarillas de acuerdo con sus necesidades. “Este es un producto cosmético que tiene diferentes funciones en la piel; algunas son para hidratar, otras para tonificar y, las más comunes, son para limpieza”, dice Paredes.

Las mascarillas faciales complementan la limpieza del rostro. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Estas consisten en un tratamiento para el cutis que, generalmente, liberan la piel de impurezas y la mantienen más sana. Gracias a los químicos, al aplicarlas se extraen las toxinas, la grasa y el maquillaje; hay algunas hidratantes que dejan la sensación de suavidad, manteniendo la humedad en las capas de la piel.

Los profesionales en dermatología examinarán su piel y le darán el tratamiento adecuado a sus necesidades. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Pero no todas las mascarillas son para todo tipo de piel, porque todos los pacientes tienen distintas necesidades. Hay quienes tienen problemas de manchas, puntos negros, resequedad, deshidratación o rojeces, así que lo recomendable es acudir con profesionales para que se le asigne el tratamiento que necesita.

Si tiene un problema de resequedad, las mascarillas podrían ser un tratamiento para usted. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En la clínica, se evalúa el tipo de piel y, según la necesidad, esa es la mascarilla que se le aplica. “En personas mayores, por ejemplo, tienen piel envejecida porque pierden agua y presentan arrugas finas y pequeñas manchas; su piel necesita ser iluminada e hidratada”, explica Paredes.

Las mascarillas faciales mejoran el aspecto de su rostro. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Una de las mascarillas más comunes es la de limpieza facial cuya principal función es la eliminación de impurezas. Al aplicarla, se exfolia la piel y se eliminan las células muertas. Además, hidrata el rostro y nutre las capas, a la vez que aporta luminosidad. Estas son recomendadas en personas que utilizan polvos para maquillarse, ya que con ellos obstruyen sus poros, por lo que es importante que se realicen limpiezas faciales. Paredes recomienda incluir un tónico en la rutina de limpieza y una loción astringente para quitar las sales.

(Foto Prensa Libre: Servicios).

Si los resultados no son los esperados, Paredes recomienda que visite un dermatólogo ya que podría necesitar tratamientos de limpieza más profundos como el peeling químico, el cual levanta capas superficiales y renueva las células, rejuveneciendo la piel de su rostro.

Si los problemas continúan después de la aplicación de mascarillas faciales, acuda con especialistas. (Foto Prensa Libre: Servicios).

 

Contenido relacionado:

>Limpiar el rostro es un hábito necesario. Acá le contamos cómo hacerlo

>Remedios caseros para combatir la caspa

>¿Qué le dicen sobre su salud las uñas, piel y cabello?

0