Cocina con flores: platillos fuera de lo común

La creatividad en la cocina no tiene límites, y una prueba de ello son estas tres recetas que incluyen flores y plantas comestibles, como sus ingredientes principales.

Las flores en los platillos aportan originalidad y son de beneficio a la salud por las vitaminas que contienen. (Foto Prensa Libre: Servicios).
Las flores en los platillos aportan originalidad y son de beneficio a la salud por las vitaminas que contienen. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Cierre los ojos e imagine que llega a la casa de su mejor amigo o amiga y lo recibe con una exquisita cena en la que destacan los colores y los aromas de lavanda, rosas, manzanilla y menta. Sin duda, estos platillos serán una explosión de sabor y sensaciones nuevas para su paladar.

Las flores comestibles siempre han sido utilizadas en la gastronomía como un complemento de la presentación de los platillos culinarios. Debido a las nuevas tendencias en la cocina saludable, ahora son más las personas que las incorporan a sus preparaciones diarias, pues estas plantas aportan más originalidad.

Añadir a los platillos hierbas aromáticas no solo los hace más atractivos y gurmé, sino que también le dan un toque exótico y único, dice la chef Sofía Coronado, del Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap). La experta asegura que las plantas más populares para la cocina son menta, lavanda, romero, cilantro, salvia y arúgula, entre otras.

Beneficios

Otro beneficio importante de esta tendencia gastronómica radica en su aporte nutricional, ya que la mayoría de estas flores contienen vitamina A —ayuda al buen funcionamiento de los tejidos—, vitamina B —brinda vitalidad y energía—, vitamina C —previene infecciones y estimula la cicatrización— y vitamina D —controla el calcio en el organismo y es indispensable para el buen mantenimiento de los dientes y huesos—.

La nutricionista Michelle Duarte recomienda incluir al menos una taza de cualquier planta o flor comestible en la alimentación diaria, ya sea en ensaladas o licuados. Se pueden consumir solas o combinarlas con cualquier otro alimento, a fin de potenciar sus beneficios. Por ejemplo, si se les agrega limón, este ayudará a la absorción de hierro.

Un detalle importante es que si la persona toma algún medicamento o padece de alergias recurrentes, antes de incorporar las flores a su dieta, deberá consultarlo con un médico. También es necesario que un experto en nutrición le sugiera qué flores puede consumir.

La flor de jamaica, que encuentra en supermercados es útil para agregar a sus platillos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

En Guatemala hay disponible una gran variedad de plantas comestibles que forman parte de la gastronomía local, como la flor de izote, rosa de Jamaica, quelite y flor de pito, pero también puede experimentar con otras como las rosas, jazmín y lavanda.

En los mercados locales encontrará muchas flores comestibles, pero se recomienda comprarlas cuando sus flores y tallos no estén marchitos. Al llegar a la casa, debe desinfectarlas de manera adecuada. Para esto puede utilizar cloro o agua con sal.

A continuación, le presentamos algunas recetas que incluyen flores y sus ingredientes principales:

Robalo marinado con infusión de manzanilla y mantequilla de flores

La infusión con flores de manzanilla le dará un aroma irresistible al platillo. (Foto Hemeroteca PL).

INGREDIENTES

  • 6 onzas de filete de robalo.
  • Para la marinada: 3 onzas de infusión de manzanilla, 1 cucharada de aceite de oliva, limón, eneldo, sal y pimienta.
  • Para la mantequilla de flores: 30 gramos de diferentes pétalos de flores deshidratadas (buganvilias, manzanilla, capuchina, flores de cilantro), 3 onzas de mantequilla cremada, 5 gramos de perejil deshidratado, sal y pimienta.
  • Para el puré de papa con flores de calabaza: 3 onzas de papas cocidas, 1 onza de crema, 1 onza de flor de calabaza blanqueada, pizca de nuez moscada, sal y pimienta.

PREPARACIÓN

Prepare una infusión con flores de manzanilla y deje enfriar. Agregue aceite de oliva, unas gotitas de limón y el eneldo. Sazone el filete de pescado con esta marinada. Cocine a fuego lento.

Saltee las flores de calabaza y agregue las papas hechas puré. Añadir nuez moscada, sal y pimienta.

Bata la mantequilla durante dos o tres minutos hasta que esté suave, y después, sin dejar de batir, añada poco a poco el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea. Añada los pétalos de flores, sal y pimienta al gusto.

Colocar en un plato el puré de papa, el filete de pescado y decorar con la mantequilla.

Cannoli relleno de crema de lavanda

El principal ingrediente de este platillo son las hojas de lavanda y el ron (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

INGREDIENTES

Para la pasta de cannoli:

  • 1 1/2 onza de harina suave
  • 1 cucharadita de mantequilla de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de azúcar glass
  • 1 cucharada de licor de almendra
  • aceite de oliva y aceite para freír

Para el relleno

  • 1 1/2 onza de queso mascarpone
  • azúcar glass al gusto
  • flores de lavanda
  • flores de menta, hojas de menta para decorar
  • 1 cucharada de almíbar de lavanda.

Para el almíbar de lavanda

  • 1 1/2 onzas de azúcar
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharada de ron blanco
  • hojas de lavanda.

PREPARACIÓN

Haga una pileta con la harina y agregue en el centro todos los demás ingredientes para los cannolis. Mezcle hasta incorporar y refrigere por 15 minutos. Con la ayuda de un bolillo, estire la pasta y corte en círculos. Fría en abundante aceite a una temperatura de 160 grados centígrados hasta que estén crocantes. Coloque sobre papel absorbente y reserve.

Para el almíbar, ponga a hervir el azúcar, el agua, las hojas de lavanda y el ron.

Para el relleno, bata el queso y agregue el almíbar de lavanda juntamente con algunas flores. Rellene con esta mezcla los cannolis. Sírvalos y báñelos con el almíbar restante.

Carpaccio de flores de chipilín y cebollín

El queso y urúgula le darán un sabor único a su platillo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

INGREDIENTES

  • 12 onzas de centro de lomito congelado
  • 1/2 onza de arúgula, flores de chipilín
  • 1 cucharadita de alcaparras baby
  • 1 cucharada de flores de cebollín
  • 1 cucharada de cebollas de brunoise
  • 1 cucharada de virutas de queso parmesano.

Para la vinagreta:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de miel.

PREPARACIÓN

Para la vinagreta, mezcle en un tazón el vinagre y la miel. Incorpore en forma de hilo el aceite y bata hasta obtener una mezcla homogénea. Sazone al gusto.

Corte el lomito en finas lascas y colóquelo sobre un plato. Agregue de forma decorativa las flores y la vinagreta. Por último, añada el queso parmesano y la arúgula.