Cómo escoger el mejor plato para su perro

Los perros tienen distintas necesidades y escoger su plato es tan importante como saber escoger su comida. Se debe tomar en cuenta su comodidad y cómo influirá en su digestión.

¡No es tan sencillo como parece! Hay que saber escoger el plato ideal para su mascota. (Foto Prensa Libre: Servicios).
¡No es tan sencillo como parece! Hay que saber escoger el plato ideal para su mascota. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Una buena alimentación es esencial para el bienestar de nuestras mascotas. A través de esta es posible aportarle los mejores nutrientes que satisfacen necesidades relacionadas con el crecimiento y la prevención de enfermedades.

Para Ernesto Mejicanos, médico veterinario, debemos darle la mejor calidad de alimento posible, el que esté en nuestro presupuesto. “Si decidimos tener una mascota, debemos saber que hay gastos que considerar”, señala.

Al escoger su alimento debemos conocer la diferenciación básica para suplir sus necesidades. Mejicanos indica que es según la edad y otros factores como la raza, el tamaño y el estilo de vida. “También existen perros que tienen algunas alergias alimenticias y necesitan otro tipo de alimentos”, añade.

Lo mismo sucede con aquellos que padecen enfermedades y, por ende, tienen necesidades específicas que deben cubrir a través de una buena nutrición.

Su mascota no debería consumir sobras de alimentos para humanos. Evite darle huesos de pollo, ya que estos se rompen y podrían provocar daños internos en el organismo de su perro.

Más allá del alimento

Para la salud de su mascota debe tomar en cuenta las porciones por día y la cantidad que se le da. Consulte con un veterinario ya que la cantidad de la porción dependerá del tamaño de su perro. El veterinario Donald Jiménez, comenta que los perros siempre deben comer dos veces al día para regular su PH estomacal. Para una correcta digestión, debe descansar luego de haber comido.

Otro elemento importante que debe tomar en cuenta es el plato, una herramienta especial para la mascota que necesita medidas de higiene. Jiménez indica que este debe estar diseñado especialmente para el perro y no uno improvisado.

Lo recomendable, de acuerdo con Jiménez, es limpiar el plato dos veces al día con detergente, cloro o líquidos desinfectantes para alimentos. “Si no los limpiamos, este es foco de infección para la boca del perro. Evite que las bacterias colonicen los recipientes de agua y comida, los cuales no son estériles y podrían provocar infecciones en su mascota”, expone.

Cuál comprar

Debe considerar las características anatómicas, el estilo de vida y la manera en que se alimenta el can. ¿Ya lo había tomado en cuenta? Pregúntese cómo es el hocico, la estatura e incluso la velocidad a la que come. Esto le ayudará a saber escoger el plato ideal.

En el caso de las razas branquiocefálicas (céfalo acortado), sus características anatómicas les dificulta la deglución cuando se trata de platos muy hondos. Jiménez aconseja que, si tiene un perro de raza bóxer, buldog, pug, shitzu y similares, compre un plato ancho, con la amplitud necesaria para que su mascota tenga movilidad al comer.

Asegúrese de comprar un plato ancho si su pero es branquiocefálico. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Para los perros con orejas largas como los Basset hound, lo ideal es un plato angosto, donde únicamente le quepa el hocico y que las orejas no interfieran mientras come.

Según el tamaño del perro

Hay perros muy altos, de razas grandes, aquellos que pesan arriba de 50 libras. Para ellos, tener los platos sobre el suelo podría provocarles problemas digestivos. “Cuando comen y bajan la cabeza, les puede entrar aire y esto predispone a que se afecten del estómago. Se recomienda que los recipientes estén a 20 centímetros del suelo”, afirma Jiménez. En tiendas de mascotas puede adquirir artefactos que eleven el nivel del plato.

Si su perro es muy grande, compre un artefacto que eleve la altura de los platos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Velocidad a la que come

Si observa que su perro come muy rápido, hay platos que están diseñados con laberintos para garantizar que su mascota coma más lento, lo cual mejora su digestión. “Este proceso inicia en la boca, por medio de la deglución. Comer más lento ayuda a que el can libere enzimas en otros órganos mientras mastica y ve su comida”, agrega.

Esto implica que el perro asimile mejor los nutrientes y evite el desarrollo de problemas pulmonares, así como problemas de eructos y ventosidades.

¿Qué material escoger?

Cuando conocemos las características anteriores, es momento de elegir el plato adecuado. Y surge la duda de ¿qué material escoger? Podemos ver plásticos, de acero inoxidable o incluso de cerámica.

Evalúe el material del plato según las características de su mascota. ¿Es juguetón? ¿Desplaza el plato al comer? (Foto Prensa Libre: Servicios).

Evalúe la personalidad de su mascota. Si esta es muy eléctrica y juguetona, uno de plástico podría no ser el indicado, ya que lo rompería con facil

Los de cerámica son ideales para aquellos que, al comer, se mueven mucho y desplazan el plato.

Para Donald Jiménez, los platos de acero inoxidable suelen superar las expectativas de la mayoría, ya que son duraderos y, gracias a la goma antideslizante, es difícil que se mueva.

Recuerde que el bienestar de su mascota es prioridad y la elección del plato es tan importante como la elección de un buen alimento. ¡Busque el recipiente ideal para su perro!

 

Contenido relacionado:

>Ventajas y desventajas de dar alimento húmedo a mi mascota

>Alimentos holísticos para su mascota

>Ejercicios para mantener a tu perro sano y fuerte

0